Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 27 noviembre 2022
14:24
h

Rifirrafe en el Parlamento a costa de Ence

El Bloque llama "traidor" al PP, que le acusa de querer "destruir empleo"

    El pleno del Parlamento de Galicia ha vuelto a acoger un debate sobre la situación de Ence en los terrenos de Lourizán, en la ría de Pontevedra, lo que ha llevado a BNG y PPdeG, a través de sus representantes en el debate y también políticos locales de esa ciudad, a mantener un nuevo rifirrafe.

    Así, el diputado del Bloque Luís Bará acusó a los populares de "traidores", puesto que en su día defendieron la salida de Ence de la ría de Pontevedra e, incluso, llegaron a votar a favor de una iniciativa parlamentaria que contó con la unanimidad de todos los grupos. Sin embargo, después el PPdeG cambió de opinión y, en el debate este martes en el Pazo do Hórreo, el parlamentario Jacobo Moreira acusó a los nacionalistas de querer "cerrar fábricas y destruir empleo".

    Además, para apoyar su argumento, Moreira se refirió a la situación en la que están los trabajadores de Alcoa en A Coruña, con preaviso de cierre de la fábrica, para situar al PP al lado de los trabajadores y censurar que, según sus palabras, la política del BNG busca más "paro" para Galicia.

    La iniciativa, que cuenta con el 'no' del PPdeG y por lo tanto será rechazada por el pleno de la Cámara, pedía iniciar el procedimiento para la recuperación de los terrenos actualmente ocupados por la fábrica, en consonancia con las normativas autonómicas del territorio, y dirigirse al Gobierno central para que revise el acuerdo del Gobierno en funciones de Mariano Rajoy, del 20 de enero de 2016, por el que se prorrogó durante 60 años la concesión de los terrenos a la empresa.

    Sobre este punto concreto, Bará también discutió con la diputada socialista Patricia Vilán, a la que el parlamentario del BNG pidió "valentía" ahora que el PSOE gobierna en Madrid para ser "coherente" con la petición de salida de la ría de la fábrica que este partido mantiene en Galicia.

    La diputada socialista le respondió que el requerimiento que hizo el Ayuntamiento de Pontevedra --donde gobierna el BNG-- para la reconsideración de este acuerdo ya fue "contestado de oficio" con el silencio administrativo, por lo que justificó que el actual Ejecutivo de Pedro Sánchez no responda ahora a esta petición. "¡No existe!", exclamó la diputada para apoyar este posicionamiento.

    Bará, que recordó en su intervención las movilizaciones sociales que piden la salida de Ence de la ría, advirtió de que la fábrica es lugar de "puertas giratorias" y que esa es la "verdadera peste" de Ence. Así, acusó al "profeta de la postverdad", en referencia al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de "mentir y traicionar" a los pontevedreses al no cumplir con la promesa de trabajar para la salida de Ence en 2018.

    "Ahora le toca actuar al Gobierno socialista, ya nos está tardando", ha advertido, a renglón seguido, a la diputada Patricia Vilán, a quien le dijo que el Ejecutivo central "puede hacer de oficio" la revisión de la prórroga de la fábrica.

    Vilán, que vio "excesivamente beligerante" al diputado nacionalista, también sacó a colación que Feijóo "votó" en la misma unanimidad que "Ence saliese de la ría antes del año 2018". El diputado popular Jacobo Moreira defendió que hubo un cambio legislativo (en 2013, con Mariano Rajoy) que cambió la legislación y que, por lo tanto, permitió la continuidad de Ence en los actuales terrenos, de manera que justificó así el cambio de postura de su formación política.

    Además, aseguró que la normativa autonómica (directrices del territorio y plan del litoral) deben cumplirse cuando Ence salga de la ría, es decir, "cuando los terrenos queden vacíos" y no como dijo el BNG --aseguró-- en este momento (lo que implicaría regenerar y recuperar medioambientalmente los terrenos 'ocupados' al mar en este momento).

    En el debate también participó el diputado de En Marea Marcos Cal, también dirigente local que acusó al Gobierno de "M. Rajoy, expulsado de su cargo por la corrupción sistémica" de su partido de "regalar 60 años más a coste cero, sin contraprestación" los terrenos a la empresa. Además, advirtió de que a la empresa "no le tembló el pulso para despedir a decenas de trabajadores" tras conseguir la prórroga, mientras que el PP "que usa el arma de los trabajadores, no dijo ni pío" cuando ocurrió.

    Jacobo Moreira sacó a colación que durante el bipartito se le dio autorización ambiental a la empresa para continuar su actividad y lamentó que "justo estos días" que se está abordando el peligro para 400 puestos de trabajo en Alcoa, se proponga "el cierre de una fábrica" que ha garantizado su "continuidad". "¿Cuál es la política industrial del BNG en Galicia?", se ha preguntado el político popular.

    Bará le reprochó que "el mismo Moreira en el año 2015" le pedía al Gobierno "'por favor, sáquenos de aquí la fábrica'" y que "fuese sensible con Pontevedra". "¡Qué caradura y traición!", ha arremetido el diputado nacionalista contra los populares.

    MOCIÓN SOBRE CALDAS
    En la sesión plenaria de este miércoles, los populares rechazaron una moción promovida también por el diputado del BNG Luís Bará sobre los controles ambientales en el río Umia, en la que se pedía, entre otras cuestiones, "intensificar analíticas de seguimiento de cianobacerias en los seis puntos de control" de ese fluvial y desmantelar el embalse de A Baxe y "rescatar la concesión hidroeléctrica a una empresa privada".

    El diputado del PP Gonzalo Trenor defendió que las analíticas en este río no ofrecieron resultado de toxinas y remarcó que se había actuado para "aminorar la presencia de cianobacterias". "La Xunta mantiene una actitud vigilante", ha apuntado.

    23 oct 2018 / 13:57
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito