Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 11 abril 2021
02:35
h

El ‘oculto’ objeto del deseo de ir a la Copa pasa hoy por Sar

Monbus Obradoiro y Andorra dirimen un choque que puede ser clave por el billete a Gran Canaria (19.00 h) // El plantel visitante, mermado por las bajas

No es un partido vital si el análisis se circunscribe al objetivo que el Monbus Obradoiro mantiene firme en su hoja de ruta. O, mejor dicho, es tan clave como los otros 33 en esa carrera por la permanencia en la que el equipo santiagués está muy bien posicionado después de trece jornadas de Liga Endesa. Más importante es la cita de hoy en Sar contra el MoraBanc Andorra (19.00 horas) si el Obra quiere conservar intactas sus opciones de ir a la Copa del Rey de Gran Canaria. Restan cuatro partidos de la primera vuelta, es octavo en la tabla con siete victorias y su rival de hoy está únicamente dos posiciones y un triunfo por detrás. Noquearlo sería, casi, eliminar a un contendiente por una de esas ocho plazas.

A los integrantes del plantel del Obra les resulta cada vez más difícil ocultar que ir a la Copa sí es un deseo firme. Lógico, a tenor de la primera vuelta que está firmando el grupo y ante la que Moncho Fernández reclamó el jueves ver el vaso medio lleno. Acumula cuatro derrotas seguidas, sí, pero su situación parecería casi utópica en septiembre y pese a la mala racha conserva su lugar de privilegio en el top-8. Además el técnico de Pontepedriña se mostró “convencido” de que sus pupilos se aplicarán para mejorar la mala defensa exhibida en las últimas jornadas. Ha pasado de encajar 71,9 puntos de media en los primeros nueve partidos a recibir 91,3 en los últimos cuatro y urge corregir esas cifras.

El Andorra, además, es un rival que exige especialmente en apartados que Moncho suele denominar “los básicos”: defensa del uno contra uno, rebote, intensidad... Son “las cosas que tienes que hacer bien siempre”, y que ante la pésima puesta en escena de hace una semana contra el Estudiantes (95-67) el técnico es claro: “Son cosas que ya sabemos hacer, que ya teníamos, y simplemente hay que volver a hacerlas”. El conjunto del Principado es quinto en anotación en la Liga Endesa con 83,1 puntos a favor de media y dispone de la calidad individual que aportan hombres como Jaka Blazic, Jaime Fernández, David Jelínek o Andrew Albicy. Y todo, pese a las bajas.

Esa puede ser la gran preocupación de Joan Peñarroya: cómo hacer frente a la ausencia de hombres importantes para su bloque. Sin Chris Copeland ni Przemek Karnowski, además de la baja de larga duración de Beqa Burjanadze, y con Andrew Albicy y Moussa Diagné con el cartel de dudas, el panorama es peliagudo. Eso sí, tras dos semanas ausente por un problema muscular el base francés se ejercitó ayer y todo apunta a que jugará, aunque más dudoso es el concurso del pívot, que sufrió un golpe en un gemelo el pasado miércoles ante el Darussafaka en Eurocup y permanece en reposo desde entonces.

“Estamos siempre con la Copa, la Copa, la Copa... A mí me preocupa el partido de mañana –por hoy–”, respondió ayer Peñarroya, con un discurso idéntico en el fondo al de Moncho Fernández. “Hay un rival que está haciendo muy buena temporada, que está por delante de nosotros, en un pabellón que tiene una atmósfera especial, ante jugadores muy importantes de los que algunos estarán el año que viene en equipos de Euroliga... Tenemos bastante con el partido como para pensar en más cosas. La Copa es una ilusión que tenemos todos y que tienen cinco o seis equipos que se quedarán fuera. ¿Tenemos ganas de llegar al final con opciones? Seguro, pero ahora tenemos otros problemas y el primero es preparar el partido lo mejor posible”, sentenció el entrenador catalán.

A la histórica mala racha del Andorra en Sar se une en el ramillete de motivos para el optimismo la disparidad de dinámicas de ambos esta temporada: el Obra solo ha perdido uno de sus seis partidos ante su afición, y fue ante el Real Madrid hace dos semanas; los del Principado han ganado en uno de sus seis desplazamientos en Liga, tres semanas atrás en la pista del Gipuzkoa (60-64). En Eurocup, competición en la que ya está eliminado, el Andorra cayó derrotado en sus cinco citas como visitante.

Antaño visitante, ahora local, será un día especial para David Navarro. El base-escolta del Obra se enfrentará al equipo en el que militó los pasados cuatro años y en el que fue capitán. “Será especial pero quiero ganar porque es importante para nosotros”, sentenció esta semana.

29 dic 2017 / 20:52
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito