Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 06 diciembre 2022
02:36
h

Objetivo: una victoria histórica que acerque la meta

El Rio Natura Monbus Obradoiro afronta el desafío de ganar en Valencia, donde nunca lo ha hecho // El cuadro taronja es líder // Rosco Allen regresa después de dos meses de lesión

“Creemos que es posible ganar en Valencia, sin ningún tipo de duda”, zanjó Moncho Fernández cuando antes de viajar se le cuestionó sobre si era conveniente pensar ya en el duelo contra el Betis de la próxima semana. Son dos citas antagónicas: una, ante el líder, un rival que siempre se le atraganta; otra, frente a un rival directo por la salvación, bajo el cobijo de Sar. Pero el Rio Natura Monbus Obradoiro no desdeña el compromiso de hoy (19.00 horas) contra el Valencia Basket, porque un triunfo en La Fonteta puede ser definitivo a final de temporada. Con solo uno más que el Betis, cada partido puede marcar la diferencia.
Así que la expedición obradoirista viajó ayer de mañana con toda la fe y con toda la confianza del mundo, pues la derrota del pasado domingo frente al UCAM Murcia no ha restado un ápice de optimismo en un plantel que encara las cuatro últimas jornadas de la Liga Endesa fuera del descenso. Al avión también se subió Rosco Allen. El ala-pívot húngaro-americano recibió el alta médica el pasado viernes tras superar la fisura en la tibia izquierda que le ha mantenido KO durante dos meses. El que era el máximo anotador del Obra en el momento de su lesión está listo para echar una mano y, aunque Moncho Fernández debe realizar un descarte, todo apunta a que no será Allen.

MAL BALANCE. Todos los datos parecen estar en contra del Obradoiro: en su andadura en la élite nunca se ha impuesto en Valencia, el cuadro taronja enlaza trece victorias consecutivas como local en la competición doméstica y con una más batiría su récord histórico, e incluso en Sar el equipo santiagués únicamente ha vencido una vez, lo que sitúa el balance histórico entre ambos en un 1-12 a favor del club levantino.
Para batir al subcampeón de la Copa del Rey y de la Eurocup esta misma temporada, Moncho Fernández da la receta. “Debemos centrarnos en las líneas de pase ofensivas porque ellos son muy agresivos, en la salida de presión porque ellos presionan y hacen dos contra uno en toda la pista, saltar bien los bloqueos; es decir, en aquellas cosas que no tienen que ver con el talento debemos ser buenísimos”, explica el entrenador de Pontepedriña... que, por si fuera poco, añade: “Y además nos tiene que acompañar el talento”. Traducido: meterlas, lo que no ocurrió en el último compromiso, donde el nivel defensivo tampoco dejó satisfecho al banquillo santiagués.
El Rio Natura Monbus está preparado para enfrentarse a “un bloque, un coro, una sinfonía coral baloncestística”, un equipo donde cualquier jugador es capaz de reventar un partido, aunque “con puntos débiles”. Pocos, pero los hay. “Gracias a su buena defensa tienen un despliegue de contraataque muy bueno”, prosigue Moncho. “Y además tienen el juego de pick and roll, porque todos sus exteriores son capaces de jugarlo, con cuatros que abren el campo, y hay algo que no tienen muchos equipos de la Liga que es el posteo, no solo con Dubljevic sino también con sus treses”, describe.

OBJETIVOS. El Valencia ocupa el liderato –con un partido más que el Real Madrid– y su objetivo es, en primer lugar, concluir la fase regular de la Liga Endesa entre los cuatro primeros para tener ventaja de campo en los cuartos de final del play-off. Pedro Martínez, técnico taronja, ve el duelo de hoy como clave. “Es un partido trascendental porque queda muy poco y, aunque todos son igual de importantes, cuando ya quedan tres o cuatro parece que tienen más valor”, explicó en rueda de prensa. “Es clave para nuestros objetivos y el primero es ser cabeza de serie y le hemos de dar el máximo valor, sabiendo que es algo que no está conseguido y que depende mucho de mañana –por hoy–”, añadió.
El entrenador del Valencia, quien no podrá contar con el pívot estadounidense Mike Tobey, respeta al máximo al Obra pese a que este figura catorce puestos por debajo en la clasificación. “Jugamos contra un equipo que está en su mejor momento. Está muy bien, pero las lesiones le han mermado durante el año. Ahora están todos, recuperan a Rosco Allen y les hemos de tener el máximo respeto”, señaló el catalán, quien recordó que este mismo mes el Obra ganó en Bilbao y el Valencia no.
Repetir la sorpresa para acercar la salvación es el objetivo del Obradoiro, que sabe que así haría historia.

28 abr 2017 / 21:42
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito