Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 31 mayo 2020
14:49
h

Parón total: todas las obras quedan empantanadas hasta nueva orden

Paralizada también la restauración de la Catedral // La Xunta se empleó a fondo durante las últimas semanas para avanzar al máximo en la mejora de los accesos del Camino de Santiago

Supervisar las obras es una de las aficiones preferidas de muchos jubilados. Sin embargo, tras el decreto del Gobierno, ya no se va a poder hacer ni si quiera desde las ventanas de los pisos, puesto que ésta es una de las actividades que el Ejecutivo no considera esencial, así que desde ya todas las actuaciones que se estaban realizando en Compostela, sea cual sea su titularidad, van estar paralizadas, al menos durante quince días.

De hecho, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, confirmó ayer este punto y dijo que únicamente permanecerá activo un retén para conservación y mantenimiento de la Brigada de Vías y Obras y otro más de la empresa responsable de la conservación de pavimentos de las calzadas para subsanar actuaciones urgentes.

Otros trabajos que han quedado suspendidos son las labores de restauración de la Catedral de Santiago. Asimismo, las labores de acondicionamiento de las entradas de los Caminos de Santiago en la capital gallega, realizadas por las Xunta, también se han visto afectadas por este parón obligatorio. A pesar de todo, los operarios estuvieron trabajando hasta el último momento tanto en los accesos del itinerario inglés, en el Polígono del Tambre; como en la zona de Conxo, en rúa da Torrente, que pertenece al ámbito de la Ruta lusa.

Así, en el primer caso terminaron un murete en acero cortén que cierra el aparcamiento de Boisaca, acondicionaron el carril para colocar el portalón de una parcela privada, así como varias rampas de acceso a fincas, y repusieron las acometidas de las mismas y sus respectivos cierres. Además, levantaron el firme del paso de peatones de la vía Edison con el objetivo de renovarlo. En el segundo caso se realizaron las conexiones de pluviales y se hormigonó Torrente. También se efectuaron los trabajos previos para realizar una acera en la rúa Benéfica. El objetivo inicial del Ejecutivo autonómico antes de que se desatase esta crisis del coronavirus era que estas obras estuviesen finalizadas, como muy tarde, antes de la primavera de 2021, que es cuando se espera la llegada masiva de peregrinos a la ciudad a través de estos itinerarios, así como del Camino Francés por San Lázaro y Concheiros.

Se trata de un ambicioso proyecto que, por ejemplo, en la zona de Conxo contempla una remodelación a fondo de la plaza del hospital Psiquiátrico, que antes de esta paralización continuaba en marcha y que pretende convertir el espacio en un nuevo Obradoiro.

Antes de que se iniciase la crisis del coronavirus, y nada más aprobar los presupuestos, el Ayuntamiento compostelano ya utilizó la fórmula de anticipación de gasto para sacar a concurso la remodelación de la rúa Concheiros, con la previsión de acortar al máximo posible el plazo de ejecución mediante la puesta en marcha de un doble turno de trabajo en horario diurno.

Sin embargo, el Estado de Alarma también paralizó la presentación de ofertas, por lo que esta actuación también tendrá que esperar, como otras muchas obras que se estaban llevando a cabo en la actualidad en la capital gallega, entre ellas la de la estación de autobuses.

31 mar 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito