Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 26 mayo 2020
20:40
h
va de ciencia

Reciclando combustibles del aire

    ¿ES posible recuperar los combustibles que ya han sido utilizados? Aunque parezca un imposible, la respuesta a esta pregunta es que sí, que ya se está desarrollando la tecnología para poder realizarlo.

    Hoy en día ya se pueden obtener hidrocarburos usando hidrógeno, a su vez obtenido a partir de vapor de agua y de carbono procedente del dióxido de carbono atmosférico. Para ello es necesario producir una serie más o menos compleja de reacciones químicas, las cuales necesitan energía. Esta energía puede ser eléctrica, proporcionada a partir de fuentes renovables. A este tipo de nuevos combustibles se les está llamando 'e-fuels'. En un corto plazo de tiempo estos nuevos combustibles podrán ser viables comercialmente, siempre que puedan conseguir el apoyo inicial de los correspondientes gobiernos.

    Cerca de diez compañías diferentes, distribuidas a lo largo de todo el mundo, están trabajando en proyectos relacionados con este tema. Una compañía nórdica predice que a finales del 2021 podrá tener en el mercado un fuel generado a partir del dióxido de carbono atmosférico y del hidrógeno generado en una planta de fabricación de amoníaco utilizando para ello energía hidroeléctrica.

    Siguiendo un proceso ligeramente diferente, en Canadá otra compañía ya está en pleno funcionamiento y en Estados Unidos ya se ha desarrollado la tecnología para obtener e-gasolina. Otra opción muy interesante que se está explorando es la obtención de e-fuel para aviación, aunque este tendrá que competir con el fuel para aviación elaborado a partir del etanol procedente de la biomasa.

    Aparte de los centros de investigación de las grandes compañías, hay pequeñas start-up que están experimentando haciendo uso de grandes colectores solares parabólicos, situados en los edificios normales del centro de las ciudades.

    Estos colectores son capaces de suministrar la energía necesaria para que en un reactor, y con la ayuda de los catalizadores adecuados, se pueda generar metanol a partir del agua y del dióxido de carbono atmosféricos. Aunque todavía se trata de un prototipo, está claro que el futuro de la obtención de nuevos combustibles a partir de los residuos que hemos generado con los combustibles fósiles actuales es ya una realidad.

    Las previsiones son esperanzadoras, sobre todo en relación al e-fuel para su utilización por la aviación. Se estima que en 2030, el 5 % del e-fuel para aviones podrá ser obtenido usando estas tecnologías, y en el 2050 se podrá al llegar al 100 %. Podemos decir por lo tanto, que ya ha comenzado la carrera por conseguir nuevos combustibles recuperando los residuos que hemos generado previamente al usar los combustibles fósiles.

    Aunque no sepamos con certeza hasta dónde podremos avanzar en estas nuevas áreas, al menos tenemos la esperanza de que un cambio sustancial, tan necesario y urgente, es posible a corto plazo.

    Académica de la RAGC

    21 ene 2020 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito