Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 16 septiembre 2020
02:16
h

Seis mil "telepasajeros" cada día

Las cabinas volantes que planifica Bugallo para enlazar el centro de Santiago con el Gaiás podrían trasladar a dos millones de personas cada año // El alcalde explica que el euro que se cobraría por viaje amortiguaría la inversión de 10 millones // "No será en 2021, pero el proyecto no quedará en un cajón".

Hace más de una década que el gobierno de Sánchez Bugallo ponía sobre la mesa la idea de unir la Cidade da Cultura con el casco histórico a través de un teleférico. Ahora, el alcalde ha vuelto a sacar a la palestra este enlace, aunque su concrección tendrá que esperar todavía unos años. Sí se sabe que la salida desde el antiguo Matadero (Casa da Xuventude) está descartada y ahora el Concello apuesta por la conexión desde la explanada de Renfe o Trasparlamento, la llamada plaza de la Constitución.

El propio alcalde confirmaba ayer a este diario que "no está en la orden del día de la agenda, aunque no queremos que quede en un cajón. No renunciamos a la idea", concluyó, a la vez que aseguraba que "como no es un tema de máxima preocupación ahora mismo, ya que miramos más hacia el Xacobeo 2021, no hemos todavía mantenido contacto con la Xunta para estudiar la viabilidad de este proyecto", dijo el regidor.

Si más adelante la Administración autonómica da el visto bueno al teleférico de Santiago, la infraestructura permitiría crear un enlace muy atractivo, sobre todo desde el punto de vista turístico, con el Monte Gaiás, todavía desconocido para muchos visitantes presurosos a los que solo les interesa el casco viejo.

Aunque no haya plazos para su puesta en marcha, el alcalde desempolvó datos sobre el estudio de viabilidad que se realizó hace más de una década, en 2008.

Fue en ese año cuando el Consorcio encargaba a los arquitectos Manuel Carbajo y Celso Barrios un exhaustivo estudio en el que se analizaba la posibilidad de instalar telecabinas entre el parque de Belvís, el Gaiás y la futura intermodal. Según dicha documentación, los funiculares tendrían una capacidad para un máximo de 8 personas, conectando el centro histórico con el complejo de Peter Einsemann en tan sólo 7 minutos, 12 en caso de completar el recorrido hasta la terminal del Hórreo. Así, las cabinas saldrían, en máxima capacidad, cada 14 segundos, pudiendo transportar seis personas cada vez.

¿Su coste? Lo calculaban en unos 10 millones de euros.

Un precio que para Xosé Sánchez Bugallo sería rentable en poco tiempo "no amortizando la totalidad de la inversión, pero sí una parte, además de los gastos anuales de funcionamiento". Y es que los informes hablan de que se podrían ingresar, cobrando a un euro el viaje, unos dos millones de euros anuales. Además, subirían exponencialmente las visitas a la CdC. Así, se pasaría de las 200.000 personas que se acercan al Gaiás, a casi los dos millones al año. Bugallo ha hecho los deberes y calcula que a diario subirían al teleférico seis mil personas, aunque prevé que la cifra aumentaría en los meses de temporada alta, es decir, julio y agosto, aunque septiembre también despunta como favorito en vacaciones.

"Si se cobra un euro por viaje y con un millón de desplazamientos al año, sería un millón de euros, aunque se podrían alcanzar los dos millones al duplicarse los viajes", calcula el alcalde repasando los datos del informe.

El modelo de telecabinas que se pondría en marcha en Santiago sería similar al que se utilizó en su día Zaragoza durante la celebración de la Exposición Universal de 2008. De hecho, el alcalde compostelano visitó la capital maña durante la celebración de la misma, con el fin de contemplar el funcionamiento de estas instalaciones con cabinas de reducidas dimensiones, y señala que podrían circular 25 en ambos sentidos.

700 TRABAJADORES. El regidor local, por último, recordó que el proyecto cuenta con el apoyo de las asociaciones de comerciantes del Ensanche, barrio que ganaría mucho atractivo para los visitantes. Y es que la CdC, como ya adelantó este diario, va camino de convertirse en una gran empresa para Compostela. Al menos así lo demuestran los datos, puesto que en los próximos años el número de personas que trabajarán en ella rondará el millar. En la actualidad, en el complejo diseñado por Eisenman trabajan a diario unas 700 personas.

29 ene 2020 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito