Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 14 agosto 2020
14:00
h

Liñares arroja la toalla como alcalde socialista de Cerceda

El PSOE coruñés agradeció al regidor la transformación que acometió del concello en el cuarto de siglo que estuvo al frente

Resistió con el bastón de mando hasta el último minuto pero, finalmente, acabó arrojando la toalla por los problemas judiciales. Así, el alcalde socialista del ayuntamiento coruñés de Cerceda, José García Liñares, anunció ayer su dimisión justo una semana después de que la Audiencia Provincial de A Coruña ratificase su inhabilitación durante ocho años por un delito de prevaricación administrativa.

El propio José García Liñares confirmó, en declaraciones a Efe, que su dimisión del cargo se hará efectiva "en unos días".

En una comparecencia ante la prensa, el regidor expresó que, aunque no entiende la sentencia, la acatará con su dimisión "irrevocable" que se realizará, como muy tarde, en quince o veinte días.

La sentencia de la sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña desestimó el recurso de apelación interpuesto por el regidor y el arquitecto técnico del Ayuntamiento de Cerceda contra la resolución del Juzgado de lo Penal número 2 de A Coruña que los condenó por irregularidades en la contratación de las obras del jardín botánico.

El ya ex alcalde manifestó que no ha sido condenado por aprovecharse de su cargo ni por enriquecerse sino por un proceso administrativo. El Partido Popular fue el que interpuso la denuncia en Fiscalía. Los conservadores y el BNG exigieron esta semana su inmediata dimisión.

Mientras, la dirección del PSOE provincial de A Coruña agradeció al dimisionario su labor durante alrededor de 25 años por haber contribuido a "transformar" el municipio.

Fuentes del PSOE local hicieron esas declaraciones inmediatamente después de que García Liñares anunciase este martes su dimisión. El regidor solicitó la suspensión de la militancia del PSOE en 2018 hasta que se resolviese la causa judicial por irregularidades en la contratación de las mencionadas obras del jardín botánico.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia informó el miércoles pasado de que la Audiencia provincial de A Coruña había desestimado el recurso de apelación.

Arquitecto técnico de profesión, Liñares se hizo con el bastón de mando en el verano de 1992 tras prosperar la moción de censura contra su compañero de filas Jesús Orgeira. Para su triunfo no sólo contó con los votos de parte de los ediles de la formación del puño y la rosa, sino también con los del Partido Popular. Además, fue presidente de la Federación Gallega de Fútbol. En todo caso, su intento de ser reelegido para el cargo acabó en fracaso frente al popular pontevedrés Rafael Louzán.

15 ene 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito