Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 10 julio 2020
02:21
h
Misionero jesuita

Padre Andrés Díaz de Rábago: Debemos pensar en los demás y dar amor"

Espontáneo y risueño, el centenario padre Andrés Díaz de Rábago se metió ayer al público en el bolsillo durante su discurso de agradecimiento por la obtención del premio como misionero del año.

Un discurso en el que reconoció sentirse un poco pequeño ante la gran valía del resto de galardonados, y en el que quiso dar un consejo a todos los asistentes a la gala, "el que yo me dí a mí mismo hace muchos años y que es algo muy simple, amor".

En este sentido, y tras explicar que había vivido fuera de Galicia desde 1946, destacó la riqueza que ha supuesto para él haber podido compartir experiencias con las comunidades internacionales en las que ha estado, "pudiendo hablar con un compañero en chino, con otro en gallego, siempre alegres, en paz y con mucho amor".

Por ello, recomendó "pensar un poco en los demás, preocuparnos más de los vecinos, de los de casa y de los de fuera, ya sean hombre o mujer, ofrecerles una sonrisa, no un mal gesto"; idea que enfatizó con una mueca con la que arrancó sonoros aplausos.

Por último, aseguró que "ayudar, al menos a mí, me ha hecho un bien extraordinario y, además, he tenido la suerte de que la vida me ha dado mucho amor".

Y concluyó deseando que "logremos tener más amor", abrazando a sus compañeros de mesa Miguel Ángel Santalices y Xosé Sánchez Bugallo.

11 oct 2019 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito