Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 27 octubre 2020
21:08
h
una década de espera

Un deseo llamado tranvía

Desde 1997 por el paseo marítimo de A Coruña funcionan unidades turísticas en una línea de casi cinco kilómetros ·· La implantación del metro ligero metropolitano es una promesa habitual incumplida

Esto no es cine, es sólo la crónica de un anhelo de más de una década de que un verdadero tranvía, ahora llamado metro ligero, se implante en A Coruña. Existe uno turístico desde 1997 e incluso en 2003, al ampliarse su trayecto, una unidad moderna hizo pruebas satisfactorias sobre esa única línea, de más de cinco kilómetros, que va desde O Parrote (que ahora provisionalmente tiene su inicio en el Castillo de San Antón) hasta la rotonda de las Esclavas en la zona de Riazor.

Pero el tranvía futuro es algo más; es llegar al área metropolitana como ya lo hacía entre 1923 y 1957 la línea que unía A Coruña con Sada. En 2002 el alcalde Francisco Vázquez presentó un estudio al conselleiro José Cuiña. Y en 2004 CCOO apostó por aprovechar la actual línea férrea A Coruña-Betanzos, ya que la del AVE será totalmente nueva, para utilizar un tren-tran (unidad que adapta sus ejes a diversos anchos de vía).

Como proyecto real, la Xunta licitó en 2006 el estudio de tres líneas (Monte Alto-Estación de Autobuses-Universidad; Los Rosales-Estación de Autobuses; y Los Rosales-Plaza de Pontevedra) con 14 unidades de 275 pasajeros, un presupuesto de 160 millones y previsión para 2014, pero sin conexión metropolitana. El PP herculino lo rechazó, y anunció que hará un nuevo estudio olvidándose que en la reciente campaña electoral ya presentó tres líneas para 2011, la roja, de La Marina a los hospitales de As Xubias y en el futuro al área metropolitana; la verde, de la Estación de San Cristóbal a los polígonos industriales y la Universidad y más adelante el aeropuerto; y la azul, desde la citada estación a Los Rosales.

Mientras, en el nuevo PXOM se prevé un doble circuito desde la futura Estación Intermodal por la Casa del Mar y enlazando en O Parrote a la vía existente para volver por la Ronda de Outeiro a la Intermodal. De ella partiría otra a la Universidad y por el túnel de Eirís llegaría a Os Castros para unirse con la anterior en la Casa del Mar, y ahí utilizar la vía férrea hasta Betanzos.

Son tres proyectos diferentes, pero ¿cuándo uno de ellos podrá ser una realidad palpable?

. amartinez@elcorreogallego.es

AUTOBÚS ELÉCTRICO Y TROLEBÚS, ALTERNATIVAS

Por una plataforma específica

Los integrantes del Grupo de Ferrocarriles y Transportes de la ETS de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidade da Coruña (el catedrático Miguel Rodríguez Bugarín y los profesores Alfonso Orro Arcay y Margarita Novales Ordax) vienen insistiendo, en la última década, en que para disfrutar de un transporte público rápido y ecológico la clave es disponer de una plataforma específica y exclusiva para el mismo. Por ella puede discurrir un metro ligero, un tren-tran o un autobús eléctrico, como el presentado en 2008 en A Coruña en el Congreso de Ingeniería del Transporte .

Otras voces piden recuperar los trolebuses. En la ciudad herculina los hubo hasta 1979 y el que iba a Carballo era el recorrido (38 km) más largo de Europa. En Galicia, también existió entre 1943 y 1989 otra línea entre Pontevedra y Marín .

LOS PRECEDENTES

De Verín a Cabreiróa, el primero en Galicia

El primer tranvía de Galicia hizo de 1880 a 1923 el trayecto entre Verín y el manantial de Cabreiroá. Después hubo los urbanos de A Coruña (1903-1962) y Vigo (1914-1968), y los Vigo-Baiona (1914-1968), Vigo-Porriño (1920-1967), A Coruña-Sada (1923-1957), Pontevedra-Marín (1924-1942) y Ferrol-Neda (1924-1961).

La electrificación de las líneas, en 1913

En 1903 la primera línea (con mulas) va de Puerta Real a la Estación de FF.CC (hoy de Autobuses). En 1913 se electrifican las líneas con la cochera ubicada en el actual edificio de Hacienda y nacen la de Plaza de Mina por San Andrés a Puerta de Aires y de Cuatro Caminos a Monelos.

En 1923 ya llega al área metropolitana

Visto el éxito, se construyó que llegaría en 1923 a Sada, y que antes fuera entrando en servicio según se abrían tramos hasta Os Castros, As Xubias, Fonteculler, O Temple, San Pedro de Nos, O Carballo, Oleiros y Meirás. Eran 30 paradas y 90 minutos de viaje.

Declive por falta de recambios técnicos

La falta de recambios obligó desde 1948 a sustituir los tranvías por trolebuses (autobuses de tracción eléctrica con pértiga que aprovechaban el tendido). La línea a Sada desapareció en 1957, y en 1962 el último tranvía urbano (Plaza de Mina-Peruleiro) .

10 abr 2009 / 00:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito