Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 09 agosto 2020
09:14
h

Núñez Feijóo insiste en que el criterio del paritorio es médico

Tenso enfrentamiento con Ana Pontón, que le pidió que se pusiese en la piel de las mujeres de Verín // Baltar se desmarca del PPdeG: La política es "algo más que medidas técnicas"

La pregunta de Ana Pontón a Alberto Núñez Feijóo en la sesión de control al presidente sobre el cierre del paritorio de Verín provocó ayer un nuevo cruce de agrios reproches entre uno y otro respecto a una decisión que ha generado protestas hasta del PP ourensano.

Pero el Gobierno gallego se mantiene inamovible en su decisión. El titular del Ejecutivo autonómico aseguró que entiende la "incomodidad" de las mujeres de la comarca ourensana e insistió en que su conciencia no le permite tomar decisiones "en contra del criterio de los pediatras y obstetras" de la Eoxi de Ourense.

La portavoz nacional del BNG, por su parte, criticó la desaparición del servicio de partos y la supresión de las guardias pediátricas, le pidió que se pusiera en la piel de las mujeres de Verín y recordó que éstas tendrán que viajar al menos una hora para dar a luz, igual que los niños que necesiten atención urgente.

"No cuente conmigo para hacer política en contra de la seguridad de las mujeres y los bebés que nacen en Galicia", le respondió Feijóo a Pontón, que llegó a preguntar al presidente si le gustaría que "esa mujer fuese su compañera o ese niño el suyo". "¿Le gustaría que si se despierta de madrugada con 40 de fiebre, lo tenga que sacar de cama en pijama, meterlo en el coche y recorrer 100 kilómetros hasta que lo atienda el pediatra de guardia? ¿Estaría tranquilo así?", le dijo.

Después de reproducir las declaraciones del jefe de Ginecología del centro hospitalario de Verín, la nacionalista, que está embarazada, llamó al popular "cobarde" por justificar los recortes con la falta de pericia de los profesionales . "Si usted y el conselleiro de Sanidade fuesen mujeres y viviesen en Verín, estoy segura de que no cerrarían el paritorio", le espetó.

El inquilino de Monte Pío volvió a insistir en el criterio médico y que muchos profesionales del área sanitaria de Ourense aconsejan el cierre del paritorio. Recordó que hay otros 65 concellos que tardan más de 40 minutos hasta llegar a su hospital de referencia (17 de A Coruña, 15 de Lugo, 12 de Pontevedra y 21 de Ourense).

"¿Usted en nombre de qué mujeres habla? ¿De las diputadas del BNG? Yo hablo en nombre de las ginecólogas y pediatras de Ourense, sigo los criterios médicos, usted el de recoger un conjunto de votos", dijo, y le mostró el documento firmado pasado por los especialistas de los servicios de ginecología y obstetricia, y de pediatría del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense para respaldar la decisión del cierre. Fueron 44 profesionales, de los que 34 eran mujeres.

El grupo parlamentario popular también votó ayer contra una iniciativa del Bloque Nacionalista Galego defendida por Noa Presas, que pedía subsanar las deficiencias en varios servicios del hospital verinés y recuperar el paritorio. "La primera gran mentira es que sea una decisión técnica", aseguró la parlamentaria nacionalista, que se mostró convencida de que "es una decisión política, de Feijóo, de Almuiña y del PP".

BALTAR PIDE QUE se RECTIFIQUE El presidente provincial del PP y de la Deputación de Ourense, Manuel Baltar, pidió a la Xunta que "rectifique" la decisión de cerrar el paritorio, informa Europa Press, a raíz de la moción conjunta presentada por su grupo, DO y Cs para debatir en pleno.

El ourensano se desmarca de Feijóo, con el que dijo haber hablado para trasladarle la decisión de ponerse en contra de la medida. "Como representantes públicos tenemos la obligación de defender los intereses de Ourense por encima de cualquier otro", recalcó. Aunque Baltar entiende que técnicamente es posible justificar la medida, manifestó que en esta decisión también "entra en juego el corazón. El sentimiento de la gente lo vimos el pasado sábado en las calles de Verín", insistió. Además, se refirió a la "respetabilidad" de los criterios técnicos avalados por profesionales que "no son sospechosos de militar en el PP", pero insistió en que la política es "algo más que criterios técnicos".

MÁS

CONTINÚA EL ENCIERRO. El encierro indefinido continúa y decenas de personas volvieron a pasar la noche en el hospital. En todos los pasillos hay pancartas alusivas y la puerta del paritorio está cubierta de lazos negros y carteles que dicen 'Peligro. Zona no segura para madres y bebés' y 'Prohibido parir por orden del Sergas'.

FUNERAL SIMBÓLICO. Un grupo de trabajadores y vecinos llevaron a cabo ayer un funeral simbólico. En la protesta no faltaba un ataúd, flores y lápidas con el mensaje 'Rezad por nosotros', que fueron depositados después a las puertas de la gerencia del hospital.

REUNIÓN CON LA VALEDORA. Tres matronas, mujeres embarazadas y el jefe de Obstetricia de Verín, Javier Castrillo, tenían previsto entrevistarse ayer con la valedora do Pobo, María Dolores Fernández.

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL. El Pleno de la Corporación municipal de Verín aprobó ayer, por unanimidad de todos los grupos (PSOE, BNG y PP) una declaración institucional que pone de manifiesto su rechazo frontal a la decisión del Sergas y piden que se revoque "la decisión ya ejecutada del cierre".

DENUNCIA EN LA FISCALÍA. El sindicato de enfermería Satse presentó una denuncia ante la Fiscalía de Ourense en la que advierte de que el paritorio de Verín está a 75 kilómetros del hospital de referencia. Asegura que "al obligar a la madre a realizar un traslado innecesario en distancia y tiempo, pueden surgir problemas no previstos".

05 dic 2019 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito