Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 25 octubre 2020
16:43
h
la historia al descubierto

Santiago regresa al siglo X con el descubrimiento de su colosal muralla defensiva

El hallazgo se produjo al acondicionar el sótano y obligará a reformar el proyecto de rehabilitación, pero no a paralizarlo ·· El yacimiento, que incluye también un foso de gran profundidad, será visitable ·· Sirvió para defenderse de los vikingos, pero no pudo parar a los árabes

La muralla primitiva de Santiago, construida en el siglo X, acaba de aparecer en el sótano del Banco de España. Los trabajos previos para el acondicionamiento del edificio como Museo de la Ciudad han sacado a la luz tanto los cimientos de las antiguas casas que ocupaban el solar hasta que se edificó la sede bancaria, como la base de lo que fue el primer sistema defensivo de la ciudad.

El alcalde compostelano, Sánchez Bugallo, explicó ayer que al realizar los trabajos en el sótano, que en principio estaba previsto destinar a almacenes, se había producido este importante hallazgo, que permitirá reconstruir no sólo el trazado, que el historiador Fernando López Alsina ya había recuperado documentalmente con considerable aproximación, sino también las características físicas de la muralla, incluyendo un impresionante foso de entre cuatro metros y medio y seis de profundidad.

El yacimiento se concentra fundamentalmente en la zona del patio interior del edificio que da a la rúa da Conga, una zona que apenas se tocó cuando se construyó el edificio, ya que el resto se excavó para dejar sitio a los sótanos del banco y albergar la cámara acorazada del mismo.

Prospecciones

La categoría del hallazgo, sobre el que ya se están realizando prospecciones arqueológicas, obligará al Consorcio a replantearse la reforma del edificio, pero no el proyecto en sí. Según explicó el alcalde, la adjudicación de las obras se formalizará en los próximos días, y simplemente se cambiará lo referido al sótano "y esperamos que no retrase el resto de los trabajos", señaló.

Este espacio pasará a convertirse en la joya de la corona del museo, y será visitable porque, en palabras del alcalde, los vestigios arqueológicos se encuentran en un estado "interesante", y pueden representar un valor añadido a la visita. "Qué mejor para un Museo de la Ciudad que tener dentro un testimonio de su historia", afirmó.

El arquitecto Manuel Gallego Jorreto, responsable del proyecto, está ya trabajando en las modificaciones necesarias.

.local@elcorreogallego.es

LOS DATOS

Almanzor

El recinto defensivo fue útil ante algunos ataques vikingos, pero no pudo resistir el empuje de Almanzor cuando en el mismo siglo X saqueó e incendió la ciudad.

Manantiales

El foso que rodeaba el recinto amurallado estaba lleno de agua procedente de los numerosos manantiales existentes en la zona, y tenía una profundidad de entre 4,5 y 6 metros de profundidad.

Una nave

Según relata López Alsina en su tesis doctoral, la iglesia que entonces existía en el interior de las murallas, estaba construida con pequeñas piedras, ex luto opere parvo, y sólo contaba con una nave. A su alrededor se encontraban una zona cementerial, el baptisterio de San Juan, la residencia episcopal, San Salvador de Antealtares, y un pequeño núcleo de viviendas.

Cerca

Antes de la construcción de la muralla de Sisnando II, el núcleo estaba protegido por una pequeña cerca o empalizada. Además del muro, se supone que el obispo construyó también el foso exterior que rodeaba por fuera el perímetro del casco histórico, y junto al que su sucesor, Cresconio, construyó posteriormente la segunda y definitiva muralla de la ciudad.

Madera

La base de piedra sobre la que se levantaba la muralla fue aprovechada posteriormente para asentar las casas de las rúas de A Conga y Xelmírez. Según explicó Bugallo, los cimientos de estas casas son de madera, que se mantiene en perfecto estado de conservación, a pesar de la antigüedad, gracias a la humedad.

Achique

Aunque el foso se suprimió hace siglos, el agua de los manantiales sigue brotando en la zona. De hecho, el alcalde explicó que durante las obras están teniendo que achicarla constantemente.

Torres

El muro defensivo de Sisnando II, además de tener un ancho considerable, también estaba provisto de torres defensivas, y la traza de la base de alguna se supone que está situada en el terreno que ocupa el edificio del Banco de España, o en la proximidades .

LAS CLAVES

Tres hectáreas de superficie interior

Dentro de este cinturón de murallas provistas de torreones se encontraba el núcleo primitivo de Compostela, que abarcaba unas tres hectáreas de superficie. En el espacio que hoy ocupa la Catedral se levantaba una iglesia de dimensiones más reducidas.

Más de dieciséis metros de ancho

El muro ahora descubierto se levantó en el siglo X por orden del obispo iriense Sisnando II, y consistía en un muro de gran grosor con un foso externo que vendría a coincidir con lo que hoy es la rúa de Xelmírez. La línea defensiva tenía unos diecisésis metros de ancho .

21 mar 2009 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito