Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 31 mayo 2020
11:47
h
{ el día después }

Con la miel en los labios

    Otra vez compitiendo hasta el final ante un rival al que tradicionalmente se le venía ganando en el Principado, pero que en esta temporada con los fichajes de Albicy, Antetokounmpo y Walker unidos a los conocidos Martin, Stevic y Burjanadze, han dado un salto de calidad como equipo y al coqueto pabellón de Andorra La Vella lo han convertido en un bastión. Optan por un baloncesto rápido, con muchas posesiones y en el que la transición y el bloqueo directo son su razón de ser. El Obra no fue capaz de imponer su ritmo de juego defensivo y los andorranos se fueron a 91 puntos, que son muchos para poder ganar fuera de Sar, aunque en una segunda parte de mucho acierto ofensivo, los 53 puntos nos dejaron con la miel en los labios en el último suspiro, sólo 4 puntos menos que es lo realmente resaltable de un partido jugado con rachas de muy buen juego y con lagunas anotadoras y defensivas difíciles de explicar. Los andorranos fueron más regulares, aunque al comienzo del tercer cuarto en un plis plas el Obradoiro se volvió a meter en el partido en un símil de lo que ocurrió con el Gran Canaria de protagonista. El Andorra no se descompuso y con la aportación de su banquillo retomó el mando aunque al final las pasó canutas ya que la dupla Dulkys y Benzius, solo 2 puntos en la primera parte, encontró el camino del aro anotando 19, que junto con la aportación de McConnell y Whittington, los máximos anotadores, metió el miedo en el cuerpo a un Morabanc que aparte de ser un buen equipo y atacar muy bien, dispuso de 18 tiros libre más. En líneas generales fue un buen partido lastrado por la mala defensa del bloqueo directo, en el que Albicy encontró un filón. Cuando un base logra 13 asistencias quiere decir dos cosas: que ha jugado muy bien y que lo han defendido muy mal a él como pasador y a sus compañeros como receptores. Normalmente una mala defensa comienza desde el 1x1 y termina en el 5x5, sobre todo cuando se realizan cambios en los bloqueos. Seguro que ante el Murcia de Campazzo este detalle se corregirá. Por lo demás, el equipo crece y mejora, unos días unos aportan más y otros menos, y es necesario que entre todos y con la recuperación de Urtasun quede mejor armado para que, por ejemplo, si se defiende a Dulkys como lo hizo el Andorra en la primera parte (no pudo tirar ni una vez) haya un jugador más en la rotación que pueda aportar tiro, juego y descanso a los compañeros. Pero calma y tranquilidad, que queda mucha Liga y los reseteados de los equipos necesitan tiempo y paciencia.

    22 nov 2016 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito