Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
09:42
h
{ EL DÍA DESPUÉS }

Suerte, Adam

    Lo primero que deseo hacer es desearle al bueno de Adam Wazcynski toda la suerte que no ha tenido en esta temporada para la recuperación de su nueva lesión. Los maltrechos tendones de su mano han estado en las buenas manos del Dr. Valdés y solo necesitará paciencia hasta que le llegue el momento de la rehabilitación. A perro flaco todo son pulgas, y a la difícil situación del Obra en la clasificación se le une la nueva lesión de su jugador estrella, que a pesar de que su momento de forma no era el mejor, sí lo fue su ánimo de ayudar al equipo, del que nunca se borró a pesar de sus problemas en la espalda. Ahora le toca lidiar y vencer en esta nueva batalla. ¡Ánimo Adam!
    También necesitamos buenas dosis de ánimo sus compañeros y los aficionados, que estamos pasando por la temporada más dura, algo a la que no estábamos acostumbrados, cuando sería la situación lógica y normal. El espejismo del buen inicio de la temporada se ha convertido en un calvario de resultados adversos que cuesta subir más de la cuenta por la falta de experiencia en estos menesteres. Tras lo visto ante el Herbalife Gran Canaria, si se formalizan los fichajes de Evgeny Kolesnikov y de Aleks Maric se añadirían puntos en el tiro exterior y mayor presencia en el rebote, las dos lagunas en las que nos hemos acabado hundiendo. La táctica puede ayudar, pero si se falla y no hay segundas oportunidades y, por el contrario, el oponente las tiene y transforma, te pasa factura. La puntería muchas veces se basa en la autoconfianza y de eso, en estos momentos, los jugadores del Obra no están precisamente sobrados, pero el rebote es algo innato en el jugador y difícil de mejorar con el entrenamiento. Felipe Reyes, por ejemplo, los lleva cogiendo toda la vida. Desde su etapa junior, que fue cuando lo conocí, les aseguro que nunca le he visto hacer un entrenamiento específico para mejorarlo. Es cuestión de ganas, intuición en la colocación, y un buen timing en el salto, y esas cualidades se tienen o no se tienen. Como el Obra anda escaso en ello, si se concreta el fichaje de Aleks Maric y llega en forma, aunque no sea un anotador puede ser una buena solución sobre todo pensando en el partido ante el Estudiantes en Madrid, decisivo de cara al final de la temporada.
    Escribía la semana pasada que para ganar al Gran Canaria el Obra tenía que hacer muy bien sus deberes en defensa, que estuvo bien en lo táctico pero peor en lo individual, no dejar que contraatacasen con facilidad, que se hizo bien en la primera parte y mal en la segunda, y terminaba con el deseo de al menos igualarles en el rebote, que fue imposible sobre todo en el último cuarto por las ganas e intensidad que los de Aito pusieron. Así sería muy difícil ganar, pero sin acierto fue imposible. Toca esperar a ver si sonríe la fortuna en Badalona el próximo domingo. Suerte a todos en estas semanas decisivas, en especial a Adam.

    04 abr 2016 / 22:19
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito