Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 11 julio 2020
11:38
h

Recomiendan para iniciar la desescalada el doble de camas UCI que había antes

Los expertos piden, además, que se identifiquen espacios para llegar al triple // No descartan tener que aislar grandes grupos de población

Las comunidades autónomas han de disponer del doble de camas de UCI y concretar espacios que permi- tan un incremento de hasta el triple de la capacidad anterior a la expansión del coronavirus en España.

Es una de las sugerencias del informe Recomendacio-nes sanitarias para la estrategia de transición, que entregaron ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fer-nando Simón, al titular del Gobierno, Pedro Sánchez.

“El reforzamiento iniciado en las últimas semanas debe consolidarse y se debe garantizar la posibilidad de desplegar capacidades adicionales operativas en un breve espacio de tiempo”, señala el documento, que destaca la importancia de la atención primaria y de mantener las medidas de protección colectiva para comenzar la etapa de transición.

Con el fin de evitar contagios en centros de salud, Simón defendió que algunas opciones son establecer centros específicos de pacientes sospechosos de coronavirus, circuitos separados para la atención presencial de personas con síntomas respiratorios o infecciosos, o reforzar la atención domiciliaria en la medida de lo posible y si las patologías de los pacientes lo permiten, informa Europa Press.

Además, resaltó la importancia de que el personal sanitario tenga “acceso suficiente” a Equipos de Prote- cción Individual (EPI). “Se ha ido solventando este problema, pero hay que garantizar que en los hospitales haya stock suficiente por si hay brote”, precisó.

Los expertos advierten en el informe de que la contención de la pandemia del covid-19 puede exigir el confinamiento “total o parcial de grandes grupos de población, durante largos períodos” de tiempo”.

“La reducción máxima del número de casos de covid-19 exigiría fuertes medidas de distanciamiento social, con la esperanza de poder eliminar el virus o para dar margen al desarrollo de una vacuna que podría tardar más de doce meses en estar disponible”, subrayan.

Además, puntualizan que las estrategias de control de la pandemia no se pueden basar en que la población desarrolle la inmunidad al virus. “En ausencia de una vacuna a corto plazo y dado el alto impacto que tiene el SARS-CoV-2 en la morbimortalidad y en los sistemas sanitarios, no es razonable basar las estrategias de control de la epidemia en que un porcentaje suficientemente alto de la población desarrolle inmunidad total o parcial, lo que implicaría un número inaceptable de casos y de fallecidos”, añaden.

El objetivo de las estrategias propuestas en el informe es la reducción del número de casos “hasta un nivel asumible” por el sistema sanitario, evitando el riesgo de que se desborde o “vuelva a sufrir el estrés” al que ha sido sometido durante la primera onda epidémica.

Para ello, el documento pide garantizar cuatro capacidades estratégicas del sistema sanitario: asistencia sanitaria, vigilancia epidemiológica, identificación y contención precoz de fuentes de contagio, y medidas de protección colectiva. En este sentido, Sanidad reiteró que el reforzamiento iniciado en las últimas semanas en todas las comunidades autónomas “debe consolidarse”.

PROTOCOLOS DE VIGILANCIA

Para prevenir infecciones intrahospitalarias, el documento pide medidas de prevención y control de la infección y la disponibilidad suficiente de EPI. Se puede complementar con separación de circuitos para pacientes covid/no-covid o con el cribado universal (con PCR).

Los expertos proponen además establecer indicadores y protocolos de vigilancia que irán dirigidos a la monitorización y caracterización de los casos sospechosos y confirmados de forma precoz, tanto en los hospitales como a nivel de atención primaria.

En concreto, sugieren: el diagnóstico de todas las personas sintomáticas con PCR u otras pruebas diagnósticas y el aislamiento precoz de casos, habilitando hoteles y otras instalaciones para separación supervisada de casos leves .

Asimismo, proponen que se identifique y ponga en cuarentena a contactos, con personal suficientemente formado para garantizar una supervisión correcta y que se detallen los posibles focos de transmisión en colectivos específicos como residencias, centros socio-sanitarios, o cárceles.

27 abr 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito