Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 13 abril 2021
17:52
h

Pastora gallega de 9.300 años

Sus restos fueron hallados en la Cova do Uro, entre O Courel y Pedrafita // Vivió en el Mesolítico

La primera pastora de la prehistoria estudiada en España, por un equipo de científicos del Instituto Universitario de Geología de A Coruña, fue bautizada como Elba, nombre de raíz céltica cuyo significado etimológico es "la que viene de la alta montaña".

Sus restos óseos fosilizados fueron hallados en la Cova do Uro, un enclave situado en la frontera entre O Courel y Pedrafita. Las dataciones por el método del carbono 14 determinaron que el fósil tiene una antigüedad de 9.300 años, lo que lo sitúa en el Mesolítico, un período intermedio entre el nomadismo del Paleolítico y el sedentarismo del Neolítico.

A Elba, de acuerdo con el estudio hecho por los investigadores del Instituto Geológico de la Universidad de A Coruña, se la puede consierar como la primera pastora gallega conocida. Hasta la fecha se trata del único individuo femenino de esa etapa de la prehistoria descubierto en la península Ibérica.

CASO ÚNICO. Junto a Elba aparecieron en la caverna los huesos de tres uros, una especie animal extinta de toro salvaje. Los investigadores piensan que la mujer y los animales pudieron caer de manera accidental en la cueva al mismo tiempo y que estos fósiles pueden corresponder a una muestra de pastoralismo primitivo, que figuraría entre las más antiguas de Europa. En el Mesolítico se inicia la domesticación de animales y el pastoreo, junto con los primeros cultivos de la tierra.

Según los análisis realizados, la protagonista de esta historia tendría entre 20 y 40 años de edad cuando murió y era de baja estatura, de unos 152 centímetros. También se ha podido averiguar que sufrió traumatismos craneoencefálicos en momentos anteriores al de su muerte y que padeció además estrés nutricional, lo que para los investigadores son pruebas de las duras condiciones de vida que tenían las poblaciones humanas de las sierras orientales gallegas en esa etapa de la prehistoria.

DIETA Y LACTOSA. Los científicos descubrieron además que la mujer tenía intolerancia a la lactosa y que su dieta se componía en gran parte de vegetales y en menor medida de proteínas animales. Los análisis genéticos indican que pertenecía al llamado haplotipo U, característico de las poblaciones de cazadores-recolectores europeos, y dentro de éste, al subhaplotipo U5b1, cuyo origen se sitúa en la península Ibérica hace entre 16.000 y 20.000 años. La Estación Científica de O Courel acogerá, hoy sábado, un foro organizado por la USC, el Imelga y la Real Academia Galega de Ciencias, en colaboración con la Diputación de Lugo y el concello de Folgoso do Courel, en el que los integrantes del equipo científico multidisciplinar que investigó el yacimiento de caso Elba, durante tres décadas, explicarán los pormenores de la reconstrucción paleoambiental con restos humanos hecha en Galicia, basada en datos reales.

Entre los autores figura el profesor Juan Ramón Vidal Romaní, el forense Fernando Serrulla, la artista forense Margarita Santín, la paleontóloga Aurora Grandal, la especialista en ADN y biología molecular Gloria Fortes y el arqueólogo Marcos Vaqueiro.

09 nov 2018 / 21:05
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito