Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 28 mayo 2020
03:30
h

Las prisas no son buenas consejeras

    DEBATE En una situación de máxima incertidumbre parece absurdo intentar marcarse plazos concretos. En España, por desgracia, no sabemos aún como evolucionará la epidemia del coronavirus la semana que viene, como para intentar hacer predicciones sobre lo que pasará en mayo, junio o septiembre. Simplemente es imposible, con un incremento diario de los contagios todavía muy alto y un número de fallecidos que no deja de incrementarse, hacerse una idea de cuando va a finalizar esta pesadilla. Por eso, intentar fijar para dentro de mes y medio el regreso de los alumnos a las aulas, como calcula la ministra Isabel Celáa, no es más que un brindis al sol que traslada más inquietudes que certezas. Lo contrario, en resumen, a una buena gestión de crisis. Mucho más razonable parece el camino adoptado por la Xunta y su presidente, Alberto Núñez Feijóo, que vista la imposibilidad de concretar una fecha, opta por fortalecer las aulas virtuales, dotando de ordenadores a las familias para que sus hijos no se queden descolgados y facilitando a los docentes la conexión vía telemática para poder mantener las clases a un cierto ritmo para, cuando de verdad sea posible, volver a los centros en las mejores condiciones. Las prisas en este caso -como casi siempre- no son buenas consejeras.

    28 mar 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito