Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 02 junio 2020
02:59
h
BARCELONA, 79 - RÍO NATURA, 57

El Obra cae en Barcelona a pesar de hacer una magnífica primera parte

Un desastroso tercer cuarto dejó sin opciones al equipo gallego, que acabó a 22 puntos de los blaugranas // Waczynski fue de nuevo el máximo anotador y el jugador más valorado

FC Barcelona 79
Río Natura Monbus Obradoiro 57
(14+20+22+18):Huertas (6), Abrines (3), Thomas (9), Tomic (7), Doellman (8) -cinco inicial-, Hezonja (4), Satoransky (7), Pleiss (10), Oleson (11), Jackson (6) y Nachbar (8). (18+12+10+13): Freire (3), Pumprla (5), Waczinski (20), Kleber (5), Triguero (6) -cinco inicial-, Miller (2), Cárdenas (2), Giannopoulos (3), Corbacho (5) y Nankivil (6).
Árbitros: Hierrezuelo, Guirao y Rial. Sin eliminados.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 29 de la Liga Endesa disputado en el Palau Blaugrana ante 4.015 espectadores. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria del exjugador estadounidense del Barcelona Mike Phillips, fallecido la pasada semana.
Dos cuartos iniciales magníficos del Obradoiro lo llevaron a competir de tú a tú con el gigante Barcelona, a mandar en el marcador y a crear grandes expectativas ante una posible victoria. Un desastroso tercer cuarto rompió el partido y destrozó las ilusiones de los compostelanos.

Empezó el Obradoiro presionando e intimidando al Barcelona con una defensa fuerte y rápida, muy efectiva. Los barceloneses se vieron sorprendidos por las acciones decididas de los compostelanos y especialmente por los tapones del alemán Maxi Kleber. Los hombres de Moncho Fernández sumaron a todo esto un ataque fluido y centralizado en Adam Waczynski, un coloso que empujó sin descanso y que a mitad del partido contaba ya con 15 puntos, la mitad de los 30 de Río Natura. El marcador se presentaba escaso por las defensas atenazantes y los de Santiago llevaban las riendas gracias a su poder reboteador (19 por 16 el Barça en la primera mitad) y, en parte, al acierto en el tiro exterior desde la línea de triples.

Obradoiro se puso por delante desde el inicio, con total desinhibición y compitiendo de igual a igual. Enfrente, los blaugranas no conseguían crear situaciones claras en ataque y se atascaban en un juego espeso. Al final del segundo cuarto, el Barcelona consiguió una mayor concentración en su defensa, robó balones y logró ponerse por delante e irse al descanso con cuatro puntos ded ventaja gracias a una de estas recuperaciones y una falta antideportiva cometida por el polaco del Obra.

El desastre llegó con el tercer cuarto. El Barcelona fue otro Barcelona y el Río Natura no pudo frenar su aluvión de juego ofensivo ni superar su extraordinario parapeto. Los puntos empezaron a ampliar el casillero blaugrana con la misma celeridad con la que se sucedían los mates de sus hombres altos y los triples de un enorme Oleson. El partido se rompió por completo. La fractura se tradujo en casi 20 puntos de diferencia a favor de los catalanes. A partir de ahí solo quedaba luchar y entregarse, como siempre, pero ya sin opciones

En presencia del presidente de Miami Heat, Pat Riley

Aislado en la tercera posición y sin opciones en la Euroliga, el Barcelona afrontaba el duelo con el único objetivo de ganar confianza con vistas a los 'play-off'.

En un Palau Blaugrana desangelado, uno de los focos de interés fue la presencia del presidente de Miami Heat, Pat Riley, y del entrenador de Detroit Pistols, Stan Van Gundy, que presenciaron un inicio fulgurante de los gallegos.

Los de Moncho Fernández controlaron a Tomic y Doellman en la pintura y endosaron un parcial de 7-0 de la mano de un inconmensurable Waczinski, autor de diez puntos, 2 de 3 en triples, en los primeros diez minutos.

Unos registros que contrastaban con los bajos porcentajes de los azulgrana, que completaron un paupérrimo 4 de 15 en lanzamientos de campo en el primer cuarto.

Sin hacer un baloncesto brillante, los visitantes conseguían una primera ventaja al término del primer cuarto (14-18), que obligó a apretar algo el acelerador al vigente campeón de la Liga Endesa.

Aprovechó Pascual la intranscendencia del encuentro para que jugadores como Edwin Jackson o Bostjan Nachbar gozaran de los minutos que no han tenido en algunos de los momentos cruciales de la temporada.

El escolta francés respondió desde la línea de tiros libres, mientras que el ala-pívot esloveno se mostraba acertado desde el perímetro con un triple que daba la primera ventaja del partido para los catalanes (24-23, min.13).

Apretaron en defensa los azulgrana y lo notó el Río
Natura Monbus, que solo pudo anotar doce puntos en el segundo cuarto, seis de ellos desde la línea de 6,75.

Un parcial de 6-0 le permitió al Barcelona irse al descanso con una ventaja de cuatro puntos (34-30) al término de unos primeros veinte minutos grises.

Tras el descanso, la dinámica cambió totalmente. No querían sustos los locales que salieron intensos en ataque para cerrar el duelo y dar, así, una pequeña dosis de espectáculo a los 4.015 espectadores que asistieron al Palau Blaugrana.

De la mano de un efectivo Oleson -autor de dos triples consecutivos-, y los mates en transiciones rápidas de Thomas y Satoransky, así como a la lucha de Pleiss -el mejor de los azulgrana bajo los aros con 10 puntos y 16 de valoración- los locales completaron un parcial de 16-2 en los primeros compases del tercer cuarto y llegaron a gozar de una ventaja de dieciocho puntos (50-32).

Una avalancha que noqueó al Río
Natura Monbus, que solo pudo anotar doce puntos en tercer cuarto gracias a otro triple de Waczynski y a la perseverancia interior de Triguero.

En los últimos diez minutos, los de Pascual bajaron el ritmo anotador, si bien mantuvieron su intensidad defensiva para afrontar el tramo final con una cómoda renta.

En las filas gallegas, solo Nankivil -muy guerrero bajo los aros-, Triguero y Waczynski dieron la cara, si bien no pudieron evitar que su equipo se fuera del Palau con buenas sensaciones.

30 abr 2015 / 22:41
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito