Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 14 agosto 2020
13:21
h
TRIBUNA LIBRE

No todo es inversión en la ciudad histórica, también hace falta gestionar desde la ética y estética (II)

    ContinuandO con el artículo publicado en EL CORREO GALLEGO, hemos de decir que no todo es pesimismo, ni se perdió el tiempo en el pasado. Lo más satisfactorio para la Asociación de Vecinos de la Ciudad Histórica (FONSECA) es saber que nuestros actuales gobernantes ya disponen de las herramientas legales necesarias para ayudarnos a mejorar este asunto de "la belleza" que tanto nos preocupa a los vecinos. Anteriores gobernantes ya redactaron ordenanzas municipales reguladoras de "la publicidad y rotulación" o "la publicidad estática y dinámica. ¿Por qué desaprovechar el buen trabajo y consenso de los grupos políticos en etapas anteriores? Estas ordenanzas o leyes locales dicen cosas como las siguientes: "...esta ordenanza no sólo se ocupa de regular las instalaciones publicitarias visibles desde la vía pública sino de establecer además, como objetivo prioritario, la compatibilización de esta actividad con la protección y mejora de los valores del paisaje urbano y de la imagen del casco histórico protegido conservando y fomentando los valores artísticos, históricos, arqueológicos y culturales del patrimonio de la ciudad y de sus elementos naturales o urbanos de interés". Y sigue diciendo más adelante: "... la ordenanza establece limitaciones para evitar la proliferación indiscriminada de instalaciones publicitarias controlando su número y unificando criterios de normalización y clasificación tipológica con la necesaria seguridad jurídica y preservando la imagen del casco histórico de la ciudad de Santiago". Decir, para quien desee leerla, que esta ordenanza se estructura en cinco títulos, con sesenta y nueve artículos y una disposición final. Pero, por si esto fuera poco, además, el artículo 126 del vigente Plan General de Ordenación Municipal también regula las condiciones generales de estética e integración ambiental estableciendo que "... la defensa de la imagen urbana y el fomento de su valoración y mejora le corresponde al Concello".

    Desde la Asociación de Vecinos de la Ciudad Histórica (FONSECA) nos gustaría dirigirnos especialmente a nuestros convecinos, comerciantes y hosteleros en general. Decirles que somos los primeros, por propio egoísmo, en defender y apoyar al comercio de proximidad y la hostelería de calidad porque somos los principales beneficiarios, antes que los turistas. Precisamente por ello queremos hacer un ruego a la población de la zona histórica para que, entre todos, tratemos de cumplir escrupulosamente este tipo de normas que tanto nos benefician a todos y, en consecuencia, a que se colabore con los responsables municipales si, tal y como esperamos, logramos sensibilizarlos y comprometerlos con el reto que vamos a plantearles. Que, de una vez por todas, trabajemos en programas de concienciación y prevención con los sectores más proclives a su incumplimiento ofreciéndoles alternativas y, después, exigir el cumplimiento de dichas ordenanzas que, muy claramente indican "... que está expresamente prohibido la colocación de carteles en las paredes y totalmente excluidos en cualquier negocio del ámbito amurallado del casco histórico"

    Queridos convecinos, comerciantes y hosteleros, somos conscientes de que existe el ejercicio al derecho de libertad de expresión y comunicación social pública o privada en el ejercicio de vuestra actividad comercial, artesanal o profesional que tan noblemente ejercéis y que a los residentes tanto nos benefician. Pero, queremos deciros que para atraer la atención a vuestros negocios de las personas que transitamos por las calles o plazas la mejor estrategia no es instalar banderolas, pancartas, pizarras, anuncios diversos, etc; sino que la mejor manera es tener una fachada con gusto, un escaparate bien iluminado, una buena decoración interior, una buena gestión de las redes sociales, que los espacios adyacentes estén libres de obstáculos, etc. Luego, el que vuelvan o repitan, os recomienden o marchen satisfechos ya depende de otros factores sobre los que, por fortuna, podéis influir pues dependen únicamente de vuestra profesionalidad y buen hacer. No así en el caso de la inseguridad ciudadana que se vive en algunas calles y plazas provocada por vándalos o, en su mayoría, por personas con problemas mentales. Claramente, en este caso, el buen hacer al que me refería corresponde únicamente a los gestores públicos.

    Es verdad que seguimos pensando y defendiendo que nuestros gobernantes tienen que preocuparse por resolver las necesidades inmediatas o urgentes y reaccionar ante las deficiencias en los servicios públicos para las viviendas tales como el problema de la conectividad vía internet, la presión y caudal de agua, la accesibilidad, gas ciudad, el rediseño de la recogida de basuras, el transporte intramuros de mercancías, regular los pisos turísticos, controlar el ruido, etc. Pero desde la Asociación de Vecinos de la Ciudad Histórica (FONSECA), además, les pedimos que lo hagan desde una visión de conjunto que sea integradora y compatible con la dimensión ética y estética que aquí estamos reivindicando.

    (*)El autor es Miembro de la Asociación de Vecinos de la Ciudad Histórica (FONSECA)

    09 dic 2019 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito