Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 13 julio 2020
00:42
h

Películas de amor (y desamor) para celebrar San Valentín(o no)

El 14 de febrero, San Valentín, uno de esos días que no deja indiferente a nadie: o se disfruta de la celebración del amor o se lo mira como una mera excusa comercial para que la gente consuma, pero ahí sigue, levantando pasiones cada año y el cine ha sido partícipe de ello, como bien demuestran los estrenos de comedias románticas que suelen llegar a la cartelera por esta época.

    Los hay tiernos, terroríficos, robados... y por supuesto, besos románticos de esos que no se olvidan. El cine los tiene todos y qué mejor momento que el día de San Valentín para repasar algunos de los más emblemáticos ósculos de la historia del cine.

    ¿Quién no ha querido ser protagonista de una bella historia de amor y recibir uno de esos esperados besos que te dejen sin habla? El primer beso de la historia del cine tuvo lugar en 1896 y fue un encargo de Thomas Alva Edison al director William Heise. El vídeo de este beso entre John Rice y May Irwin apenas dura 47 segundos en un único plano.

    Pero el alboroto que causó hizo historia y, ahora, más de cien años después, el beso se ha convertido en una herramienta imprescindible de toda película. Repasamos algunos de los mejores besos del cine.

    CASABLANCA. Arrancamos nuestro a buen seguro incompleto repaso con uno de los besos más legendarios del séptimo arte, el que protagonizan Rick (Humphrey Bogart) e Ilsa Lund (Ingrid Bergman) en el clásico que en 1942 dirigió Michael Curtiz.

    LO QUE EL VIENTO SE LLEVO. Continuamos con otro clásico básico, Lo que el viento se llevó. Scarlett (Vivien Leigh) y Rhett (Clark Gable) mantienen un afilado diálogo que termina en un beso en la penumbra que acaba siendo realmente apasionado y... una propuesta de matrimonio.

    DESAYUNO CON DIAMANTES. El beso que comparten H­olly Golightly (Audrey Hepburn) y Paul Varjak (George Peppard) en el final de Desayuno con diamantes', mientras suena de fondo la melodía de Moon River de Henry Mancini, es otro de los momentos inolvidables. Empapados por la lluvia, en plena calle, nace un beso que a pesar de ser rodado hace 51 años trasmite tanta pasión y dulzura como el primer día, incluso con gato en medio.


    GHOST. Una de las películas románticas por excelencia nos regala uno de los besos más bonitos de la historia del cine, protagonizado por Molly (Demi Moore) y Sam (Patrick Swayze). Con las manos entrelazadas tratan de recomponer una vasija en el torno de alfarería, él comienza a subir las manos por sus brazos y finalmente ella se gira hacía él, y termina la escena con uno de los besos más sensuales del cine.

    AMÉLIE. Sin duda, el beso que comparten Amélie (Audrey Tautou) y Nino (Mathieu Kasso­vitz) es uno de los más originales y dulces. Cuando Nico entra por la puerta, la joven no se lanza a darle el típico y apasionado beso, sino que le da tres besos que rebosan sentimiento, uno en la comisura de los labios, el siguiente en el cuello y el último en el párpado, convirtiendo la escena en una de las más románticas de la gran pantalla.

    DJANGO DESDENCADENADO. Tras el baño de sangre y la sobredosis de violencia que nos regala Quentin Tarantino en la película, la cinta termina con un apasionado beso entre el protagonista Jaime Foxx y su amada Kerry Washington. Todo, claro está, con música de espaguetti western de fondo.

    TITANIC. Y cómo olvidar la escena más emblemática del supertaquillazo de James Cameron en la que Jack (Leonardo DiCaprio) le enseña a Rose (Kate Winslet) lo que es volar encima del mítico transatlántico. Ya le podía haber enseñado también a hacerle sitio en la tabla...


    EL DIARIO DE NOA. The Notebook (El Diario de Noa en España y Diario de una Pasión en Latinoamérica) es una de las películas de amor por excelencia. Si hablamos de besos apasionados no podemos olvidar el que comparten Noa (Ryan Gosling) y Allie (Rachel McAdams) al reencontrarse siete años después de la última vez que se vieron.

    En el momento de este apasionado beso, también bajo la lluvia, Allie descubre que Noa le ha escrito 365 cartas de amor, una por cada día del año, pero que su madre no le ha dejado leerlas. Y Noa trata de demostrarle a Allie que la quiere como el primer día con un beso de esos que hacen que todo lo que estas diciendo desaparezca.


    MATCH POINT. Y ya que hablamos de besos empapados por la lluvia, merece la pena mencionar este de Chris (Jonathan Rhys-Meyers) y Nola (Scarlett Johansson) que consiguen que la pasión traspase la pantalla, en esta película de Woody Allen. Aunque al principio Nola se resiste a los encantos de Chris, al final no puede contener el deseo de probar sus labios, fundiéndose así en un increíble beso. Y de paso convirtiéndose en el objeto de deseo de medio mundo. La otra cara es que él se vuelve el hombre más deseado mientras que ella es el foco de envidia de muchas mujeres.

    SLUMDOG MILLONARIE. La película estilo bollywood dirigida por Danny Boyle en 2008 recoge uno de los besos más románticos y esperados. Es el de Jamal (Dev Patel) y Latika (Freida Pinto), después de superar todas las barreras que se interponían entre ellos, vuelven a encontrarse en la estación de tren, dónde Jamal le dice: "Este es nuestro destino", a lo que ella le contesta: "Bésame". Acto seguido se funden en un tierno beso en el que se dicen todo. Después de toda la película, la espera merece la pena.

    Si eres de esos que pasan el 14 de febrero en soledad, de esos que prefieren celebrar San Ballantines en lugar de el San Valentín o simplemente has perdido la fe en 'la inevitable fuerza del amor'... no te preocupes. A continuación te ofrecemos una lista con las peores películas de amor de todos los tiempos para que, al menos, puedas regocijarte de 'esa hilarante pantomima a la que algunos llaman amor'. Un ranquin especialmente apto para aquellas parejas que no necesitan que los centros comerciales les marquen una fecha predeterminada para demostrar que se aman.

    HISTORIAS DE SAN VALENTÍN. Empieza la lista con un plato fuerte. Historias de San Valentín es una película coral que narra una serie de historias ocurridas en el día de los enamorados. Unas historias cargadas de clichés, estereotipos y personajes 'de cartón' que intenta estar a la altura de Love Actually cuando no puede ni optar a ser una película mediocre. Y eso que cuenta con un reparto estelar donde destacan Julia Roberts, Jessica Alba, Bradley Cooper y Ashton Kutcher, entre otros.
    LOCA OBSESIÓN. Comedia romántica que tiene tan poco de comedia como de romántica. Sandra Bullock interpreta a una creadora de crucigramas que un (mal) día se enamora en una cita a ciegas de Bradley Cooper, un camarógrafo de noticiario. Desde ese momento, Bullock se dedicará a perseguir a Cooper por todo el país con la intención de demostrarle que en realidad están hechos el uno para el otro.

    COMO LOCOS... A POR EL ORO. Antes de protagonizar Interestellar, antes de protagonizar True Detective, Matthew McConaughey ya era actor, y formaba un 'supuesto' tandem de lujo con Kate Hudson. En esos tiempo, y después de el éxito de Cómo perder a un chico en 10 días, la pareja se embarcó en esta comedia romántica de aventurasen la que no hay ninguna de las tres cosas. Eso sí, ambos actores lucen sus bonitos y bronceados cuerpos al sol durante casi todo el metraje.

    PLANES DE BODA. Y hablando del bueno de McConaughey. En 2001, trece años antes de ganar el Oscar por Dallas Buyers Club, el actor estadounidense protagonizó junto a Jennifer López la película Planes de boda. La premisa de la película ya echa bastante para atrás. Jennifer López es la mejor organizadora de bodas de todo América, pero no tiene tiempo para ella. Cuando un día McConaughey, un prestigioso médico le salva la vida, ella se enamora perdidamente de él. ¿Cuál es el problema? Matthew McConaughey es su próximo cliente.

    LA BELLA Y LA BESTIA (THE HOTTIE AND THE NOTTIE). ¿Paris Hilton protagonizando una película de amor? Pues sì, eso es lo que tiene el siglo XXI, que todo es posible. Muy en su línea, la heredera de los Hilton 'interpreta' en esta película a la típica chica guapa y admirada, que para más inri se niega a salir con el chico que la ama a no ser que le consiga una cita a 'su amiga fea'. Y no hay más. Salvo un aplauso al encargado de traducir el título al castellano, peor no lo podría haber hecho.

    EL GURÚ DEL BUEN ROLLO. En esta película protagonizada por el cómico Mike Myers, un estadounidense criado por gurús de la India vuelve a su país natal para tratar de resolver el matrimonio entre un jugador de hockey y su mujer, que lo ha dejado por un jugador del equipo rival. Junto a Myers están Jessica Alba, Justin Timberlake y Ben Kingsley. Una comedia muy en la línea de El gurú del sexo y El gurú de las bodas. Todas ellas recomendablemente olvidables.

    NOVIO POR UNA NOCHE. Jessica Alba repite en la lista con la comedia Novio por una noche, que protagoniza junto a Dane Cook. En esta comedia, cuyo título original es Good Luck Chuck, Dane Cook es Chuck, un hombre que tiene una 'maldición': cuando se acuesta con una chica, a la mañana siguiente la chica conoce al amor de su vida. Pero cuando conoce a Jessica Alba se enamora (cómo no) y tendrá un 'serio problema', no puede acostarse con ella. Basada en hechos reales vamos.

    UNA RELACIÓN PELIGROSA (GIGLI). Y otra actriz que repite. Jennifer López protagoniza junto a Ben Affleck (su pareja en aquel momento) esta absurda película en la que el posterior Batman interpreta a un matón contratado por la mafia para realizar un secuestro que será vigilado por J-Lo, una experta asesina a sueldo. Años después, salió a la luz un remake (no oficial por supuesto) titulado Sr. y Sra. Smith.

    CROSSROADS: HASTA EL FINAL. Antes de embarcarse en la aventura de Factor X, Brittney Spears probó suerte en el cine debutando en esta road movie sobre el sueño americano en el que una virginal chica de instituto empaqueta todos sus clichés y emprende un viaje por carretera para convertirse en una estrella de la música. Pero por el camino se enamorará de un ex-convicto que le hará replantearse sus prioridades. Eso si, por el camino le escribirá un par de canciones cursis.

    NORBIT. Comedia protagonizada por Eddie Murphy, Eddie Morphy y... Eddie Murphy en la que Eddie Murphy está casado por obligación con Eddie Murphie en femenino y con obesidad. Pero Eddie Murphy no consigue ser feliz. Por eso cuando reaparece Thandie Newton, su gran amor de la infancia, Eddie Murphy tratará de huir de ¿sí mismo? mientras intenta conquistarla. Todo aderezado con chistes de pedos.

    Diez nefastas películas de amor para los que odian san valentín

    LA PRINCESA PROMETIDA.

    Sin duda, La princesa prometida está hecha para todos, al ser una auténtica historia épica, de aventuras, de héroes y princesas. Ideal para disfrutar soltero o en pareja, da igual, porque es una verdadera propuesta atemporal que también tiene una de las frases icónicas del cine de los 80: "Hola, me llamo Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre. ¡Prepárate a morir!".

    Ideales si no tienes pareja

    Pero ahora toca hablar de ese cine ideal para ver a solas. Porque en San Valentín no hay necesidad de estar celebrando el amor romántico. De hecho, varias películas míticas nada relacionadas con la pasión de los enamorados se estrenaron por estas fechas. También están esas historias que, aunque hablen de amor, están hechas para el deleite propio. Porque las películas en San Valentín no tienen que ser azúcar en vena, aquí están algunas propuestas estupendas para disfrutar tanto en soledad como acompañado. Ideales para todos aquellos amantes del buen cine.

    EL SILENCIO DE LOS CORDEROs. El 14 de febrero de 1991 llegó a los cines El silencio de los corderos y el público conoció al psiquiatra caníbal Hannibal Lecter (Anthony Hopkins). Adaptación de la novela de Thomas Harris, este clásico contemporáneo sigue fascinando por sus certeros diálogos entre Clarice Starling (Jodie Foster) y el doctor Lecter. Una cinta ideal para desconectar de las empalagosas propuestas de temporada.


    TOY STORY. Como con Thelma y Louise, ante tanto amor empalagoso, un buen refugio es la amistad. Toy Story es el mejor ejemplo para ello, una propuesta ideal para recordar que los celos no llevan a nada y que los auténticos amigos perviven más allá del tiempo. Ya lo dice la canción de la película: "Hay un amigo en mí".

    DESEANDO AMAR. Deseando amar es una sublimación de los amores imposibles, lo que la convierte en una película fascinante y en una opción magnífica para ver a solas. Es una historia de aquellas que solo tienen espacio para la f­icción. Hong Kong, año 1962, Chow (Tony Leung) y Li-zhen (Maggie Cheung) inician una amistad poco después de descubrir que sus respectivos cónyuges les engañan. Un cuidado y elegante drama de época que, sin duda, se aleja de cualquier propuesta azucarada para estas fechas.

    LA GRAN BELLEZA. Esta cinta es el mejor ejemplo para aquellos solteros empedernidos, con una mirada cínica sobre el amor, como le ocurrió a La dolce vita en su momento. Un retrato de lo decadente de la burguesía italiana, con una mirada ácida y descreída de los ideales del ayer. Su escena festival inicial es sublime.

    LANGOSTA. Si alguien piensa que el amor es una dependencia, encontrará en Langosta su propuesta ideal. La película de Yorgos Lanthimos es una comedia negra sobre las relaciones, ambientada en un mundo alternativo y distópico en el que todo aquel soltero tiene 45 días de plazo para encontrar pareja si no quiere convertirse en un animal. Una interesante e irónico reflexión sobre la soledad y también sobre el amor.

    Cold War. Si alguien quiere huir de las típicas comedias o dramas románticos de San Valentín, en Cold War encontrarán su alternativa perfecta. Una auténtica relación de amour fou, un bolero cinematográfico de esos que son geniales de retratar en el cine, de amores complicados que se alejan de los clichés típicos de estas fechas. Una propuesta elegante y llena de pasión.

    Tomando de referente la Masacre del Día de San Valentín, Billy Wilder supo crear una de las comedias más alabadas de la historia. Joe (Tony Curtis) y Jerry (Jack Lemon), dos músicos de jazz de poca monta, son testigos de la masacre y se disfrazan de mujeres para huir de la Mafia.

    Una de las mejores películas protagonizadas por Marilyn Monroe. Aquella frase que pronuncia Joe E. Brown al final de la cinta es ya mítica: "Bueno, nadie es perfecto". Porque en San Valentín, también ocurren cosas muy distintas.

    THELMA Y LOUISE

    Porque en San Valentín también se celebra la amistad, qué mejor película con la que festejarla que con Thelma y Louise, una auténtica road movie convertida en uno de los símbolos cinematográficos del feminismo. Dos mujeres (Susan Sarandon y Geena Davis) que dejan sus anodinas vidas para iniciar una aventura. Una propuesta magnífica que recuerda que, muchas veces, los amigos son los mejores compañeros de viaje.

    16 feb 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito