Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 02 junio 2020
02:59
h

Los nuestros

Esta es la historia de dos hermanos que, como muchos otros gallegos, decidieron emigrar a Argentina. Los betanceiros Juan y Jesús García Naveira trabajaron sin descanso para convertirse en grandes hombres de provecho

En la localidad gallega de Betanzos en 1849 y 1853 en la calle Ribera fueron bautizados estos hermanos en la parroquia de la misma ciudad. Juan Mª García Naveira era el primogénito de los cuatro hijos que tendría Joaquina Naveira López de su primer matrimonio con José García Camposa. Jesús nacería cuatro años después y le seguirían Ricardo y Antonia que fue su única hija. En 1869, Juan decide emprender el viaje a Argentina en donde se instalará y recibirá a su hermano Jesús. Juan se casará con María Iribarne Lascost con la que tendrá tres hijos, Águeda, Joaquina y Jesús. Jesús lo hará con Carmen Etcheverría y Olaverri, pero no tendrán hijos.

Serán socios en distintas empresas y con el paso de los años se convertirán en grandes hombres de negocios en Argentina. Participarán en negocios y en empresas de diversa índole, y al mismo tiempo serán consejeros en distintos bancos y empresas. Viajan con frecuencia al extranjero...

Fue en el año 1900 cuando ya tenían construida su casa modernista en la Plaza García y el Ayuntamiento de Betanzos solicitó para ellos la Cruz del Orden Civil de la Beneficencia. Se convertirán en grandes hombres de prestigio tanto fuera como dentro de nuestras fronteras. Y regresarán a España varias veces aprovechando los distintos viajes para poder así conocer los diversos países del Viejo Continente. Es al volver cuando don Juan se instalará en Madrid pasando sus veranos en su ciudad natal, y a partir de 1893, regresa a Galicia instalándose primero en A Coruña y más tarde en Betanzos. Juan García Naveira regresó a su Betanzos natal cuando contaba 42 años de edad y junto a su hermano llegó a emprender numerosos proyectos sociales como un asilo o escuelas... La vida de estos hermanos estaría unida a Rogelio Borondo, nacido en Betanzos un 29 de Septiembre de 1864 y fallecido en esa misma ciudad en 1935, y con los dos hermanos emigraría a Argentina. En dicho país crearía una gran fortuna, permitiéndole a una edad muy temprana poder vivir de rentas.

Se casa en Betanzos con Eliodora Sánchez y fruto de ese matrimonio nacerían siete hijos (cinco mujeres y dos hombres) Y es en 1901, cuando se inicia la construcción de la casa, una casa familiar en la calle Linares Rivas número seis que aún se conserva actualmente. Borondo fallece en Betanzos a los setenta años siendo el director de la sucursal del Banco de La Coruña. Pero antes haría de periodista y de cronista en un viaje 'improvisado' de un día para otro con los hermanos García Naveira y el resultado sería: Memorias de un viaje improvisado. De Betanzos a Nápoles en 1899. Texto recuperado actualmente por la Editorial Canguesa Morgante ciento diez años después de su primera edición y traducido al gallego.

Fueron tantas las ideas y los conceptos que aportó que en su escrito por el que viajamos en el tiempo diseñó el célebre Parque del Pasatiempo financiado por los hermanos García Naveira en un terreno de 90.000 metros cuadrados. ¿Cuál es el motivo para traerlos, para hablar de ellos, para realizar con ellos un viaje «iniciático» y darlos a conocer en estas páginas? ¿Estamos rodeados de mística, arqueología u ovnis? Desde la Catedral de Notre Dame, construida entre 1193 y 1447 y restaurada durante el tiempo de Luis Felipe hasta la tumba de Napoleón I, visitan cementerios, iglesias, monumentos y jardines, Madrid, Guernica, Milán, Roma, Venecia, Bolonia, Turín fueron algunos de los escenarios que conocerían para luego iniciar una obra colosal que les haría ser testigos de una época y ser recordados en la actualidad.

Arquitectura, Escultura, Cerámica y Jardinería. Al visitarlos y ver fotos de la época y actuales nos recuerda el estilo de los jardines románticos ingleses con un barroquismo eclético y unos materiales que engloban desde el mármol la piedra, el cemento y la vegetación. Un recinto realizado para disfrutar, para disfrutar de unos sentidos que en ocasiones al visitante le pasan actualmente desapercibidos. Tras la Guerra Civil, el Pasatiempo permaneció sometido al sueño del olvido y seria el pintor y ensayista gallego Luis Seoane el que lo daría de nuevo a conocer en la publicación Galicia Emigrante -nº 28 página 12: El Pasatiempo de Betanzos. En su artículo, el autor nos habla de "un parque enciclopédico, surrealista y pedagógico" García Seoane descubre a unos García Naveira pioneros si los comparamos con la edificación del 'palacio ideal' de otro pionero, un humilde cartero francés de nombre Ferdinand Cheval.

Sobre esta base trata Seoane el rastro de una línea artística basada en la ingenuidad de los aficionados, de un 'amateur' que a su juicio eran muy del estilo 'surrealista'. El Pasatiempo comenzó siendo conocido -escribe Delfín Mariño Espiñeira- "como el Huerto de Don Juan", los jardines monacales del Medioevo escenificaban la fe quietista en una Segunda Venida de Cristo y por ello ofrecían una visión en miniatura del Paraíso Terrenal. Comenzaron a construir este parque enciclopédico en 1833 al poco de regresar a Argentina y ocupaba una extensión de 90.000 metros cuadrados de los cuales 80.000 estaban destinados a jardines. En una de sus grandes paredes se hallan representados varios monumentos como el Canal de Panamá con detalles de las esclusas y las poblaciones que rodean al Canal, la Gran Muralla China y la pirámide de Keops que hasta el día de hoy no ha dejado de ser portada de algunos medios de comunicación, dirigibles y aeroplanos y en la base de esta gran pared, están representados los propios Hermanos García Naveira, Don Juan, su mujer y su hija Águeda en un viaje que hicieron a Egipto en 1910 siendo uno de los viajes que más entusiasmó a un Don Juan que ya contaba con sesenta años de edad.

Se dejaron fotografiar como sencillos turistas montados sobre camellos al pie de las pirámides. De esta foto imprimieron postales que fueron remitidas a sus amistades. Algo que después reprodujeron en el Pasatiempo. Un recuerdo completado con la cita en la mezquita de Mohamed Alí del Cairo. Un parque que contaba con dos áreas bien definidas: los jardines y el Pasatiempo. Un gran estanque ocupaba la parte central y se llamaba el Estanque de los Papas porque contenía toda la colección completa hecha en cemento de todos los Papas desde San Pedro a San Pío X. Con un solo molde Don Juan consiguió hacer 265 bustos. Se realizó en los tiempos de Pío XIII a Pío X (1903-1914) Don Juan lograría completar la colección pidiendo directamente al Vaticano un retrato de los nuevos pontífices.

Este gran estanque estaba presidido por una estatua del Sagrado Corazón de Jesús. La entrada principal del parque se encontraba rodeada por una artística verja de estilo versallesco guardada en aquel momento por dos amplios leones de mármol esculpidos en Italia, uno al uno al acecho y el otro dormido. Era una copia aumentada de los que custodian la tumba del Papa Clemente XIII en el Vaticano.


En sus amplios jardines se encontraban. Otros muchos paseos y avenidas, el de los Álamos, Milton, o Cervantes. Estanques y espectaculares monumentos que fueron esa luz que trajeron en sus viajes. Pero la gran riqueza botánica del parque era algo especial por su variedad y armonización dentro del mismo, así como un Pasatiempo dedicado al agua en donde nos podíamos encontrar con fuentes como: Cupido, Neptuno, la de la Agricultura, la de las Cuadro Estaciones las más conocidas.

Algunos estudiosos nos hablan de otro mundo con un complejo código matemático oculto entre las escogidas plantas, las estatuas y todo el conjunto de la obra. No hicieron nada al azar. Es posible según algunos estudiosos que nos dejaran un mensaje incoherente ahora con los ajustes adecuados.... ¡Adelantados a su tiempo...! Murales policromados que reproducen medios de transporte, el mural de la España Monárquica y sus dieciocho Repúblicas, el homenaje a esa Argentina que el propio don Juan celebraría en 1910 en conmemoración del Primer Centenario, un tributo a un país que, como a él mismo, acogió en ese momento a muchos emigrantes; los relojes con los distintos husos horarios mundiales, elementos de la mitología, animales exóticos como el hipopótamo, un elefante y un Jardín botánico rodeado con todas las especies de los cinco Continentes.

Un estanque con cinco metros de profundidad y con unas aberturas simuladas a modo de cuevas con diversas fuentes destacando el estanque de Salomón, estatuas como la de la Agricultura y los escudos de las provincias argentinas, los escudos de todos los países hispanos, así como representaciones en cemento: un buzo trabajando en el fondo del mar, representaciones de animales mitológicos que en realidad son pequeñas fuentes o escenas bíblicas en sus paredes y la famosa boca de Hades. Para el fotógrafo Vari Caramés (Ferrol, 1953) que ha realizado diversas exposiciones en torno a los pasatiempos: "Este trabajo pretende ser una reflexión, una metáfora sobre el paso del tiempo, una visión otoñal, crepuscular; una manera de hablar del deterioro, de la madurez, de la fragilidad del ser humano y uno de mismo". Un lugar de inmortales que a través de los hechos han trascendido una historia de misterio rodeada y cercana a la vez a unos Pasatiempos que nos miran cercanos desde el Túnel del Tiempo.

En muchas religiones "la Naturaleza ha sido considerada como un espejo en donde el Creador parece verse reflejado en su Creación" y lo que observan nuestros ojos parece una muestra de ello. ¿Nos encontramos ante unos visionarios del Tiempo?


¿Eran los Hermanos García Naveira masones? La primera logia en nuestro país se fundó en Madrid un lejano 1728, concretamente en el Hotel Francés de las tres Flores de Lyx situado en la calle de San Fernando. Desde Ramón Franco (1896-1938), Sir Winston Churchill (1874-1965), Rudyard Kipling (1865-1936) o Manuel Azaña (1880-1940) entre otros han pertenecido a la Masonería. Y «han ayudado a los demás a cumplir los sueños que nosotros no pudimos», este ha sido el detonante de los Hermanos García Naveira. Quizás una vieja deuda que ellos quisieron pagar... La recaudación del parque junto con la venta de postales iba destinada al asilo de ancianos.

Una cuadrilla de 200 obreros locales eran los encargados de trabajar y al mismo tiempo asistían a las escuelas de su Fundación y eran supervisados por el propio don Juan. Fue don Juan un adelantado en establecer para sus trabajadores un primitivo sistema de Protección Social en caso de enfermedad o de accidente. Y parecen querer decir: "¡Libertad, Fraternidad e Igualdad!" Palabras que nos encontramos en el exterior del parque y al mismo tiempo un mundo y dentro un mensaje semioculto. Una clara alusión a la Masonería y a la Revolución Francesa.

Son numerosos los elementos simbólicos y sus referencias en distintas latitudes y descripciones de sus viajes. Uno de los personajes es Salomón, personaje muy relacionado con la tradición masónica y artífice hebreo que lleva su nombre. Y cerca del mismo Estanque de Salomón se encuentra uno de los monumentos relacionados con la Masonería: La Estatua de la Libertad. En el Pasatiempo existen varias entradas a un laberinto de grutas artificiales, pero una de las más impactantes es la que imita la Boca del Infierno del Jardín de Bomarzo (Italia).

Nos encontramos en un mundo que nos lleva al inframundo y como destacó en su momento un intrépido investigador en los cielos de Betanzos y en este monumento también se ha tenido la constatación de haber visto objetos volantes no identificados. Son muchas las escaleras que descienden y ascienden una tras otra y nos sentimos rodeados por un mundo lleno de historias del pasado que parecen volver a estar siempre de actualidad. ¿Son muchas las preguntas? ¿hallaremos las respuestas?


Gaudi y Don Juan. El parque Güell debe su nombre a Eusebí Güell, rico empresario catalán, Escritor, Químico, Lingüista y Biólogo, amigo íntimo y mecenas de Gaudí. Don Juan García Naveira vivió obsesionado por la Cultura y compartía con Gaudí el gusto por la Arquitectura. Gaudí era un verdadero artista y Don Juan era autodidacta. Eusebí Güell y Gaudí se inspiraron en el Templo del Apolo de Delfos para su concepción del parque. Ambos parques tenían en común las sensibilidades de ambos. Idearon un conjunto con cierto simbolismo y procuraron sintetizar elementos comunes del parque así como muchos ideales tanto políticos como religiosos. El parque Güell elabora una concepción del Génesis detenida en la noche del quinto día cuando Adán era sólo una idea en la Mente del Gran Arquitecto del Universo. Sólo para Gaudí el artista entiende la clase de poder que la Naturaleza ha entregado a los humanos. Sin embargo en el Pasatiempo el tiempo transcurre en la dirección en que se quiera. La Obra de Gaudí está presente en el Pasatiempo.

curiosidades


Tres años después de la muerte de su fundador tras la Guerra Civil El Pasatiempo dejó de cumplir sus funciones para convertirse en un campo de concentración. Y muchos elementos como La Avenida de los Emperadores Romanos o la de Los Literatos o las fuentes, los surtidores, los estanques, los canales, los miradores fueron desapareciendo con la ayuda de una Naturaleza que se hizo dueña del mismo cubriéndolo todo y haciéndolo caer en el olvido. Pero durante muchos años las cavernas y los subterráneos del Pasatiempo fueron escenarios de todo tipo de rituales hasta llegar a ser escenario para la grabación en su momento de algún que otro programa de televisión. Pero aún así se conservan dos máximas: "Es fácil criticar, difícil ejecutar" y "Jesucristo fue el primer socialista" está última en relación con la doctrina social de la Iglesia alentada por León XIII.

1963

Se firma entre España y Noruega un convenio bilateral para evitar la doble imposición. Mediante este acuerdo, se decidió que debían pagar impuestos en Noruega. Eso sí, por ley tenían prohibido afiliarse a la seguridad social, ya que para ello había que estar empadronado en un municipio del país. Requisito que no se le exigía a los noruegos, ya que algunos incluso tenían residencia en España.

1994

Hasta la década de los noventa, con la instauración del Espacio Económico Europeo (EEE) el 1 de enero de 1994, no hubo un acuerdo entre los gobiernos español y noruego para el reconocimiento de los trabajadores internacionales, su derecho a entrar en el sistema de protección social y, con ello, la garantía del pago de sus pensiones. No obstante, éste no tiene carácter retroactivo.

2008

Nace el colectivo Long Hope. La organización es la responsable de interponer una demanda contra el Estado Noruego, al amparodel Convenio Europeo de Derechos Humanos, y en tribunales noruegos, como paso previo a Estrasburgo.

02 feb 2020 / 10:07
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito