Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 29 octubre 2020
01:09
h
FÚTBOL ·· TERCERA DIVISIÓN

Sobró toda la segunda mitad

Rubén Márquez, con dos tantos más, sentenció en cinco minutos a un Órdenes que mostró sus carencias en el juego ofensivo ·· Tras el descanso, el Compos cedió el dominio al rival, pero no pasó apuros para sumar los puntos

 Compostela
 
 SD Órdenes 0
Pablo | Rego | Toño | Catu | Vladimir (79') | Claudio | Petter | Munín | M. Centrón (70') | Mariño | Rubén (92') | (70') Kinho | (79') Cholo | (92') Tomás   Ríos | Juan (61') | Cardelle | Michi (46') | JaviÁlvarez | Jesús | Alex Castro (58') | Javi Angeriz | Fiuza | Josiño | Ángel | (46') Dani Bea | (58') Ramón | (61') Manuel
Árbitro: López Rodríguez (C. Pontevedra) Amonestó a mariño, Toño, Munín, Rubén Márquez, Josiño, Cardelle y Javi Angeriz.

Goles: 1-0, min. 7: Rubén Márquez. 2-0, min. 12: Rubén Márquez.

Campo: San Lázaro. 1.500 aficionados.

Salir y besar el santo. Doce minutos le sobraron a la SD para liquidar al Órdenes o le sobró toda la segunda parte pueden ser tres definiciones de lo que aconteció ayer en San Lázaro entre el Compos y el cuadro ordense.

Aunque para los más exigentes también se podría afirmar aquello de 2-0 y ponte a domir. En fin, cualquiera de ellas puede servir perfectamente para resumir un partido que tuvo de todo aunque lo mejor fue ver el poder de pegada que tienen los blanquiazules, así como el excelente trabajo defensivo.

Los jugadores santiagueses estaban advertidos de que llegaba un equipo que había sumado diez de los últimos doce puntos disputados. Por eso no quisieron darle ningún tipo de ventaja y en tan solo cinco minutos despacharon el encuentro con el Órdenes. El verdugo, quién si no, el pichichi Rubén Márquez. El delantero de Cacheiras firmó la sentencia de un rival que si bien sumó diez puntos fue gracias a su excelente defensa y a su gran rentabilización de los goles que marcó hasta el momento.

Inicios prometedores

Los comienzos del Compos hicieron soñar a los muchos aficionados que se dieron ayer cita en la tribuna, pero con el discurrir de los minutos se fueron conformando con sumar los puntos en una tarde sin sobresaltos. Y es que el Órdenes demostró ayer en la capital gallega porque es uno de los equipos que culmina los encuentros con más tablas. En nueve ocasiones empató y esa circunstancia se debe, al menos por lo visto ayer, a su falta de pegada en la faceta ofensiva. Bien es cierto que ayer también se encontraron con una retaguardia blanquiazul impecable y que no le dieron opción alguna a Julio Álvarez, primero, o a M­ichi, después para terminar con Josito y Manuel como hombres más avanzados y con el objetivo de batir a Pablo.

Los dos tempraneros goles de Rubén, fabricados ayer por Vladimir, sentencieron una contienda que prometía una tarde de buen fútbol. Y no decepcionó el equipo que dirige Baleato, pues pudo aumentar su cuenta en una internada del guineano, pero que Ríos se encargó de chafar al veloz Valdimir.

Con el paso de los minutos, el Órdenes también se fue estirando, pero sus intentos de poner en apuros a los blanquiazules siempre morían a los pies de una eficaz y bien colocada defensa compostelanista. Álex Castro fue su jugador más incisivo y Michi probó a Pablo desde fuera del área, pero el de Xuño ayer no dio opción alguna a sus rivales.

Con toda la segunda parte por delante se esperaba algo más. Sin embargo, los santiagueses optaron por cederle el campo al Órdenes y esperarlos para sorprenderlos al contragolpe. Consecuentemente, el partido se desarrolló en la zona que va del medio del campo y el área blanquiazul. Sin embargo, este dominio de los verdes no supuso que el Compos pasara apuros.

. jliglesias@elcorreogallego.es 

LOS DATOS

El enfado de Vladimir, o una falta de respeto

La reacción de Vladimir tras ser cambiado por su entrenador Chus Baleato, cuando restaban poco más de diez minutos para el final del encuentro con el Órdenes, dejó un tanto atónitos a los aficionados que estaban en la tribuna. Lo cierto es que sólo tiene dos lecturas. Una primera, que le cabreó mucho que el técnico lo sacase del campo y cuando éste le iba a felicitar por lo hecho en el campo se enojó aún más pegando una patada al banquillo ante toda la grada. La segunda lectura es la falta de respeto hacia los demás compañeros. Por ese camino todos los que esperan en el banquillo una oportunidad tendrían que haber rota el banquillo hace mucho tiempo. Esperemos que la cosa no vaya a mayores, que sea un mal momento y punto. Lo que pasa es que sorprende cuando el equipo va de líder destacado y se presupone buen rollito .

Las claves

La baja de Jimmy varió la alineación

Una inesperada gripe impidió al santiagués Jimmy enfrentarse al Órdenes. Consecuentemente, el técnico local varió el once que tenía previsto de inicio. No obstante, el central Munín tuvo su oportunidad después del buen segundo tiempo que realizó la pasada semana ante el Vilalonga, con gol incluido.

La SD demostró su poderío físico ayer

Los jugadores blanquiazules desarrollaron un buen primer tiempo en líneas generales. Fueron superiores al rival y mostraron un poderío físico admirable. Tras el descanso, el equipo, quizás, hiciese el partido que le convenía y bajo control, aunque los aficionados se quedaron con las ganas de más goles .

09 feb 2009 / 04:19
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito