Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 09 julio 2020
12:26
h

Los marineros expulsados de Mauritania salen el día 30 a la calle para presionar

Será ante la votación que se realizará en el Parlamento Europeo, en septiembre

    Santiago. Los tripulantes de la flota cefalopodera gallega que faenaban en aguas de Mauritania –y que fueron expulsados hace un año en virtud del acuerdo pesquero firmado por la Unión Europea que excluyó la captura de pulpo– se manifestarán el viernes 30 de agosto, a partir de las 20.30 horas, en Marín (Pontevedra), como medida de presión ante la votación que se realizará en el Parlamento Europeo, en septiembre, del nuevo Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.

    Esta medida "en defensa de la flota y de los trabajadores", según manifestó el secretario de CIG-Mar, Xabier Aboi, se adoptó en la asamblea celebrada este martes en Marín. Los dirigentes sindicales y una representación de armadores también se entrevistarán mañana a las 11.30 horas en Santiago con la conselleira do Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana. Y el viernes, a las 9.30 horas, asistirán a la junta de portavoces del Ayuntamiento de Marín.

    En cuanto a la situación laboral de los tripulantes, que según Aboi todavía tienen pendientes de cobro las ayudas correspondientes a los meses de junio y julio, "la mayoría que tenían contratos eventuales irán al paro". Las empresas armadoras cuya plantilla estaba formada por trabajadores fijos "ya preparan un ERE", ha precisado el portavoz de CIG-Mar.

    No obstante, una parte de los barcos excluidos del caladero mauritano zarparán a finales de agosto hacia las Malvinas, una situación que para Aboi es "lamentable" porque son barcos que "no están preparados" para esa faenar en esa zona.

    Mientras tanto, Aboi denunció que está llegando a aguas de Mauritania un barco holandés de 140 metros de eslora al que se ha referido irónicamente como "yate de recreo". El secretario de CIG-Mar ha denunciado que un pesquero de esas dimensiones pueda faenar allí "y los barcos gallegos de 40 metros no, porque hay que proteger el mar". Con todo, Aboi tildó de "ecologistas de cartón" a los grupos que respaldaron lo que considera una "decisión política".

    Los tripulantes de los barcos expulsados temen que de veinticuatro buques operativos hace ahora un año se pase solo una docena en octubre.

    07 ago 2013 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito