Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 22 enero 2021
02:00
h

Al Obra solamente le sobraron unas décimas

Un triple de Van Rossom sobre la bocina decide la derrota del conjunto santiagués, que le jugó de tú a tú al Valencia

MONBUS OBRADOIRO 78
VALENCIA BASKET 81
Dolorosa derrota del Monbus Obradoiro frente al Valencia Basket en Sar (78-81). Dolorosa porque llegó sobre la bocina, con un triple de Van Rossom que entró cuando el aro ya estaba teñido de rojo. Dolorosa porque los locales nunca se arrugaron ante un rival capaz de pelear por títulos, al que jugaron de tú a tú. Dolorosa porque la igualdad reinó a lo largo de todo el encuentro, pero cuando existieron ventajas de dos o tres canastas siempre fueron a favor del Obra. Pero la segunda derrota del curso también es esperanzadora. El camino, que solo acaba de comenzar, parece el correcto.

El duelo ya empezó parejo, con un Obra paciente en ataque, sin obsesionarse con los triples, y muy aplicado atrás. Así logró las primeras ventajas (14-9, min. 5), con Pozas llevando la batuta, Llovet y Brodziansky fajándose en la pintura y Vasileiadis ejerciendo de elemento desestabilizador para el rival. El griego anota cuando tira en buenas posiciones y también cuando se sale del guion, y alargó la ventaja local con diez puntos suyos (19-15, min. 9). Entró Kyle Singler como 3 aunque los cambios bajaron el nivel y el Valencia lo aprovechó con un 0-8 a su favor (19-23, min. 10).

Los despistes defensivos en el Obra se multiplicaron y Moncho Fernández cortó por lo sano cambiando el juego interior: se sentaron Hlinason y De Zeeuw y volvió Llovet junto a Spires (21-30, min. 12). Los locales hallaron mejores opciones en la canasta rival cuando pasaron a defender mejor, a pesar de que por momentos faltaron ideas.

Stephens entró para desatascar a los suyos (30-30, min. 17) y aunque el exobradoirista Matt Thomas se enchufó (32-37, min. 18) una canasta de Kostas a una mano y desde 9-10 metros devolvió el mando al Obra (40-37 al descanso). El segundo cuarto dejó otra anécdota: Ponsarnau y Moncho, por ese orden, pidieron sus respectivos challenge para solicitar a los árbitros que elevasen a antideportivas sendas personales. Ambos acertaron.

En el tercer periodo se desató el intercambio de golpes. En otras temporadas no convenía al Obradoiro, pero en esta dispone de armas suficientes para ganarle ese pulso a casi cualquier rival. De nuevo con Pozas dirigiendo con su solvencia habitual y con los locales repartiéndose las canastas, la diferencia se disparó en cinco minutos mágicos, del 24 al 29: del 47-48 al 66-54. Respondió el Valencia antes de que Pozas tuviese que abandonar la cancha sangrando por la nariz tras un golpe de Labeyrie (68-61, min. 30).


AL LÍMITE. En los diez minutos decisivos el duelo se endureció. Correr era misión imposible, las alegrías escasearon y se trataba de sobrevivir en la guerra de guerrillas. Porque enseguida el Valencia recuperó la igualdad total en el marcador (68-68, min. 33) ante un Obra que volvió a echar de menos a Pozas. Moncho movió sus piezas, apostó por la veteranía y pareció que la moneda saldría cara (76-72, min. 38).

Ni mucho menos, porque Will Thomas, en estado de gracia, pidió el balón y golpeó el ánimo obradoirista con seis puntos seguidos, incluido un fade away a 20 segundos del final (76-78). Apostó Ponsarnau por la falta y le salió bien porque Pozas erró sus tiros libres... pero Singler cogió el rebote ofensivo y empató con ocho segundos de reloj. La última defensa del Obra se cerró sobre Thomas y dejó una rendija. Van Rossom anotó sobre la bocina.

Dirección. Falló dos tiros libres a ocho segundos del final, dejó solo a Van Rossom en la última posesión y firmó un 2/6 en tiros libres, pero el mejor obradoirista fue Pepe Pozas. Se notó cuando estuvo en cancha y cuando tuvo que descansar: aportó dirección (7 asistencias), defensa (3 robos) e incluso cogió 5 rebotes.

LOS DETALLES

Homenaje. El Obra homenajeó los 300 partidos en la élite. Participaron José Ángel Docobo, Alberto Abalde, Oriol Junyent, Pozas y Vasileiadis.

Debut. Singler debutó en Sar. Salvo en el último minuto, jugó como '3' y aportó 8 puntos, incluidos 2 que pudieron haber sido claves.

8/25Triples. Por primera vez en esta Liga Endesa, el Obra lanzó más de dos (23/37) que de tres (8/25). Fue el partido con menos intentos y con menos aciertos desde el 6,75.

15 oct 2018 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito