Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 31 octubre 2020
11:14
h
otras letras

Ministros y situaciones

    YA hay ministros, muchos ministros, tal es así que la mesa de las reuniones en Moncloa se quedó pequeña, lo mismo que el banco azul en el Congreso; tendrán que apretarse un poco, no el cinturón precisamente, sino entre ellos, a pesar de su diversa procedencia. El nuevo ministro de Universidades, el prestigioso sociólogo Castells, protestó en el acto de juramento porque están separadas Universidades y Ciencia, y eso que se olvidó Educación, que es la matriz de todos ellos, pero no pasó nada: todos juraron con arreglo a la fórmula establecida y a otra cosa.

    El acto de juramento en la Zarzuela tuvo solemnidad, buen rollo y algún detalle pintoresco. Alberto Garzón, flamante ministro de Consumo, apareció ataviado con un traje gris nuevo con corbata a juego; la impresión parecía que iba a su primera comunión. Este hombre, que ofició la exequias de Izquierda Unida para integrarse en Podemos, el que no hace mucho llamaba al rey ciudadano Borbón, juró lealtad al monarca, como debe ser, olvidándose -o quizá no lo sabe- que el padre del rey actual, en su toma de juramento, dijo que iba a recoger la legitimidad del 18 de julio. ¡Cosas veredes, Mío Cid! Pero la política es olvidar cuando toca y aprovechar la ocasión propicia.

    El matrimonio Iglesias-Montero funciona a las mil maravillas. El amor debe extenderse fuera del hogar y seguir juntos en el trabajo. Ambos son ministros y esta es la primera vez, que yo sepa, que pasa en la historia de todos los gobiernos del mundo. Además, no hay que olvidar que son padres recientes de tres niños, que esto cuesta mucho, y están pagando la hipoteca por un chalé de reciente adquisición; entonces, dos sueldos mejor que uno. Iglesias, vicepresidente, se lleva consigo a su esposa en un alarde de igualdad para todos los de su partido.

    Algo queda de positivo en todo esto, si es verdad lo que dijo Pablo Iglesias en la radio: "que se había constituido un Gobierno con muchas ideas y una sola palabra". Deseo, como es lógico, que tenga razón.

    Exsecretario de Ayuntamiento

    17 ene 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito