Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 25 septiembre 2021
02:00
h

Morir en soledad, en diez días Galicia registra cinco casos

Hallan el cadáver de un octogenario en su casa en Ferrol // Se une a los de Viveiro, Ourense, Ferrol y Ribeira encontrados la semana pasada

    El impago de los alquileres o las facturas, el correo acumulado o el olor suelen ser los motivos por los que vecinos o caseros se percatan de que hace tiempo que no ven a una persona que vive sola. En ocasiones es la propia familia la que, después de varios días o semanas sin saber nada de un familiar, da la voz de alarma. Ayer mismo, en la ciudad de Ferrol se halló el cadáver en descomposición de un octogenario. Un caso que se suma a los de la semana pasada en las localidades de Viveiro, Ourense, Ferrol y Ribeira. Todas personas que murieron en soledad. En diez días la comunidad gallega ha registrado cinco casos.

    Pasado el mediodía de ayer los bomberos de Ferrol accedían a una vivienda después de que los vecinos del número 38-40 de la calle San Salvador alertasen a la Policía Local de que hacía días que no veían a este hombre y de que su casa procedía un fuerte olor. Alrededor de las 13.00 horas accedieron al inmueble, ubicado en el cuarto piso por una de las ventanas y encontraron el cadáver de J.C.A., nacido en 1933, tirado en el suelo de una de las habitaciones.

    Según las fuentes consultadas por Europa Press, el hombre llevaba muerto "una buena temporada, probablemente ya pasaría de los 10 días", dado que el cuerpo presentaba "efectos de la descomposición y estaba bastante mal". Precisamente porque el hombre llevaba días fallecido, su cuerpo fue conducido al hospital general para practicarle la autopsia.

    Casos recientes. La pasada semana la comunidad gallega se percató de que morir en soledad es más común de lo que pueda parecer. En Viveiro (Lugo), un varón que vivía de alquiler en la zona de Covas no daba señales de vida desde febrero pero no fue hasta finales de julio, cuando regresaron su arrendatarios -que residen en Inglaterra- y por el olor, que se encontró su cadáver en la casa.

    En Ferrol, una vecina de la calla Alcalde Usero fue hallada muerta en su piso, y todo parece indicar, como en el resto de los casos, que las causas fueron naturales. También en Ourense, un vecino que solía pasear por el barrio de la rúa Marquesa fue encontrado cadáver en u vivienda. De nuevo el olor fue el detonante. Y rematando el mes de julio, en Aguiño, concello de Ribeira, un varón de 66 años que residía solo, y del que sus familiares no tenían noticias desde las fiestas del Carmen, murió en su residencia de la calle Sálvora, y su cadáver se localizó alrededor de 15 días después.

    03 ago 2019 / 22:18
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito