Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 16 junio 2021
18:55
h

El sector forestal exige más, pero bien dirigidas las medidas tomadas

Confemadera considera que en Medio Rural hay en la actualidad interés por el futuro del monte

    Santiago. Para los representantes del sector forestal gallego, las medidas que se incluyen en la ley de acompañamiento de los Orzamentos de 2018, junto con otros cambios normativos como los que recoge la Lei de Fomento das Iniciativas Empresariais, son positivas y están bien dirigidas, al solucionar problemas constatados en pasadas legislaciones sobre el monte y los incendios. Pero demandan más ambición.

    Así lo apunta la secretaria xeral de Confemadera Galicia, Ana Oróns, que ve en la actual Consellería de Medio Rural, a diferencia de anteriores, “que pretende que el monte sea másproductivo y la madera más competitiva”. Además, el gabinete que comanda Ángeles Vázquez “reconoce que una legislación aprobada hace décadas necesita cambios sustanciales”. De ahí sus últimas medidas legislativas por la vía exprés.

    Oróns ve que se corrigen déficits, pero insta a cambiar, pues “si seguimos haciendo lo mismo, no tendremos resultados distintos”. También quiso dejar claro que “el monte no es el culpable de los incendios, ni las especies”, sino “el que prende el fuego”. Alegó que la solución no vendrá de “reducir la superficie forestal y cambiar las especies”.
    “Si algo debíamos haber aprendido tras 2006 y 2012 es que las zonas bien gestionadas arden menos o no arden”, concluyó Oróns.

    Fuentes del colectivo de ingenieros forestales gallegos indicaban ayer que con sus cambios legislativos se reconocen problemas en aplicación ley de incendios de 2007 y se intentan corregir. Ven raro, eso si, que se incluya a las construcciones ilegales en el colindante a desbrozar y limpiar.

    Creen que se reconoce el bajo resultado de movilizar tierras contra el abandono y se proponen modificaciones sobre montes vecinales mancomunados o predios abandonados que pasarían al Banco de Terras. Se retocan las Sociedades de Fomento Forestal (Sofor) y se les dota de ventajas fiscales por igual motivo.

    Sobre las franjas de seguridad de 50 metros, ven positivo separar 10 metros pinos y eucaliptos a partir de los 20 metros donde se pueden plantar si se controla. Dan por reconocido que la regulación de las repoblaciones no se vigiló.

    21 oct 2017 / 21:30
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito