Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 02 junio 2020
02:59
h

La prensa pide a Catalá que persiga al filtrador y no mate al mensajero

El titular de Justicia defendió ayer la idea de abrir ese debate con el fin de proteger la "confidencialidad" y la presunción de inocencia, si bien poco después precisó que su planteamiento "no tiene nada que ver con penalizar a los medios"

    Medios y periodistas han rechazado que se sancione la publicación de filtraciones de investigaciones judiciales en curso, una idea apuntada, y luego matizada, por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y se han mostrado unánimes al afirmar que hay que perseguir al filtrador, "no matar" al mensajero.

    El titular de Justicia defendió ayer la idea de abrir ese debate con el fin de proteger la "confidencialidad" y la presunción de inocencia, si bien poco después precisó que su planteamiento "no tiene nada que ver con penalizar a los medios".

    Y ha vuelto hoy a matizar sus declaraciones al asegurar que el Gobierno no tiene "ninguna propuesta en torno a la sanción de medios de comunicación".

    "En absoluto", ha subrayado en declaraciones a los periodistas antes de asistir a una conferencia de la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, quien también ha entrado en el asunto al defender la publicación de informaciones procedentes de secretos de sumario "siempre y cuando no perjudiquen a la investigación".

    Las manifestaciones de Catalá, que se producen en vísperas del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se celebra el 3 de mayo, han suscitado polémica y rechazo desde distintos sectores.

    Asociaciones de periodistas y medios de comunicación han acusado al ministro de querer "matar al mensajero" y han coincidido en que las sanciones deben imponerse al que filtra la información y no al que la publica.

    "Que persigan al filtrador, ni mucho menos al mensajero que difunde esa filtración", ha señalado a Efe la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, quien ha subrayado que siempre debe primar el derecho a recibir una información veraz.

    En la misma línea, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha considerado que no puede limitarse el derecho constitucional a la información veraz y de interés público, sea cual sea la misma.

    Los principales periódicos de ámbito nacional se han hecho eco de la "reflexión" de Catalá en sus páginas de opinión, desde las que lo acusan de querer resucitar la "censura".

    Así, El País, en su editorial, califica de "inadmisible" una idea, que constituye "otro jalón en la cadena de dislates en que está incurriendo un Ejecutivo manifiestamente nervioso" y recuerda, al igual que otros medios, que la idea no es nueva, pues ya la planteó el exministro Alberto Ruiz-Gallardón.

    "Catalá, dispuesto a utilizar una vieja receta: matar al mensajero", es el título del editorial de El Mundo, que señala ayer como el "día que un ministro del Gobierno de España abrió la puerta a resucitar la censura".

    En sus páginas de opinión, ABC cree que es un "debate inoportuno" y también opta por buscar al filtrador "mejor que matar al mensajero".

    Partidos y responsables políticos han salido al paso de las declaraciones del ministro.

    Desde el propio PP, el vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, ha subrayado que la libertad de prensa "es sagrada".

    El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha instado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a que desautorice a Catalá y le ha aconsejado "que no se preocupe tanto de perseguir a aquellos que denuncian la corrupción del PP, que suelen ser los periodistas, sino a perseguir la corrupción" de su partido.

    El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ha acusado al Ejecutivo de pretender "amordazar" a los medios de comunicación, mientras que para la presidenta de la Junta de Andalucía en funciones, Susana Díaz, es un "ataque a la libertad de expresión y a la democracia".

    De "despropósito" ha calificado la propuesta de Catalá el líder de IU, Cayo Lara, en tanto que el portavoz de Justicia de la coalición en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha acusado al Gobierno de pretender "matar al mensajero" para "tapar la corrupción".

    En ese sentido, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha recalcado que el problema "no es el mensajero" ni los medios, sino quién filtra.

    Para el portavoz adjunto de UPyD en el Congreso, Carlos Martínez Gorriarán, es "increíble" y una "regresión democrática" cualquier injerencia o limitación en la libertad de prensa.

    El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dicho que todo esto "es el mundo al revés" y ha opinado que la intención del ministro de querer matar al mensajero para que los periodistas no puedan desarrollar su labor es "dar muchos pasos atrás y volver al siglo pasado".

    En defensa de Catalá ha salido la presidenta del PP de Madrid y candidata a la alcaldía de la capital, Esperanza Aguirre, quien ha apoyado abrir el debate para "acabar con la indefensión" que puede producir en los encausados.

    La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha estimado que es preciso poner freno a las filtraciones de los tribunales, si bien centraría la búsqueda de posibles responsabilidades por esas filtraciones tanto en juzgados como en fiscalías, pero no las buscaría en los medios de comunicación.

    También se ha pronunciado el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, quien ha abogado por la autorregulación de los periodistas y por un "ejercicio responsable" de la profesión "más que por la vía de la represión".

    30 abr 2015 / 19:03
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito