Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 31 octubre 2020
10:26
h
on/off

Pensionistas, funcionarios e industria gallega

    DE tres promesas que Sánchez hizo estando en funciones solo cumplió una en su primer Consejo de Ministros: subir el 0,9 las pensiones. Se aplaza la del sueldo de los funcionarios y nada se sabe de la rebaja del precio de la electricidad a las empresas grandes consumidoras de energía, asunto este fundamental en Galicia.

    Los incrementos salariales estaban ya acordados y, tal como se aprobó para los jubilados, podía haberse decretado para los trabajadores públicos. ¿Por qué no se hizo entonces? El retraso seguramente responde a una estrategia propagandística. Las buenas noticias conviene dosificarlas para que sus efectos perduren, le susurraría Iván Redondo al presidente. Pero no solo por eso, sino porque una de las dos se convertiría automáticamente en negativa. ¿Por qué a unos les suben el 0,9 y a otros más del doble, el 2 por cien-to, si el coste de la vida a todos machaca por igual?

    La razón esgrimida para el 2 por ciento, por encima del IPC previsto, es compensar la pérdida de poder adquisitivo durante los años de la crisis. Es cierto, pero Sánchez dijo en la rueda de prensa posterior al Consejo que los pensionistas también habían sufrido pérdida. Debería aclararse. Deja también para otra ocasión el incremento a las pensiones más bajas. Nuevo anuncio propagandístico.

    Bienvenidos los nueve euros de media más al mes, saludarán jubilosos los mayores, pero la gran preocupación es otra: cómo se va a salvar un sistema que si no se reforma terminará quebrando. Para encontrar la solución no se dan ninguna prisa. Cuando estaba a punto de alcanzarse un acuerdo, hace unos meses, Podemos rompió la baraja. Y hoy, asaltados los cielos con éxito, las cuestiones terrenales pueden esperar.

    Tampoco se dio a conocer el estatuto de la industria electrointensiva que el Gobierno dijo tener a punto y listo para aprobar en cuanto estuviera en plenas facultades. A ver si para el próximo Consejo, aunque no nos hagamos ilusiones. Hacer lo contrario de lo que se dice es marca de la casa. "No dormiría tranquilo con...".

    Periodista

    16 ene 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito