Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 11 julio 2020
20:43
h
Investigador Ramón y Cajal en la USC

Pablo del Pino: “La ciencia es vocación y pasión, y por tanto, no hay horarios”

Pablo del Pino González de la Higuera (Sevilla, 1977), investigador Ramón y Cajal en la Universidade de Santiago de Compostela, “cuenta con un perfil multidisciplinar en el ámbito de la nanobiotecnología, que abarca desde la síntesis de materiales hasta la consecución de pruebas de concepto en terapias avanzadas”. La beca Leonardo que le ha concedido la Fundación BBVA le ayudará durante 18 meses a “desarrollar nanosistemas que dirijan nanomedicinas a su lugar específico de acción en el organismo, para tratar la isquemia cerebral”.

Medicamentos que actúen justo donde hace falta. Eso es lo que todo el mundo quiere y usted trabaja para conseguirlo.
Aunque la mayoría de las terapias vigentes están basadas en la administración sistémica de medicinas en el torrente sanguíneo, las terapias de futuro deberán ser inteligentes en el sentido de poder controlar la eficiencia de administración (incluyendo el dónde y el cuándo). De esta manera, la mayoría de los efectos secundarios y no diana podrían ser minimizados o incluso completamente evitados.
Esto, por ejemplo, es de vital importancia en tratamientos como la quimioterapia. De hecho, en el campo de liberación controlada de fármacos, la nanotecnología nos está acercando soluciones para una administración más segura y eficiente de fármacos que la de las medicinas actuales, por lo general con importantes limitaciones.
Por otro lado, la inmensa mayoría de los nanosistemas desarrollados actualmente tienen muy baja especificidad y más del 99 % de los nanomedicamentos administrados en el torrente sanguíneo son secuestrados por el sistema inmune, y acaban en el hígado y el bazo.

Hablemos de su proyecto.
En él nos centraremos en el desarrollo de nanosistemas biomiméticos (inspirados en la naturaleza) basados en células madre mesenquimales para dirigir nanomedicinas a su lugar de acción. Pretendemos construir un disfraz basado en estas células, de forma que el sistema inmune no las secuestre, y puedan llegar a la diana a la que estas células van dirigidas por sí mismas, que en nuestro caso será tejido cerebral dañado por una isquemia cerebral.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt

12 ago 2017 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito