Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 02 diciembre 2021
02:15
h
Proyecto de National Geographic

Lingüistas crean diccionarios con voz para salvar las lenguas en peligro de extinción

Los lingüistas del proyecto de National Geographic, 'Enduring Voices', están intentando documentar y revitalizar estas lenguas mediante una nueva herramienta eficaz: los diccionarios con voz. Estos diccionarios, que han sido presentados en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), en Vancouver, contienen más de 32.000 entradas de palabras en ocho idiomas en peligro de extinción, más de 24.000 grabaciones de audio de hablantes nativos, y fotografías.

De las casi 7.000 lenguas que se hablan actualmente en la Tierra, más de la mitad pueden desaparecer a finales de siglo, víctimas de los cambios culturales, la vergüenza étnica, la represión del gobierno y otros factores. Los becarios del Nacional Geographic, K. David Harrison y Gregory Anderson, los lingüistas que están creando estos diccionarios, afirman que es la primera vez que algunas de estas lenguas han sido grabadas o escritas.

Harrison, profesor de lingüística en el Swarthmore College, y Anderson, presidente del Instituto de Lenguas Vivas para los Idiomas en Peligro de Extinción, han viajado a algunos de los rincones más remotos de la Tierra, visitando puntos de acceso de idiomas y buscando a los últimos hablantes de lenguas que se desvanecen. Estos últimos hablantes y su patrimonio cultural amenazado han sido fotografiados por Chris Rainier.

En ocasiones, el equipo se ha encontrado con lenguas aun no conocidas por la ciencia ya que, en 2010, se anunció en National Geographic la primera documentación de un lenguaje en peligro de extinción conocido como Koro, hablado por unos pocos cientos de personas en el noreste de la India.

"Las comunidades con idiomas en peligro de extinción están adoptando la tecnología digital para ayudar a su supervivencia, y hacer que sus voces sean escuchadas en todo el mundo", afirma Harrison, quien añade que "este es un efecto positivo de la globalización".

La reunión de la AAAS presentó un panel sobre el uso de las herramientas digitales para salvar las lenguas, entre las que incluyeron el caso de Alfred "Bud" Lane, uno de los pocos que hablan con fluidez el idioma de los nativos americanos conocido como Siletz Dee-ni, hablado en Oregon. "El diccionario con voz es, y será, uno de los mejores recursos para mantener viva la lengua Siletz," afirma Lane.

Además de Siletz (http://siletz.swarthmore.edu) los nuevos diccionarios también incluyen el Matukar Panau, una lengua oceánica de Papua Nueva Guinea --con sólo 600 hablantes-- hasta que el equipo comenzara a documentar esta lengua hace tres años, ésta no había sido grabada o escrita; el Chamacoco, una lengua hablada por 1.200 personas en el remoto desierto del norte de Paraguay (http://chamacoco.swarthmore.edu); el Remo, una lengua en peligro de extinción y muy mal documentada, en la India (http://remo.swarthmore.edu); Sora, una lengua tribal de la India (http://sora.swarthmore.edu); Ho, otra lengua tribal también de la India, con cerca de un millón de hablantes, pero bajo la presión de las grandes lenguas (http://ho.swarthmore.edu), y Tuva, una lengua indígena hablada por pueblos nómadas en Siberia y Mongolia (http://tuvan.swarthmore.edu).

Los expertos también han dedicado otro diccionario a las lenguas celtas y más están en producción.

17 feb 2012 / 17:45
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito