Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 06 diciembre 2022
02:36
h
{ EL DÍA DESPUÉS }

La sorpresa

    El otro día comentaba que Betis y Joventut se enfrentarían en la próxima jornada, que es de descanso para el Obra, por lo que a uno de ellos lo tendremos con dos victorias más, salvo que surgiese la sorpresa en Sar ganando al Real Madrid. No hubo sorpresa, hubo sorpresón porque no fue un partido normal, fue un partidazo de esos que se recordarán durante mucho tiempo, por el buen juego del Obra y también porque el Real Madrid jugó a un nivel aceptable y siempre tuvo el partido controlado pese a ir por detrás en el marcador en casi toda la segunda parte.
    Respetando, cómo no, las opiniones de Moncho, que dijo que la clave estuvo en el gran nivel defensivo del segundo cuarto y la de todos los que estuvimos en Sar que seguro que consideramos que fue decisivo el acierto en los triples del tercero, y, sin dejar de también estar de acuerdo con la gran importancia de ambas opiniones, para mí lo decisivo fue saber jugar muy bien y con mucha templanza en los dos minutos finales, precisamente cuando era más difícil tras las canastas de Hunter y Llull que ponen al Madrid con un punto arriba (79-80, min. 38). Muchos pensamos que el sueño de la sorpresa se escapaba, pero en contra de lo que estamos acostumbrados a ver, el Llull Sistema esta vez no funcionó y, por el contrario, los jugadores del Obra hicieron con acierto y tranquilidad lo que tenían que hacer para ganar sin que a ninguno les temblase la mano en los tiros libres. Esto no es nada fácil porque cuando los grandes remontan en los finales de partido adquieren una dinámica en el juego muy difícil de cambiar. En Sar lo sabemos ya que últimamente lo hemos pasado muy mal y perdido.
    En la retina se nos quedará el festival de triples del tercer cuarto, que fue impresionante. Ante cualquier otro equipo hubiese bastado para la victoria, pero a pesar de ello los de Laso fueron capaces de seguir muy cerca, respondiendo con canastas que conseguían en un abrir y cerrar de ojos y les permitían seguir agazapados en busca de la remontada. En fin, una victoria importantísima por muchas cosas más de las que supone en la tabla clasificatoria. Ganar así, a todo un Real Madrid, da mucha moral, prestigio y respeto ante todos los rivales que están en las batallas que quedan de la guerra por la salvación. Ha llegado Maric, que ya ha aportado lo que sabe hacer, oficio y rebote, y que recibió una buena dosis de cariño de los aficionados, de la que seguro habrá tomado cuenta el recién llegado Barlow. La experiencia y conocimiento del juego de ambos debe ser muy importante en este tramo final de la Liga que no para de dar sorpresas, como las victorias del Betis en Fuenlabrada y del Murcia en Bilbao, que aumentan el suspense en la cola, o que el líder, a pesar de perder con el Valencia, siga siendo el Iberostar Tenerife. Pero, Sorpresón, el del Obra.

    20 mar 2017 / 20:46
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito