Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 11 julio 2020
18:20
h

Tratamientos privados en el Centro de Oncología de Galicia para evitar esperas

Esta fundación está financiada con dinero público // Pacientes eligen Muface, que en 2017 atendió a más de 94.000 personas

    Es bien sabido que las cifras de pacientes oncológicos aumentan año a año debido, fundamentalmente, a la esperanza de vida de la población. Por fortuna, también se han incrementado las cifras de curación y la calidad de vida de los enfermos tanto durante como después del tratamiento. En todas estas buenas nuevas hay un componente que los especialistas repiten sin descanso: la rapidez en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

    Es por ello que, frente al congestionado sistema público de salud, cada año más personas opten por la sanidad privada. Es el caso de los funcionarios que a principios de año deben elegir entre Sergas o Muface, pero también el caso de muchos gallegos que han optado por un seguro de salud privado para evitar esperas en el sistema público.

    Según los últimos datos publicados por Muface en su Memoria 2017, la Mutualidad atiende en Galicia a 94.925 personas (64.261 titulares y 30.664 beneficiarias), y solo en torno al 20% elige el sistema sanitario público. Al 80% de funcionarios que eligen atención privada se suman los poseedores de seguros privados, que van en aumento en los últimos años. La Fundación IDIS reseña un incremento anual del 1% en el período 2013-2016 en Galicia, en la que casi 450.000 personas tienen seguro sanitario privado.

    DE INTERÉS GALLEGO. Cuando una de estas personas es diagnosticada de un tumor y requiere tratamiento oncológico, prácticamente todas las opciones pasan por el Centro Oncológico de Galicia, un centro sanitario que depende "patrimonial y jerárquicamente" de una fundación benéfico-privada declarada por la Xunta de interés gallego y que recibe de las arcas públicas la mayor parte de su financiación anual, lo que le permite llegar a acuerdos con las aseguradoras del sector a precios mucho más ventajosos de los que paga el propio Sergas por los tratamientos y muy alejados de los que marca el mercado privado.

    El pasado año el Sergas anunciaba una partida de más de 45,2 millones de euros con la que la Xunta esperaba "cubrir la totalidad de la demanda del área norte de Galicia" en atención al cáncer, además de pruebas especializadas que puedan solicitar el resto de hospitales del Sergas. El contrato, tramitado por procedimiento negociado, con la fundación que dirige el Oncológico incluye los programas de radioterapia y quimioterapia. Según el Servicio Galego de Saúde, con este concierto se incrementan las prestaciones en radioterapia con nuevos procedimientos y la eliminación de la bomba de cobalto (cerrada a mitad del 2015). Además, en lo que se refiere a la quimioterapia se incluyen los tratamientos orales y no orales.

    INYECCIÓN MONETARIA. La importante inyección de dinero público le permite a este centro ofrecer tratamientos casi a precio de coste "o incluso por debajo", tal como señalan fuentes del sector sanitario. Y por este motivo es prácticamente la única opción para los asegurados gallegos, ya que se dificulta de alguna manera el desarrollo de la libre competencia a otros centros sanitarios que pueden ofrecen los mismos servicios a precios de mercado", y que no pueden competir con un centro "subvencionado" con el dinero de los gallegos.

    Aunque se inauguró como Centro Oncológico de Galicia (COG) en 1972, su origen está en la década anterior asociado a la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) y al Hospital Labaca, en cuyas dependencias se instaló una de las tres primeras unidades de cobalto que llegaron a Galicia y que a partir de 1986 se convertiría en sede del centro oncológico, ya constituido como fundación independiente que, pese a ser de carácter privado, su declaración de "interés gallego" le aporta pingües inyecciones económicas a cargo del erario público para tratar pacientes del sistema público pero también a la práctica totalidad de los que reciben su tratamiento oncológico a través de seguros privados.

    30 dic 2018 / 00:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito