Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 11 agosto 2020
09:03
h

La Sociedad de Pediatría de Galicia avala que no es viable el paritorio de Verín

La escasez de especialistas y la ratio de nacimientos, con menos de 100 al año de manera sostenida, justifican el fin del servicio

    Santiago. Atrincherados. Así es como están, y permanecerán de manera indefinida, tanto varios vecinos de Verín, entre ellos embarazadas con o sin más hijos; como los trabajadores del hospital que se oponen al cierre del paritorio anunciado por la Xunta sin posibilidad de marcha atrás. El asunto alcanza tal calado que llegó a Fiscalía.

    Después de una semana de encierro, numerosos colectivos se solidarizaron con las mujeres afectadas e hicieron visible su clamor en toda Galicia para denunciar lo que perciben como "maltrato al rural".

    En un informe, más de 44 facultativos de ginecología, obstetricia y pediatría (excepto los que están de baja o vacaciones) del Complejo Hospitalario de Ourense (CHUO) respaldan la postura de la Xunta por razones de seguridad.

    No obstante, lejos de asumir las explicaciones ofrecidas por la gerencia, las embarazadas, niños y vecinos de la comarca lideran una rebelión a la que se suman hasta alcaldes del PP de la comarca y de la provincia para reclamar que se mantenga el paritorio.

    En el momento actual, las voces en contra y a favor del cierre se suceden y el conflicto se extendió a toda Galicia por las reivindicaciones en la calle. "¿Vamos a asumir el riesgo si muere un niño?", se preguntó el gerente del hospital comarcal, Miguel Abad, quien se convirtió en el foco directo de las críticas merced a una medida del Sergas que reconoce que "no es popular" pero que ve "indiscutible desde el punto de vista médico".

    Otros colectivos fueron dando pasos ante la Justicia y, en concreto, el Sindicato de Enfermería (Satse)a llevó el cierre del paritorio ante la Fiscalía. También el Defensor del Paciente anunció que trasladará esta situación al fiscal superior de Galicia y la CIG a su vez ha solicitado la "suspensión cautelar" del cierre.

    Por el momento, la polémica está servida y los trabajadores continúan organizándose por turnos, sin perder la esperanza de que la Consellería dé marcha atrás, con el apoyo de todos los vecinos de la zona y también del resto de Galicia, que en los últimos días se sumaron a las movilizaciones. Con este fin de semana por delante para recobrar fuerzas, la próxima semana retomarán la actividad. El lunes mismo la Plataforma en Defensa de la Sanidad de Galicia y diferentes colectivos celebrarán una asamblea en Verín. El polémico cierre del paritorio en el hospital comarcal de Verín está plenamente justificado, según la Sociedad de Pediatría de Galicia (Sopega), desde donde avalan la decisión adoptada por la Xunta en base a criterios médicos.

    La situación actual, reconoce esta organización a través de un comunicado, con un número por debajo de 100 partos al año de manera mantenida, pone de manifiesto que no es viable cumplir los requerimientos técnico-asistenciales que garanticen las condiciones de seguridad, calidad y eficiencia adecuadas para la asistencia neonatal.

    Conforme los datos del Instituto Gallego de Estadística, subraya la Sociedad de Pediatría, en 2018 se registraron 89 partos /3926 mujeres edad fértil, con una proyección de partos 2019 de 60 partos. Unas cifras "muy por debajo de las recomendadas", destaca, subrayando, eso sí, que no es discutible el nivel de profesional y calidad individual de los especialistas del Hospital de Verín.

    Recuerda el comunicado que según los niveles asistenciales de atención Hospitalaria al parto, parece prudente no dotar de maternidad hospitalaria a aquellos hospitales que no tengan un área poblacional de referencia que genere una demanda superior a los 600 partos al año, excepto que razones de tiempos de desplazamiento o accesibilidad así lo aconsejen.

    El mantenimiento de un servicio de Pediatría para la atención de partos de bajo riesgo en el hospital de Verín en la situación actual (menos de 1 parto cada 5 días), teniendo en cuenta que debe continuarse con el desplazamiento de partos de riesgo al Hospital de Ourense "no se considera justificada". Si a ello se suma, prosigue la nota, la situación actual de la carencia de pediatras a nivel no solo autonómico sino nacional, "la posibilidad de su mantenimiento en el tiempo es todavía más irrealizable", concluyen.


    El PSOE inicia una recogida de firmas. Frente a esta postura, el PSOE de Ourense inicia una recogida de firmas en la Diputación provincial en contra del cierre del paritorio del hospital de Verín e invita a firmar al presidente de la institución, Manuel Baltar, "por ahora sin éxito", puntualizan en una nota.

    José Manuel Baltar, líder del PP en la provincia ourensana, expresó su rechazo a la medida adoptada por el Gobierno gallego, en contra de la defensa que ha hecho el presidente de la Xunta y número uno de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo.

    Los socialistas señalan que también animan a dar su apoyo a esta recogida de firmas en contra del cierre a otros diputados del grupo de gobierno provincial. Una concejala del Partido Popular en el municipio ourensano de Riós, de hecho, según aseguran -y muestran a través de una fotografía-, dejó su rúbrica en contra de este "nuevo recorte de la Xunta de Galicia en los servicios sanitarios públicos".

    07 dic 2019 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito