Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 19 octubre 2021
10:29
h

Desde el nacimiento de la cafetera exprés a los sorbos de Sarita

Fernando Franjo publica un libro en el que hace un recorrido por 150 cafés históricos

El café fue el gran protagonista ayer en el Casino; el café como bebida y el café como local, ya que el establecimiento de la rúa do Vilar acogió la presentación del libro de Fernando Franjo Cincuenta cafés históricos de España y Portugal.

Como explicó su autor, redactor de EL CORREO GALLEGO, el libro es "un recorrido en espiral por locales abiertos al público, tomando como punto de arranque precisamente este local del Casino, para continuar por el norte, Asturias, La Rioja, Cataluña, Valencia, Andalucía, Portugal, volver a España por Salamanca, Segovia, Valladolid y Burgos, y finalizar en Madrid".

Tras la presentación a cargo del editor, Enrique Alvarellos, y el escritor Suso de Toro, Franjo explicó los motivos que lo llevaron a la elaboración de este libro. Un trabajo eminentemente visual, con fotografías de los establecimientos, pero también de investigación sobre la historia de los locales, "su origen y desarrollo, muchas veces vinculado a generaciones familiares que tomaron esa historia como testigo".

También, tomando buena nota "de todo su anecdotario: músicos, escritores, los mozos o camareros y los serenos que pasaban por la rúa, o la inevitable figura de la tertulia, que tanto tuvo que ver". Por último, incluyó asimismo "la crónica del lugar, sus gentes, su protagonismo, su evolución y, en definitiva, el testigo de su pervivencia".

El acto concluyó con una actuación musical a cargo de la pianista Marta Fernández Mateos, y una degustación ofrecida por Cafés Candelas a todos los asistentes a la presentación.

En el libro no faltan numerosas anécdotas referidas a establecimientos como el que acogió el acto, punto de reunión de la burguesía y aristocracia compostelana, que gozaba de una perspectiva privilegiada viendo pasar a los caminantes que transitaban por la calle.

O el cercano Derby, abierto en el año 1929, en un local por el que su propietario pagaba la friolera de 600 pesetas al mes, sin contar los costes de las obras de acondicionamiento. Todo con el objetivo de conseguir un café único. Y lo logró. "Fue el primero que puso manteles en sus mesas, vajillas de lujo, y en él funcionaron las primeras cafeteras exprés".

También en Santiago se encuentra el café Venecia, fundado en 1962, centro de reunión de estudiantes y con parada de autobús delante, que acabó tomando el nombre del local.

Otros locales que merecen especial atención son el Carabela, de Pontevedra, que fue el primero en tener televisor, y además sirvió como plató de cine para la grabación de la película Esa mujer, protagonizada por Sarita Montiel.

O el café Moderno de Lugo, el primero con iluminación mixta, de acetileno y electricidad, a la que debe su nombre, o el Real de Ourense, que ocupa el local de una antigua camisería.

local@elcorreogallego.es

11 dic 2014 / 22:10
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito