Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 18 septiembre 2020
21:17
h

Lourido, un gaiteiro incombustible para Xallas y A Barcala

Es capaz de tocar decenas de piezas que atesora en la memoria // Lleva setenta años actuando

A muy temprana edad, Guillermo Lourido Corzón ya recorría con su gaita los campos de la fiesta de localidades de Xallas, Barcala y Bergantiños. Recuerda perfectamente aquellos trayectos a pie por los pueblos de la zona, para participar en alboradas, procesiones o verbenas, como las concurridas celebraciones de los Milagros Santa Catalina, en Santa Comba. "Non perdía unha gaiteirada, fiada de liño, regueifa ou festa", dice.

Hoy tiene 87 años y sigue activo: "Eu, para tocar dúas pezas soas, non vou a ningún lado", advierte cuando alguien lo invita a participar en algún evento. Lo suyo es tocar decenas de canciones que tiene archivadas en su memoria y que un día escuchó en la radio o a algún músico. Le quedaron grabadas y siguen ordenadas en su cerebro. Un auténtico juke-box enxebre. Recuerda que "unha vez en Truebe actuei dúas horas seguidas sen parar nada".

Pero, ¿cómo hace para mantener todo ese repertorio? Pues, según señala, "eu non fago nada; están todas as composicións na cachola e cando acabo unha xa empezo con outra".

Este artista del lugar de Pazos San Cosme de Antes (Mazaricos) reside actualmente en Negreira y continúa ensayando, fiel a un instrumento "de madeira de buxo" que tiene a su lado desde hace más de siete décadas y que lo acompañó en fiestas y también en los duros años de la emigración en Alemania, Austria y Suiza. La construyó su vecino Benigno de San Fins. La trata con esmero mientras concluye que un buen gaiteiro tiene que tocar la Muiñeira de Chantada y una orquesta sin batería no es una orquesta. Y no hace mucho que actuó en la TVG.

Además, tiene multitud de anécdotas, pero pronto zanja la conversación con su frase más célebre: "Canto tocamos outra peza?"

28 jun 2019 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito