Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 14 enero 2022
23:44
h
TRIBUNA LIBRE

Recordando a Julián Besteiro

    Julián Besteiro nace en Lugo, en Santa María de Fragueán, el 21 de septiembre de 1870. Con pocos días sus padres se van para Madrid, en donde es inscrito como nacido en la Villa y Corte. Besteiro en 1897 gana las ­oposiciones a profesor de instituto de Ética y Moral. Su primer destino es Orense, en donde ­estará solamente un curso. Después es destinado a Toledo, en donde conoce a su mujer, Dolores ­Cebrián Fernández, y se casan en 1913.

    Besteiro es el primer presidente de las Cortes Republicanas, nombrado por 363 de los 372 diputados. Entonces era catedrático de la Universidad de Madrid. Al pedir la excedencia le corresponde el 66 % del sueldo, renuncia a él para ayudar a pagar los gastos de su excedencia.Conviene decir que había hecho ampliación de estudios en París, Berlín, Múnich y Leipzig.

    Cuando estalla la guerra ­civil, Besteiro se niega a abandonar Madrid, mientras el Gobierno lo hace camino de Valencia ­escapando casi por los montes, los milicianos les salen al ­encuentro por las carreteras, para ­impedir su huida, ya que dejaban a su gente abandonada; lo que ­vuelven a repetir al final de la guerra.

    Besteiro solo abandona Madrid para asistir a la coronación de Jorge VI en Londres, ­representando a España. Allí trata de buscar una forma de conseguir la paz, lo mismo hace en París, pero su esfuerzo es inútil (mayo de 1937).

    Besteiro decía: "Si el pueblo de Madrid me ha asistido tan constantemente, con su confianza, no es mucho que yo le asista en estos momentos difíciles. Madrid ha sufrido y sufre mucho, está demostrando todos los días poseer un espíritu ejemplar, ­esta consideración para mí es ­primordial".

    El consejo de guerra al que es sometido por delito de adhesión a rebelión militar, causa 1449/39, es presidido por el general Miguel Ponte y Manso de Zúñiga. El fiscal es Felipe Acedo Colunga, que había sido alumno de Besteiro, pero no tiene inconveniente en pedir para su maestro pena de muerte. Lo acusa de: promover el socialismo moderado, que es más peligroso que el socialismo revolucionario.

    La defensa corre a cargo de un joven abogado de 28 años, Ignacio Arenillas de Chaves, marqués de Gracia Real, natural de Ledesma-Salamanca, doctor en Derecho por la Universidad de Salamanca y diplomado en Derecho Internacional. Fallece el 25 de mayo de 1972.

    Se dicta sentencia el 15 de julio, es condenado a 30 años de prisión.La cumple en el monasterio de Dueñas, pero en agosto es destinado a la cárcel de Carmona, en donde a causa de una septicemia muere el viernes 27 de septiembre de 1940.

    El general José Enrique ­Varela Iglesias (poseedor de dos ­laureadas) le pide a ­Franco que, dado el mal estado de ­salud de Besteiro, lo deje morir en su casa, pero el ruego no es ­aceptado.Unos años ­después su ­cuñado Ramón Serrano ­Suñer dice ­haber sido un gran error ­dejar morir a Besteiro en ­prisión.

    Besteiro ha dado su última lección de ética a España y para la Historia negándose a abandonar Madrid, para estar con los suyos, diciendo que la suerte de ellos sería la suya.

    Es una gran pena que el socialista más culto y honrado políticamente sea el más grande de los olvidados de la última ­experiencia repúblicana, que resultó una verdadera desgracia, pero nunca jamás por su culpa, pues en tiempo y forma avisó de la gran tragedia de la guerra civil que se avecinaba.

    07 jul 2014 / 22:26
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito