Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 07 agosto 2020
00:31
h
{ otras letras }

Sobre toros, leyes y tiempos

    "COMO el toro me crezco en el castigo, / la lengua en corazón tengo bañada / y llevo al cuello un vendaval sonoro", escribía de manera hermosa Miguel Hernández. Un poco más pedestre, Wert presume de crecerse como los toros bravos ante las críticas violentas surgidas por la nueva ley que propone el ministro. Si mal no recuerdo, ésta es la octava Ley de Educación a lo largo de la democracia, que durará lo que dura un ministerio. No hubo ministro de Educación en este país que no trajera una nueva ley, víctima de este furor legislativo que ya en la Roma clásica exasperaba a Tácito: "corruptissima republica plurimae leges", leemos en los Anales.

    Decía Churchill que los tiempos en política son más importantes que los tiempos en los verbos. Y tenía toda la razón. Hay un tiempo para cada ley y hay un tiempo para cada medida. Lo que no parece de recibo es producir leyes maximalistas en tiempos de crisis cuando, por ejemplo, en Cataluña, que es donde más duele, están en un proceso de autodeterminación. Algo que atente contra su lengua, que es allí muy sensible, produce un efecto devastador y alimenta el victimismo, que es lo que España menos necesita en estos tiempos. Wert, como un nuevo Cid, quiere españolizar Cataluña, como si Cataluña no fuese ya España, aunque de manera distinta y con otro punto de vista, tan legítimo como cualquier recentralización que se intente. Además, permítanme que descubra el Mediterráneo y diga que los niños en Cataluña hablan catalán y que esta lengua la tienen desde el claustro materno.

    Exsecretario de ayuntamiento

    14 dic 2012 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito