Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 04 julio 2022
13:11
h
CUENTA ATRÁS AL PARO INDEFINIDO

Trabajo dice 'no' al ERE y la Xunta obliga a Caramelo a reabrir su planta el lunes

La decisión será de Mato, que cree que la inspección estatal constata la "difícil viabilidad" del grupo ·· La dirección rechaza la oposición al expediente, pero los sindicatos la celebran

La jornada de ayer fue de vértigo para Caramelo. La textil vive sus horas más bajas tras los graves incidentes provocados el pasado jueves por los propios trabajadores en la fábrica. La olla a presión reventaba, y a primer hora de ayer se conocía la primera consecuencia: la dirección anunciaba el cierre patronal temporal del centro por la "imposibilidad de garantizar la seguridad de personas y bienes materiales". Un jarro de agua fría para los sindicatos que se transformaba en minutos en euforia: la Inspección de Trabajo les anunciaba que no hay causas económicas que justifiquen el despido de 237 trabajadores a través de un ERE. Y la Xunta instaba al grupo a abrir la fábrica el lunes.

A pesar de los evidentes problemas financieros que atraviesa la textil, los representantes sindicales celebraban la decisión del organismo laboral dependiente del Estado, que conocían ayer en una larga reunión con el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, y el director xeral de Relacións Laborais de Traballo, Odilo Martiñá, celebrada en el edificio administrativo de la Xunta en A Coruña.

Guerra señala a Traballo

De esa forma se entiende que la Xunta puede rechazar el expediente de regulación de empleo planteado hace algo más de un mes por los directivos de Caramelo, aunque Guerra recordó que el informe de la Inspección debe ser "estudiado por Traballo". No obstante, casi a la misma hora, y apenas a un kilómetro de distancia, en otro acto la conselleira Beatriz Mato comentó que el informe "ven a ratificar a situación de difícil viabilidade económica da empresa". "Constata que padece serias dificultades e non amosa expectativas moi halagüeñas para o que é o trámite do ERE", precisó.

Sin embargo, los sindicatos salían convencidos de que se dio una estocada al ERE, y que ahora le toca dar la puntilla a la Xunta. Además, Odilo Martiñá, detalló Dores Martínez, de CIG-Téxtil, se comprometió a emitir una resolución que levantó el cierre patronal y lo cumplió: los empleados podrán estar el lunes, a la 7 de la mañana, en su puesto.

Posición de la compañía

La dirección de Caramelo no lo tenía ayer tan claro, pues aseguraba que persistía el clima de inseguridad, que pone en peligro a personas y medios productivos. Eso si, acatará la decisión, aunque llamando a los trabajadores a que desistan de la violencia.

La textil mostraba ayer su disconformidad con el rechazo de la Inspección de Trabajo al ERE, cuya aprobación ve "imprescindible" para salvar 595 empleos y a la empresa de la insolvencia. Destacó que el informe reconoce la existencia de una "causa económica" para presentar del expediente, y la consideración de que el recorte laboral es una "medida correctora" encaminada a asegurar su viabilidad.

POR EL DIÁLOGO

El desbloqueo, en otra ronda de negociación

Finalizada la reunión con cinco miembros del comité que preside Isabel Muiño y cuatro representantes encabezados por Manuel Lores de CCOO y Paulo Carril de la CIG, Javier Guerra se comprometió a que el martes o miércoles se produzca una nueva ronda negociadora entre sindicatos y empresa. Hasta ese momento, los trabajadores levantarán sus movilizaciones.

"Hay que recuperar el clima de diálogo para llegar a un acuerdo satisfactorio", manifestó Guerra, que confirmó que los 31 millones de euros que le inyectó el bipartito a Caramelo fue a través de créditos avalados y "sin ninguna condición", salvo las habituales para cualquier préstamo.

La representante de CIG-Textil, Dores Martínez, y Manuel Lores, reiteraron que si la empresa retira el ERE están predispuestos "a hablar de todo", y que "si hay consecuencias laborales para los trabajadores se negociarán, pero sin coacciones ni presiones" .

LOS DATOS

Errores de gestión

La Inspección de Trabajo coincide con la dirección actual de Caramelo en su informe: las razones principales de las pérdidas acumuladas reside en los graves errores de gestión en los últimos años.

Recorte de gastos

Errores pasados no disculpan los presentes y futuros, según la textil, y no eximen "de la absoluta urgencia de acometer una reducción inmediata de costes de producción eliminando a través del ERE la duplicidad de costes de la compañía". Sin ella no se podrá mejorar la gestión, y la Caramelo navegará hacia la desaparición .

13 jun 2009 / 04:37
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito