Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 22 junio 2021
16:03
h

La previsión de un otoño más seco se rompe con 6 días de lluvias torrenciales

El mal tiempo provoca inundaciones, caída de árboles y desprendimientos una jornada más // Un rayo parte una tubería de gas en Narón // La flota ya suma 10 días de paro

Galicia recibía este otoño, tras el verano "menos lluvioso de los últimos doce años", con previsiones de que las precipitaciones estarían "ligeramente" por debajo de los valores "normales" para esta época del año. Ahora, con la mitad de noviembre consumido, la realidad es que las lluvias torrenciales, que se concentraron en cuatro jornadas en octubre y dos más en lo que va de este mes, han dado la vuelta a estos pronósticos, sobre los que ya entonces la Agencia Estatal de Meteorología advertía que debían ser tomados con "cautela".

Con el informe cerrado, Meteogalicia, el servicio meteorológico autonómico, ya califica octubre como un mes "húmedo", con registros pluviométricos por encima de los normales, algunos muy importantes como en el caso de Ourense, donde con 173 litros por metro cuadrado se alcanzó casi el doble de su valor climático más alto (91 litros normalmente en ese mes).

Con carácter general para toda la comunidad, los expertos de Meteogalicia destacan el "aumento de la torrencialidad", ya que a pesar de que el número de jornadas de lluvia estuvo por debajo de lo habitual en cada zona, la práctica totalidad de la registrada se concentró en cuatro jornadas (los días 3, 8, 29 y 30).

Profundas borrascas y frentes consecutivos muy activos, como Natalie o Paula, dispararon las marcas de precipitaciones acu- muladas en un breve espacio de tiempo. Muchas de las alertas encadenadas se debieron a intensas lluvias de más de 15 litros por metro cuadrado en tan sólo una hora.

La tendencia se sigue manteniendo en lo que va de noviembre. Así, desde Meteogalicia se destaca que tanto Becky como el último frente del pasado fin de semana ya apuntan a que este mes va por el mismo camino y, por tanto, con visos, si las cosas no cambian -ya hay otra alerta encima para hoy-, de que concluya también con precipitaciones acumuladas superiores a las que le corresponderían según los registros históricos. Dos nuevas jornadas de lluvias torrenciales en esta primera quincena de mes han contabilizado la práctica totalidad de la lluvia registrada, que en Santiago ya suma más de 75 litros por metro cuadrado.

Así las cosas, el mal tiempo parece no dar tregua. Bajo nombre propio de mujer o simplemente como una borrasca anónima, lo cierto es que se vuelven a repetir imágenes de inundaciones, caídas de árboles, desprendimientos de tierra y piedras, y ayer hasta destrozos en una tubería de gas a consecuencia de la caída de un rayo en Narón.

Según informó el 112 a Europa Press, a las 8:02 horas se recibió el aviso de que una tubería perdía gas en Narón debido a que un rayo había caído cerca de una torreta de luz y había hecho un agujero en el conducto. Además, en la localidad ourensana de Coles se registró sobre las 8.50 horas el derrumbe de un muro en la carretera que va a Ourense, en una zona de curva, que ocupaba un carril de circulación.

También sobre las 8.50 horas se localizaron señales tiradas en la carretera LU-541 a su paso por Rábade (Lugo), mientras que el 112 fue avisado a las 8.43 horas de que en la carretera de Cerceda a Culleredo (AC-523) se produjo un desprendimiento de piedras y tierra a su paso por el segundo municipio coruñés, antes de Ledoño.

En Betanzos, la caída de un árbol cortó la carretera a Oza, en el lugar del camino que va a Roibeira. En Porto do Son, además, una rama obstruyó un carril de la carretera de Noia a Ribeira (la comarcal 550).

Pérdidas en el mar. Por otra parte, en el mar las cosas pintan aún peor. A las víctimas mortales que ya se cobraron los temporales se suma una parada de la flota, que con la nueva alerta ya serán diez jornadas. En el puerto de A Coruña, sólo los pesqueros de arrastre del litoral se atrevieron a salir ayer a la costa cercana con olas de cinco metros, según informó Alberto Martínez desde la delegación en la ciudad herculina. Tras una semana amarrados, algunos, de no salir mañana, llevarán diez días sin poder faenar, los marineros acumulan pérdidas y de ahí que al bajar la intensidad del viento la noche anterior decidieran salir para regresar a puerto antes del siguiente temporal previsto para hoy. En Sada optaron por seguir en tierra.

Parte de la flota de las cofradías de Camariñas, Cariño, Cedeira, Laxe, Malpica, Muros o Porto do Son se hicieron a la mar, mientras en Ferrol y Espasante solo salieron al marisqueo.

En Pontevedra siguen amarrados en Baiona y Bueu, frente a Cambados, Marín, Moaña y Pontevedra, donde faenaron.

galicia@elcorreogallego.es

ALERTA EN MAR Y EN TIERRA

••• Una jornada más, hoy todo el litoral, excepto en Lugo, seguirá en alerta naranja por mar de viento, con intervalos de fuerza 8.

••• En tierra, desde las seis de la tarde hasta las doce de la noche, alerta amarilla por vientos de 80 kilómetros por hora en las provincias de A Coruña y Pontevedra y en A Mariña lucense. También en todo Pontevedra y el suroeste coruñés se mantendrá la alerta amarilla hasta las 06 horas de mañana por precipitaciones de hasta 40 litros en sólo 12 horas.

LOS DATOS

268

Rayos dejó el tempora 'Becky' a su paso por Galicia. De los 268, prácticamente todos cayeron sobre la zona norte de la comunidad y en las áreas más costeras.

13

Días de lluvia en Santiago desde que entró el otoño. En octubre fueron 13 jornadas de lluvia, aunque prácticamente en 4 se alcanzó el total del registro pluviométrico del mes, 213 litros (lo normal es 164-211).

16 nov 2010 / 00:14
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito