Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 20 septiembre 2020
18:12
h
POLÉMICA · LA LÍDER DE UPyD DESCALIFICA A RODRÍGUEZ ZAPATERO Y MARIANO RAJOY

El sentido peyorativo del gallego, versión Rosa Díez

En demasiadas ocasiones a los políticos se les cruzan los cables máxime si, como es el caso, abusan del populismo incluso cuando deben hacer acopio de cierto recato. Un ejemplo de ello es Rosa Díez, esa política ex socialista reconvertida en lideresa-de-una-mezcolanza-de-siglas-azote-de-nacionalismos que, entre otras lindezas, ya olvidó que fue consejera en un gobierno del ¡¡¡PNV!!! y que no permite voces discrepantes en su propio partido.Viene a cuento este preámbulo de la última que lió la señora Díez quien, en una entrevista concedida a Iñaqui Gabilondo en CNN+, afirmó que José Luis Rodríguez Zapatero, "podría ser gallego, en el sentido más peyorativo del término". De Mariano Rajoy se limitó a definirlo con un término (se supone que igual de peyorativo): "¡¡Gallego!!" ¡Olé sus huevos!

El sentido común (ese del que no hace gala Rosa Díez en muchas de sus actuaciones) impone que la lideresa de UPyD se refería a ZP y a MR como "Especie de lagartija crestada que vive en las orillas de los ríos y nada con mucha rapidez" (acepción 8ª de la vigésima segunda edición del diccionario de la Real Academia Española que se utiliza en Costa Rica y Nicaragüa) o "ave palmípeda de plumaje ceniciento, rabadilla, vientre y cola blancos, patas, pico y párpados rojizos" (acepción 10 que se emplea sobre todo en Cuba y Puerto Rico).

El sentido común impide pensar que la señora Díez hablara de las acepciones 5ª o 6ª del término ‘gallego’ que aún aparecen en algunas ediciones de la RAE; es decir, tonto y tartamudo. ¿O sí lo hacía? Dada su natural inclinación a liarlo todo no es descartable. Pero logró algo insólito. Consiguió que PPdeG, PSdeG y Bloque, aparquen diferencias y se pongan de acuerdo: en exigirle que pida disculpas, que rectifique y que, de paso, intente recuperar (o aprender) buenos modales en algún curso acelerado de Educación para la Ciudadanía.

Más duros con Rosa Díez fueron la práctica totalidad de colectivos de la cultura y la sociedad gallega quienes entraron a saco en sus declaraciones que se "desvalorizan por si mismas" y "revelan la mentalidad arcaica de quien las dice". Henrique Monteagudo, en lenguaje políticamente correcto, afirmó que "desgraciadamente en este país hay gente incluso con responsabilidades públicas que están poniendo al día estos estereotipos y la mala convivencia". Muchos otros ciudadanos emplearon calificativos, en el sentido más peyorativo del término, que son irreproducibles en un medio de comunicación. Pero todos coinciden: a Rosa Díez le falta un hervor. O le sobra mala baba.

25 feb 2010 / 01:48
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito