Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 20 octubre 2020
14:28
h
POLÍTICAS DE BABEL

El polémico informe Pisa

    EL Informe Pisa es utilizado por nuestros dirigentes políticos a su antojo, para descartarlo cuando los resultados no son los esperados, o para resaltarlo en aquellos casos en los que las valoraciones son positivas, como ocurre en algunas comunidades. Dado que los datos parecen fluctuar cada vez que se publican las calificaciones, quienes lo mencionan en ocasiones para reivindicar sus políticas educativas, en otros casos critican sus errores de concepción o formulación.

    A estas alturas, no creo que un informe deba o vaya a variar lo que todos sabemos. En primer lugar, que nuestros políticos son incapaces de consensuar un pacto por la Educación en España que no dependa del Gobierno de turno y que no someta a profesores y estudiantes a constantes y sucesivas reformas educativas que ni siquiera permiten un tiempo prudencial para analizar los resultados de las programaciones vigentes. En segundo lugar, el incremento de inversión en educación a todos los niveles es imprescindible y mejorable, como se puede comprobar por la falta de profesorado, la prolongación de las interinidades, la ausencia de sustitutos en casos de baja por enfermedad, o las carencias de infraestructuras y materiales en centros escolares. Tampoco se ha prosperado en la reivindicación de la figura del docente; es decir, de quienes van a marcar de forma inexorable y de por vida a nuestros hijos e hijas.

    Cada cierto tiempo trascienden casos de docentes que sufren el acoso de sus propios compañeros y compañeras, o de esos discentes que deberían respetar su autoridad y su magisterio. También se detecta escasez de recursos humanos para tratar episodios de acoso escolar entre los menores. De hecho, se tienden a minusvalorar hasta que tienen lugar tragedias irremediables. No hay suficiente personal capacitado para tratar la singularidad de niños y niñas con altas capacidades o con necesidades especiales. Y, como ya expusimos aquí, todos ellos son especiales (Niños y niñas son todos especiales, ECG 07/07/2019). Así pues, que nadie se rasgue las vestiduras para mal, ni se regocije en el éxito cuando trasciendan las calificaciones de estos informes. Al igual que profesores, padres y estudiantes sabemos dónde estamos, también todos deberíamos decidir hasta dónde queremos llegar en un tema del que depende el futuro de nuestra sociedad.

    Es llamativo que, tras los problemas detectados con la prueba de comprensión lectora, así como con los resultados del Informe por comunidades, nadie se haya tomado la molestia de consultar a los especialistas; es decir, a los profesores. Y sólo los políticos más osados e imprudentes alzan sus voces a favor o en contra de la prueba según sus intereses. No permitamos que el Informe Pisa ni los ránquines internacionales se conviertan en arma arrojadiza con la que los políticos jueguen a enfrentarnos a quienes nos tomamos la educación muy en serio.

    www.josemanuelestevezsaa.com

    09 dic 2019 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito