Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 04 agosto 2020
02:35
h
El FUTURO DE LA QUINTA EMPRESA DE GALICIA

Sousa Faro plantea una férrea defensa de la galleguidad de Pescanova: no va a ceder ante el acoso

El presidente de la multinacional mantiene la firme determinación de seguir al frente // Se ve avalado por plantilla, directivos y la gran mayoría de los accionistas frente a los grupo interesados en ‘conquistar’ la firma

Manuel Fernández de Sousa Faro, presidente de Pescanova, tiene la "firme voluntad y determinación de continuar al frente de la empresa". Así lo confirmaron a este periódico desde fuentes próximas a la compañía confirmadas también con contactos con analistas e incluso responsables de entidades financieras. En estas pesquisas quedó claro que el empresario pontevedrés pretende valerse del aval que le confieren los muchos años de "aciertos de la compañía, su expansión internacional, el conocimiento clave que tiene de la sociedad y que domina las claves de su sector, el complicadísimo mundo de la alimentación pesquera y la acuicultura". Ha decidido decir basta y plantar batalla a los "intereses ajenos a Galicia, potentes grupos foráneos que estarían encantados de que abandonase la presidencia". Y no será así. Fernández de Sousa Faro se ha conjurado con sus fieles para evitar, a toda costa, que estas "maniobras de grupos interesados acaben con la galleguidad de la empresa".

El presidente no estará solo en esta guerra. Frente al acoso de quienes "han llegado a contratar a grupos de comunicación para filtrar informaciones interesadas que pretenden poner en duda la viabilidad de la compañía", el presidente se ve avalado, según las mismas fuentes, por la plantilla de la compañía, la directiva y una parte mayoritaria del accionariado. Además, constatan que en la reunión de la banca acreedora en Madrid, una mayoría casi absoluta no quiere que se vaya Sousa Faro. Prefieren negociar la reestructuración con alguien que conoce a fondo los puntos fuertes y también débiles de Pescanova.

Quizá por ello en su comunicación del pasado jueves, tras el consejo extraordinario, quiso destacar que "entre otros asuntos se dio cuenta de la normalidad que la empresa mantiene tanto en sus centros fabriles nacionales como en sus operaciones pesqueras y de acuicultura en el extranjero".

 

ESCAPARATE EN LA WEB DEL REGULADOR BURSÁTIL.

Analistas financieros, banqueros y agencias de Bolsa seguían ayer con estupor la evolución de los acontecimientos tras la celebración el pasado jueves del consejo de administración extraordinario de Pescanova. Lejos de aclarar el futuro de la compañía, lo oscurece por la tormenta descargada sobre los registros de Hechos Relevantes publicados en la CNMV, protagonizados por quienes aspiran a tomar el control de la compañía. Si el jueves la nota oficial hablaba de "unanimidad" de los consejeros en la ratificación de su política de reestructuración, ayer José Carceller, con sillón en nombre de Damm, y François Tesch, por el fondo Luxempart, lo desmentían usando también el escaparate a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Ambos, que suman más del 12% del capital –más decenas de millones de euros en bonos convertibles en acciones– navegan juntos en Pescanova, como prueba que respondan a una sola voz, en un mismo comunicado: "los consejeros José Carceller y Luxempart, representado por François Tesch, quieren manifestar que, contrariamente a lo allí indicado –en la nota enviada por el grupo el día antes–, en la reunión del consejo de administración no votaron ni ratificaron la línea de reestructuración de la política financiera".

En su escrito, ambos aseguraron que se les ofreció información a los once consejeros presentes "sobre los trabajos de revisión que está realizando BDO Auditores a los que se refiere el Hecho Relevante remitido por Manuel Fernández de Sousa el pasado 12 de marzo". E iban más allá al señalar que "está previsto que el consejo se reúna la próxima semana, tan pronto como sea posible, una vez los trabajos de revisión que lleva a cabo BDO hayan sido completados".

Este comunicado, colgado por la CNMV a las 14.09 horas, recibía respuesta oficial por parte de Pescanova a las 15.46, firmado por César Mata Moretón, secretario del consejo. En esta misiva informaban, en último término, "que no existe convocada ninguna reunión del consejo de administración para la próxima semana". Saben bien que la cervecera Damm y Luxempart la requieren, pero así les recuerdan a ambos de quién es la potestad de convocarlos. Pescanova pone en mayúsculas que "SE ACLARA" que en la maratoniana reunión del consejo del jueves "se decidió continuar con el proceso anunciado en los Hechos Relevantes de 28 de febrero y 1 de marzo relativos al proceso de renegociación de la deuda financiera (línea de reestructuración de su política financiera), acuerdo que fue adoptado por unanimidad el pasado 27 de febrero".

 

LA CERVECERA CONTESTA

. "Preocupados" por "ciertas actuaciones que ocultan y hurtan al consejo, al mercado y al regulador información decisiva para tomar decisiones de futuro", el Grupo Damm advierte que en estos momentos para ellos el tema relevante "no es si Manuel Fernández de Sousa es o no presidente de la compañía". Damm ya no ocultan su desacuerdo con la gestión e insiste en que en el consejo del jueves no "se dio la información necesaria para tomar decisiones" y solo se presentaron cifras de los auditores. También desconocían si la semana que viene habrá, o no, nuevo consejo.

16 mar 2013 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito