Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
09:42
h
tercera división

Pipo se lesiona e Ian Mackay viajará con el Ciudad a Verín

El portero recién fichado se entrenó ayer por primera vez en Santa Isabel y será la novedad en la lista ·· "Vengo con ilusión a luchar por un puesto y colaborar en el objetivo del ascenso", dice

El apellido de Ian Mackay (A Coruña, 14-7-86) llama a engaño, pero el chico es herculino de pura cepa: su padre es un escocés que trabajaba en el mar, que pasó por las costas gallegas... y fue pescado por una coruñesa, flechazo. Pero vamos a lo que interesa, que el Tomate ya lo quitan. Ian Mackay, 1,80 metros, es el nuevo portero del Ciudad de Santiago y llega vestido para jugar: fichó esta semana, ayer se entrenó por primera vez con su nuevo equipo y hoy será incluido en la convocatoria para el partido de mañana (16.30 horas) en Verín; su alta es obligada: tras la lesión de adductores de Pipo y la conocida de Carlos, sólo un portero, Adrián, estaba sano.

"Soy joven y mantengo toda la ilusión para abrirme camino en el fútbol. Y mejor en casa. Aunque a mis 21 años ya tengo también cierta experiencia: he jugado 20 partidos en Segunda División B. ¿Ir mañana a Verín? Yo estoy a disposición del míster, y por mí, que me meta en el once inicial", dice el portero.

Ian tiene mucho más que contar. Puede contar una historia de luces y sombras. La mayor luz llegó hace dos pretemporadas, cuando Riazor se rindió a sus condiciones en un Dépor-Milan (3-1) del Teresa Herrera. Primera plantilla, sueños, Caparrós que muestra su confianza en él...

... pero en los últimos días de cada pretemporada en el Dépor fueron un suplicio para Ian, un chico de la casa (creado en el Ural y en las categorías inferiores del Dépor). Esa misma pretemporada, su sueño se rompió cuando en los últimos días de la pretemporada el Dépor fichó a Auoate, no encontró salida para Munúa... y a Mackay, hijo de escocés, lo cedieron al Ceuta.

No tuvo suerte en esa primera cesión; ni en la segunda, ya el siguiente curso: en el Universitario de Oviedo jugó mucho y bien, pero sufrió una lesión de codo: cinco meses parado.

Volver a empezar. Este año, también el último día de pretemporada pero ya fichado, salió del Dépor para irse al Vecindario, donde tampoco tuvo suerte; iba siempre convocado, pero jugaba poco. "Decidí aceptar la oferta del Ciudad (ficha hasta final de temporada), me agrada mucho su proyecto y sólo quiero poner mi granito de arena para luchar por el objetivo del ascenso. Y para luchar, sanamente, por un puesto con Damián y con Carlos, a quien conozco desde el Ural, como a muchos del Ciudad: hay un gran equipo", finaliza.

01 feb 2008 / 01:27
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito