Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 24 julio 2021
00:09
h
sociedad

Menos del 5% del alumnado de las FP con más empleo son mujeres

Oficios como el de electricista, mecánico de automóviles o ebanista siguen siendo terrenos casi exclusivamente de hombres

    Hace tres años, Nuria echó una mano a su padre cambiando la instalación eléctrica en el bajo de su casa. Aquella primera experiencia con el mundo de la electricidad le gustó tanto que decidió hacer de ella su carrera profesional. "A min isto gústame moito, é moi divertido e espero poder traballar tanto en mantemento como en instalacións eléctricas", afirma.

    Nuria es la única alumna en primero del ciclo medio de Instalacións Eléctricas en el instituto Monte de Conxo (Santiago), una condición que se repite, o a la que se acercan, los demás centros gallegos con esta familia de Formación Profesional (FP).

    Según los datos de la Consellería de Educación, este curso sólo se matricularon 27 chicas en los ciclos medios de Electricidad y Electrónica. Los varones fueron 1.000. En ciclos superiores, la proporción es algo más favorable: 45, frente a 574 hombres. En total, apenas un 4,3% de los futuros profesionales de un ramo con gran inserción laboral.

    Las familias que más se acercan al pleno empleo, con una tasa de ocupados del 80% a los seis meses de concluir los estudios (según los últimos datos publicados por Educación, sobre titulados en 2004), cuentan aún con menos mujeres: en Fabricación Mecánica son 15 de los 639 matriculados, el 2,3%, y en Mantenimiento de Vehículos representan el 2,77%.

    En Mantenimiento y Servicios a la Producción, donde la ocupación a los seis meses es del 78,8%, las chicas son el 8,3% de la matrícula ('mucho' mejor que en los cursos 2003/04 y 2005/06, en los que eran el 3% y el 2,6%), mientras que en Madera y Mueble, la cuarta familia de FP con mejor inserción, hay un 4,6% de alumnado femenino.

    En resumidas cuentas, apenas el 4,6% de alumnado que se prepara para desarrollar los oficios con más empleabilidad son mujeres. Y buena parte de las chicas que dan el paso cara estas ramas, comenta el jefe de estudios del Monte de Conxo, Francisco Fianza, lo hacen pensando en la idea de continuar con el taller, la pequeña empresa que crearon sus padres, sobre todo si estos se acercan a la jubilación.

    Patricia lleva ya dos años en la empresa de electricidad de su progenitor, un trabajo que compagina con segundo curso del ciclo superior de Electricidad Industrial, y para el que ya piensa en seguir formándose vía Ingeniería Técnica Industrial.

    "Agárranche a escaleira"

    Es, dice, un mundo que siempre le ha gustado y para el que se ve capacitada, aunque en el ámbito laboral, tanto por parte del cliente como de los compañeros, siga sorprendiendo ver una mujer electricista. "Pensan que son fráxil. Entón, veñen e agárranche a escaleira, e aínda que lles dis que non fai falta, é igual, siguen agarrándoa por se acaso", sonríe.

    Para Edita Álvarez, profesora de Soldadura, la infrarrepresentación femenina en el oficio que enseña (el año pasado, tras siete como docente, tuvo su primera alumna) tiene que ver con que se da por hecho que para ejercerla es necesario tener mucha fuerza. "Considérase un traballo forte e bruto, pero non é así. Hoxe nas empresas móvense as cousas con guindastres. O que require a soldadura é moita destreza manual e delicadeza", destaca esta excepción a la regla acostumbrada, confiesa, a tener que dar explicaciones a sus alumnos varones cuando empieza el curso sobre cómo llegó a ser soldadora.

    PLAN AURORA

    Combate a la subrepresentación

    La Lei do Traballo en Igualdade das Mulleres en Galicia acaba de ver nacer a su amparo el Plan Aurora, con el que la Consellería de Traballo impulsará una serie de medidas para garantizar una formación profesional con criterios de igualdad. Y eso pasa, entre otras cosas, por tomar medidas contra la subrepresentación femenina en muchos campos del mundo laboral.

    Los datos reflejados en el plan no hacen más que confirmar el diagnóstico que arrojan las cifras de matrícula de la FP reglada. En Galicia sólo hay constancia de la existencia de 715 mujeres electricistas de construcción, el 1,8% de una masa de trabajadores que incluye 38.357 varones. El mismo peso porcentual tienen las albañiles y canteras (4.483, frente a 241.895 varones) .

    EN PRIMERA PERSONA

    "O empresario ten que deixar que se integren"

    Sonia Rey se formó como ingeniera técnica industrial y hoy imparte clases de Electricidad y Electrónica en el IES Monte de Conxo. Para esta profesora, una de las pocas del centro en las ramas profesionales tradicionalmente copadas por varones, la escasez de alumnado femenino se debe, por un lado, a la falta de referentes para las chicas, que no suelen ni siquiera pensar en estas salidas profesionales, pero también tiene que ver con una actitud por parte de los empleadores poco favorable a contratarlas.

    "A inserción laboral non é o mesmo para os homes que para as mulleres. Quizais por iso non arrican os ciclos con elas, porque se lles cortan as saídas laborais. O empresario ten que deixar que as mulleres se integren. Se os ciclos funcionan para os rapaces, tamén teñen que funcionar para as rapazas", resalta .

    08 mar 2008 / 01:58
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito