Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 24 julio 2021
15:31
h
historias de 114 batallas

Los nuevos ídolos de la infancia

Con el programa Progress del Imserso, los niños se ponen en la piel de los discapacitados y viven sus experiencias ·· En Galicia, sólo participa el Centro de Promoción de la Autonomía Personal de Bergondo: único CRMF de España con unidad de daño cerebral

En sus sueños ya no aparecen astros del fútbol, comprados a golpe de talonario millonario. Ni corredores de Fórmula 1, envueltos en el ruido y la furia del oropel. Los niños participantes el programa europeo Progress han derrocado a sus viejos ídolos. Su admiración se vuelca ahora en guerreros de carne y hueso, victoriosos en mil batallas cotidianas. A ellos se han acercado a través del Progress: una iniciativa del Imserso que fomenta la empatía de los escolares con los discapacitados.

En Galicia, más de 400 chavales de Primaria ya se han puesto en la piel de personas con movilidad reducida: parapléjicos, tetrapléjicos o con lesiones de todo tipo. Sólo el Centro de Promoción de la Autonomía Personal de Bergondo (A Coruña) participa en este proyecto: uno de los seis centros de recuperación de discapacitados del país (CRMF), y único en España con unidad para daño cerebral. Allí conviven 114 historias diferentes: hombres y mujeres que readaptaron sus vidas tras un accidente o una enfermedad congénita. Y que ahora se forman en el centro de Bergondo para recuperar su independencia física y lograr una futura integración laboral.

Sentados en clase, colegiales de la zona charlan con discapacitados "desde una sensibilización positiva de su situación". Y en el centro, viven sus difíciles experiencias superando hándicaps: yincanas en sillas de ruedas para sortear barreras arquitectónicas, dispositivos adaptados para ordenador (ratón impulsado por soplidos y aspiraciones, licornios de acceso a los teclados, puntos reflectantes para escribir sin pies ni manos...).

Preparados para la vida

Los peques se preparan así para la vida: "Tratan a los discapacitados con normalidad, sabrán cómo recibir a un compañero de clase en silla de ruedas, comprenden que siempre podrán potenciar sus capacidades". Así lo indican Francisco Nieto y María José Caneiro, director y responsable de área técnica en Bergondo. Los niños aprenden allí a usar sillas de ruedas, muletas, a manejarse en caso de ceguera. Los peques se sorprenden al comprobar todo lo que puede hacer un discapacitado. "¿Cómo juegas al baloncesto? ¿Puedes andar en bici?", bombardean a los usuarios del CRMF. La filosofía de un centro de promoción de la autonomía pasa precisamente por "la independencia del usuario para que haga todo lo que pueda, desde vestirse a sacar dinero del cajero".

Muchos chicos llegaron al centro resignados, "con hábitos adquiridos y creyendo que no podrían hacer casi nada". Pero con el tiempo han multiplicado sus habilidades, "intentando llevar una vida independiente con el mínimo de ayudas necesarias". El azar los golpeó un mal día. Francisco Nieto nos cuenta una de esas 114 historias: "Muchos son chicos jóvenes que terminaron sus estudios, empezaron a trabajar y se compraron un coche. Y en un fin de semana tuvieron un accidente". Tras la rehabilitación médica, llegan a Bergondo para adaptarse a su nueva realidad. El 75% son varones, "mucho accidente de tráfico en la unidad de daño cerebral, aunque también accidentes cardiovasculares, parálisis cerebral o discapacidades congénitas".

Reciben atención médico-rehabilitadora, psicológica, terapia ocupacional o social. Y después dan el paso definitivo: se forman en cursos ocupacionales para lograr un trabajo. Desde Administración de Empresas a Jardinería. Pero por el camino también enseñan y aprenden de los chavales de Primaria. Cientos de niños que después les mandan cartas de agradecimiento y admiración, por brindarles una tremenda lección de vida.

. phermida@elcorreogallego.es

Director del Centro de Promoción de Autonomía Personal de Bergondo

Francisco Nieto: "Aquí aprenden a llevar una vida con autonomía"

- ¿Qué objetivos persigue el programa Progress?

- Los escolares se ponen en contacto con los usuarios del centro, y comprenden que pueden llevar una vida con normalidad. Aquí hablamos sobre todo de las capacidades de los usuarios, de todo lo que podemos hacer para minimizar su discapacidad.

- ¿Cómo los preparan para que regresen a la vida laboral?

- Con un servicio de integración laboral que no sólo los forma, sino que también convenia prácticas de empresa y consigue ofertas de empleo. Los discapacitados aprenden aquí a llevar una vida con autonomía, a tramitar sus ayudas, a buscar empleo, etc .

20 jun 2009 / 21:18
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito