Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 19 junio 2021
10:12
h

Pego y García se van de NCG con los deberes hechos

"El barco está en el puerto y zarpará hacia un nuevo viaje"

La conversión de Novacaixagalicia en NCG Banco trajo peajes. Son muy caros los 2.465 millones de euros que de entrada, antes de que entre capital privado, inyectará el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a 30 de septiembre. Obligó a dar pasos que culminaron con la salida de históricos dirigentes de las finanzas galaicas. El último en anunciar su marcha al presidente ejecutivo, José María Castellano, fue el lunes por la tarde Javier García de Paredes, director general adjunto ejecutivo de la caja, cargo al que llegó cuando fructificó la fusión, el pasado 1 de diciembre. Al igual que una semana antes hizo José Luis Pego, director general, De Paredes deja la entidad tras la segregación del negocio financiero en favor de NCG. Lo hace tras el fichaje de César González-Bueno, exhombre fuerte de ING para Europa, como consejero delegado en esta entidad. Fuentes próximas a Novacaixagalicia detallaban ayer que tomó la decisión después de "dejarse la piel y hacer todo lo posible para que Galicia contase con una entidad propia fuerte, bien gestionada, con consejeros gallegos y los centros de decisión aquí". Señalan que ahora, con nuevos capitanes, "el barco está en el puerto y zarpará hacia un nuevo viaje". Y De Paredes, Pego, Óscar Rodríguez Estrada y Gregorio Gorriarán, todos ellos con contratos de alta dirección, se quedan en el muelle. Otros llevan ahora el timón.

2.130 millones
Son los beneficios de las cajas españolas en el primer semestre del año, un 17,7 % más que en el mismo periodo de 2010, gracias a unas menores dotaciones que realizaron para hacer frente a posibles insolvencias. No se cuentan, según la patronal CECA, los 1.136 millones de euros en pérdidas de la intervenida Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). En el semestre, las cajas recortaron 6.936 empleos.

Garicano: "Con las cajas, el café para todos no vale"
Guardar la pólvora para cuando haga falta de verdad. Es la recomendación del catedrático en Economía de la London School of Economic, Luis Garicano, sobre las ayudas a las cajas españolas. "El café para todos no vale", afirma para, tras rehusar valorar NCG Banco, indicar que solo deben recibir ayudas públicas las cajas que sean sistémicas, aunque sean insolventes. "Lo que podría pasar con la reestructuración de la CAM puede ser un error muy grave", indica para apuntar que el miedo a que haya que "sacar la chequera" para todo ya existe en la sociedad. Señala que va a ser difícil encontrar un comprador para la entidad.

21 sep 2011 / 22:37
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito