Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 16 junio 2021
19:17
h

Nace una ginebra con arte y alma gallega en Cascaxide

Dry Towers sale hoy al mercado // Distribuirá 10.000 botellas a partir de este mismo mes // Es una apuesta de los propietarios del pazo silledense // Lleva diez botánicos de su finca , entre ellos uno originario del Himalaya

Después de mucho esfuerzo y trabajo, la ginebra gallega Dry Towers saldrá al mercado hoy mismo presentando una fusión de sensaciones y aromas salvajes con claro acento gallego dentro de una botella con un aspecto muy artístico.

El proyecto nació en el año 2012 en el Pazo de Cascaxide, en la parroquia de Escuadro (Silleda). El matrimonio formado por Antonio Sacristán y Lucía Espinosa comenzó su particular cruzada: devolver todo el esplendor a esta joya arquitectónica del siglo XVII, que se encontraba en un estado ruinoso. Y conservar y proteger sus bosques centenarios de robles.

La rehabilitación mantiene la esencia y reproduce suelos y ventanas a la imagen de lo que ya existía. Fue una obra ingente y costosa pensada con el corazón, pero cuyo resultado permite disfrutar actualmente de todo su encanto.

El siguiente paso fue darle un valor añadido al pazo con la puesta en marcha de dos proyectos, la elaboración artesanal de una ginebra y de un aceite. Para ello, el pasado año comenzaron a trabajar en la elaboración de una ginebra con alma gallega tomando como base una receta centenaria de un licor hallada en los archivos históricos. Y usando hierbas, frutos y plantas que pueblan Cascaxide.

Paralelamente, plantaron 7.000 olivos en los terrenos del pazo que próximamente darán el fruto que permitirá la elaboración de aceite virgen extra gallego contribuyendo así a la recuperación de un producto que llegó a Galicia con los romanos y fue desapareciendo durante la época de los Reyes Católicos.

GINEBRA SALUDABLE. La idea era buscar una ginebra que no sólo estuviese buena, sino que además tuviese efectos positivos para la salud (antioxidante, diurético, détox, beneficios cardiovasculares, etc.).

La elaboración comienza con la destilación por separado de diez botánicos autóctonos, la mayoría de los cuales crecen en Cascaxide. Menta salvaje, flor de hibisco, flor de angélica, enebro, cítricos... y el cornus capitata, una especie originaria del Himalaya que nació y creció en los terrenos del pazo silledense. El resultado final, una ginebra original y refrescante.

En la elaboración cobra también especial importancia la pureza de las aguas del Deza, utilizada para regular la graduación alcohólica.

Este mismo mes se pondrán a la venta 10.000 botellas, a través de una red de distribuidores que cubren Galicia. Este primer lote se destiló en Ourense, puesto que la destilería del pazo de Cascaxide no estará operativa hasta el próximo año.

ENVASE ARTÍSTICO. Otro elemento diferenciador que aporta un valor añadido a Dry Towers tiene que ver con el envase.

Durante el proceso de puesta en marcha de este ambicioso proyecto destaca la relación directa con el ARTE (con mayúsculas, no sólo pinturas). Es un elemento de imagen de marca, pero también de producto: Un diseño único de botella, pintada en relieve con una técnica novedosa, que es la representación de una obra de la artista María Miralles.

Y para ratificar ese compromiso con el arte, ya se anuncia la próxima participación de Dry Towers en diferentes certámenes artísticos a través del mecenazgo .

UN PAZO CON LEYENDA. El de Cascaxide, como todo pazo que se precie, tiene fantasma. Se trata de un cantero que, en su día, pidió dinero por adelantado al abuelo de la propietaria, pero nunca pudo devolverlo ya que murió sin terminar el trabajo para el que le habían contratado. La leyenda dice que durante un tiempo, por las noches se oía picar piedra en la torre de Cascaxide. Era el cantero condenado a pagar la deuda que había contraído con el señor del pazo.

03 nov 2018 / 21:56
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito