Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 05 diciembre 2022
15:01
h
sINGULARIDAD

Los turistas "cocinan" en la Plaza de Abastos de Santiago los productos frescos recién comprados

El restaurante del Mercado de Abastos ofrece un peculiar servicio, ya que uno puede adquirir lo que quiera en los puestos y pedir que se lo preparen allí mismo ·· Los peregrinos acuden para degustar las delicias gallegas

¿Se imaginan ir a comprar un rico centollo al mercado y pedir que se lo preparen allí mismo? Pocas ciudades pueden presumir de este cómodo servicio en una de las plazas más visitadas por turistas y peregrinos. Entre los concurridos puestos del Mercado de Abastos, el restaurante Churro Manía ofrece la posibilidad de preparar platos con ingredientes a gusto del cliente.

"Lo más normal es que llegue un turista y te pida que le prepares lo que más le ha llamado la atención de la Plaza", comenta Ramón Isorna, uno de los responsables de este restaurante.

Y es que los productos que uno puede encontrar en la Plaza de Abastos "son de los mejores de la ciudad". "Aunque sea adornar mucho nuestro propio pastel, no podemos negar que aquí en Galicia tenemos las mejores rías y, en ellas, podemos encontrar los mejores mariscos", argumenta Ramón Isorna.

Este es uno de los grandes lemas de este curioso restaurante: somos caros, pero somos los mejores. Así, no es extraño encontrar este establecimiento repleto de turistas que vienen aquí deseando degustar los sabores más típicos de la mesa gallega.

"Es más normal que venga gente de fuera, porque los de aquí se compran ellos mismos sus productos y se lo preparan en su casa", comenta Ramón Isorna. "Eso sí, si se trata de sardinas o algo que llene la cocina de mal olor, prefieren que se lo cocinemos aquí", apunta.

Uno también puede acudir al restaurante sin haber comprado nada antes, pero se sigue asegurando la misma calidad ya que los productos son de la propia Plaza de Abastos, sólo que, esta vez, uno tendrá que fiarse de la elección de los encargados.

El único problema que plantea Isorna es el lugar, ya que considera que "nos limita mucho el espacio porque es un establecimiento muy pequeño. Lo ideal sería hacer algún tipo de reforma y ampliar el local".

Anécdotas con extranjeros

Como lo normal es que sean turistas y peregrinos los que más frecuenten el establecimiento de Churro Manía dispuestos a probar los platos típicos de aquí, las anécdotas con los extranjeros se suceden continuamente. "No me olvidaré de una chica de Filipinas guapísima que vino con un amigo pidiendo una mariscada porque no se podían ir de aquí sin probarla", cuenta Ramón Isorna. "Después se despidió con dos besos, me dio diez euros de propina y me dijo que recomendaría este sitio a todos sus conocidos".

CURIOSIDADES

Cobran un 10% por la preparación del plato

En la Plaza de Abastos, uno puede comprar los productos en el mercado y acudir a este restaurante para que se lo preparen allí mismo. En este caso, el restaurante le cobrará un 10% de su valor, ya que sería lo correpondiente al servicio que ellos ofrecen de preparación del plato. Si no se compran los productos antes, ese 10% se sumará a su valor, como en cualquier otro restaurante.

La calidad sigue siendo la misma, ya que, tanto si se compra directamente como si se pide allí, los productos son adquiridos por el propietario en la Plaza de Abastos.

Los callos son lo más solicitado en invierno

Según el encargado, este restaurante tiene más actividad en invierno que en verano, ya que en la época más fría y lluviosa del año "lo que la gente pide es una buen plato de comida caliente".

Aunque los mariscos suelen ser los reyes del mercado, "en invierno los gustos se decantan más por una buena ración de callos". Ellos son el producto estrella de este establecimiento para desquitarse de la humedad compostelana. Un buen café caliente también sirve para dicho fin y, según Ramón Isorna, "ellos cuentan allí con uno de los mejores cafés italianos" .

11 ago 2007 / 23:48
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito