Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 05 diciembre 2022
02:05
h
BALONCESTO ·· LIGA ACB

Terremoto en el Xacobeo Blu:sens con el despido de su director general

Juane: "Nunca me he sentido ni respaldado ni reconocido" ·· El presidente del Xacobeo Blu:sens Obradoiro, José Ángel Docobo, anunció por sorpresa el cese de su director general alegando "falta de confianza" ·· El coruñés acusa a la directiva de injerencias y alaba al ex vicepresidente Javier Laíño

La junta directiva del Xacobeo Blu:sens Obradoiro dio ayer un giro de timón radical en su proyecto en la elite. La caída del equipo a puestos de descenso ha provocado dos decisiones que se pueden calificar de drásticas, arriesgadas y auguran un futuro incierto. Si es bueno o malo sólo lo dirá el tiempo.

En lo deportivo, el director de este área Alberto Blanco cerraba el fichaje de Jeremiah Massey, un pívot de 28 años y 202 centímetros que sin duda aportará un salto de calidad al equipo de cara a la dura lucha por la permanencia que se avecina. En lo institucional, el presidente José Ángel Docobo confirmaba el cese de su director general Miguel J­uane, alegando "falta de confianza". Este adiós, sorprendente y difícil de digerir en este momento de la temporada, se une a la dimisión en la noche del domingo del vicepresidente Javier L­aíño. El club pierde en menos de 24 horas a dos piezas importantes en la consolidación del sueño en la ACB y aunque la imagen que se transmite es de desunión, batalla interna o incluso lucha de egos, la directiva insiste en que las consecuencias justificarán el impacto inicial en la afición e incluso el aluvión de críticas. "Un cargo de alta dirección es un cargo de absoluta confianza y entiendo que cuando esta se rompe no tiene sentido seguir", aseveraba el presidente Docobo. "Hay momentos de mucha tensión y las personas reaccionan de forma diferente. Hay situaciones muy complicadas y en la convivencia las cosas hay que llevarlas de una determinada manera para seguir unidos y dar de cara al exterior una imagen de club. A veces se toman decisiones, hay actitudes y cosas que entendemos que no pueden seguir así", añadía.

Una situación insostenible

Las discrepancias entre los dirigentes y su director general se inician desde el arranque de la temporada. La directiva entiende que debe ser más partícipe del día a día del club, no quiere sentirse excluida aunque sea Juane el encargado de tomar decisiones, y comienza un choque casi continuo en la forma de llevar el proyecto que desencadena este final, anunciado a la prensa antes que al propio afectado. El cesado asume el por qué de su despido. "Entiendo que hay una quiebra de confianza. Se ha ido Laíño que para mí era un caballero, un señor con unos conocimientos de economía a nivel de auditoría, que es el artífice de que esto salga en ACB y ha sido el gran tapado, lo veo además como imprescindible para la transformación en SAD, y su marcha me deja bastante desamparado", reconoce el abogado. Aunque anuncia una próxima rueda de prensa para detallar su labor en el Obradoiro, el ya ex director general defiende su trayectoria. "He trabajado de la mejor forma que he creído desde el punto de vista profesional y siempre en beneficio del Obradoiro y ese es mi sentimiento. Yo sigo siendo del Obradoiro y quiero que le vaya lo mejor posible, de corazón. Ahora hay que apoyar a los que se quedan, a esa directiva, porque los veo muy desorientados", añade. Juane señala directivamente a los responsables de su cese. "Nunca me he sentido ni respaldado, ni apoyado ni reconocido en mi trabajo. Por parte de la directiva no he tenido apoyo, sino más bien al contrario, el trabajo que se ha hecho se ha hecho pese a la directiva y no toda, sino a estos dos nombres, Docobo y Pepe Martínez (secretario), que creo que han sido poco constructivos. Son los que toman las decisiones y probablemente a la inversa yo los hubiese echado, pero como no puedo, me echan ellos a mí", insiste. Juane reconoce estar "dolido". "No dejaban trabajar a los profesionales y se han metido en labores que no eran de su competencia, han tenido injerencias en cosas que eran importantes y eso nos ha llevado a discrepar", continúa. El coruñés considera que el presidente "tiene muy poca idea de baloncesto y del mundo empresarial" y le achaca "una filosofía de absoluta frialdad". "Me manifestó que estaba deseando dejar paso, que otros cogiésemos el relevo y gestionásemos, pero de repente cambió su criterio y no sé por qué", reitera.

EL DIRIGENTE, FIRME

"No se trata de un capricho"

Pese a que durante la tarde Javier Laíño apuntaba la posibilidad de que la directiva recondujese la situación e incluso trató de mediar para que se diese marcha atrás, Docobo fue tajante y ratificó el cese de Juane. "Esta es una situación recurrente que ya no tenía salida", insistía. "Estoy dispuesto a explicarles a las personas las cosas. Juane es un fichaje mío, no es de Xacobeo ni de Blu:sens. En un contrato de este tipo, si se quiebra la confianza, no tiene sentido", añadió el dirigente que negó que su decisión respondiese a un calentón. El mandatario también rechazó las criticas del cesado. "Yo nunca he tenido injerencias en su labor. ¿Si por eso se entiende que el presidente esté informado de los pasos que se dan? El presidente tiene que estar informado de lo que pasa y si él no quiere y hace la vida por su cuenta, esto no tiene ni pies ni cabeza", afirma.

"Han fichado a quien han querido, a los entrenadores, a los jugadores, etc, pero ahora están las habas contadas y la directiva ahora sí tiene que decir cuidado con lo que pasa ahí, porque si se endeuda el club los llamados profesionales son los primeros que se marchan y ya hemos vivido en nuestras carnes lo que significa endeudar el club", reconoce. "No se trata de un capricho de echar a este porque me da la gana", reitera Docobo. "Estoy defendiendo la dignididad del Obradoiro en su conjunto y represento a la masa social, no es José Ángel Docobo contra Miguel Juane", sentencia antes de añadir: "Seguiremos viviendo y dentro del club hay gente preparada para hacer cosas". "Que nadie se preocupe que vamos a seguir para adelante", quiere dejar claro .

Juane: "Ahora hay que apoyar a los que se quedan, a esa junta directiva, porque los veo muy desorientados"

"Por parte de la directiva no he tenido apoyo, sino al contrario, y el trabajo que se ha hecho se ha hecho pese a ella"

"No dejaban trabajar a los profesionales y se han metido en labores que no eran de su competencia".

 

16 feb 2010 / 03:11
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito