Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 16 octubre 2021
18:16
h
{ LAS 1001 CARAS DE COMPOSTELA }

"Desde muy pequeña me recuerdo escribiendo"

La compostelana acaba de editar su primer libro de poemas, tras ser finalista en el premio Centrifugados

La compostelana Laura Villar Gómez ha editado su primer libro de poemas, titulado La ciudad, después de ser finalista de la IV Edición del certamen Centrifugados de poesía que convoca el espacio cultural Ateneo de Cáceres.

Graduada en Lengua y Literatura Castellanas, esta joven que ahora prepara oposiciones, actividad que compagina con impartir clases de baile, habla de forma natural de sus comienzos como escritora, y destaca que fue muy importante la labor de algunos de los profesores que tuvo en el colegio, insistiendo en la importancia de los buenos docentes por su motivación: "Recuerdo una profesora que además se llamaba Lolita, un nombre muy literario, que me corrigió uno de los primeros textos que yo le entregué a un mayor que no fueran mis padres. Y ella me escribió a pie de página una nota donde decía: Nunca dejes de escribir. Sigue trabajando para conseguirlo".

Admite, además, que cuando empezó la carrera se sorprendió al descubrir que no les impulsaban "el amor de la literatura más allá del estudio de otros autores", por lo que empezó a elaborar proyectos, entre ellos un homenaje a Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento en 2010 con varios de sus compañeros.

"Si te gusta el fútbol es más fácil encontrar un grupo de amigas que les pueda interesar lo mismo que a ti, pero cuando te cautiva el poema, tienes que moverte más", dice. De ahí surgieron luego la revista universitaria Paradisso y unos ciclos de recitales conocidos como Poesía de bar, llevados a cabo entre Santiago y Barcelona, y que contaron con la participación de autores como Claudia Caparrós, Unai Velasco o Ismael Ramos, en un intento por recuperar la tradición de los recitales de poesía que ella recuerda de su infancia, y que se fueron perdiendo.

Laura también ha escrito artículos para Quimera o Clarín, colabora con la revista Ocultalit y publica poemas en plataformas hispanoamericanas como Álastor, Vallejo&Co o Emma Gunst.

En su primer libro, La ciudad, una serie de poemas, Laura admite que es un diálogo consigo misma y, dada su trayectoria vital, también con Santiago de Compostela o Barcelona, lugares en los que ha residido.

Empezó a elaborar este poemario en el año 2013, cuando acababa de regresar de la ciudad condal, y estaba pasando por una situación personal complicada. Sintiéndose encerrada y agobiada, lo creó como una forma de proyectar la angustia que sentía en aquel momento. "Fue una especie de grito a esa situación donde una a veces se siente sola, y necesita de algún modo contar lo que le pasa. De ahí que en el libro haya tantos espacios oscuros y tantas sombras, la noche como algo negativo, como una forma de representar el miedo y la angustia".

El libro se gestó en unas pocas jornadas, y a pesar de terminarlo en menos de una semana, reconoce que necesitó más de cinco reescrituras antes de ser publicado por Ediciones Liliputienses el pasado mes de febrero.

Entre sus próximos proyectos explica que se encuentra la elaboración de textos en prosa, retomando unos cuentos que tiene guardados, y la publicación de una antología de autores menores de treinta años a nivel nacional, donde ha decidido incluirla el editor Mario Vega.

"Cuando te cautiva el poema tienes que moverte más"

''Una profesora me anotó a pie de página: nunca dejes de escribir"

"El amor a la literatura va más allá de otros autores"

21 abr 2019 / 21:22
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito